Emociones para guardar en el cajón de los días bonitos

No me cansaré de repetir que es mucha la buena gente que me rodea y que me está ayudando a seguir este camino tortuoso al #yomecuro. Porque a veces la cosa se pone difícil, pero con su ayuda todo es más fácil, vamos saltando esos obstáculos que nos encontramos por el camino y seguimos… Y me estoy refiriendo a personal sanitario, de asociaciones de pacientes, a amigos, a compañeros, a conocidos, a seguidores de las redes que no conozco personalmente -pero que algún día conoceré-… y a mi familia. Tengo la suerte de tener una familia que vale millones. Sí, esta suerte la tengo yo… y ayer me lo volvieron a demostrar.

Pero, como siempre, empecemos por el principio. Ayer sábado amaneció un buen día, tras el temporal que sufrimos el día anterior en Sevilla. Ya comenté en el post anterior que la noche del viernes no había dormido nada por culpa del insomnio que me provoca la dexametasona. Vi la final del concurso del carnaval de Cádiz completa, escribí algo por aquí y sumándole un ratito de lectura y de televisión llené la noche completa.

Tras desayunar en casa, le dije a mi Patri que me llevara al campo para darle una vuelta a aquello tras las últimas lluvias, y así seguía con sus prácticas de coche. Estaba en casa mi yerno Alberto que también nos acompañó.

Por la tarde-noche teníamos previsto asistir mi Merchi y yo a un acto dedicado a los donantes que organizaba mi querida Hermandad de Los Gitanos y a la que también nos acompañarían Patri y Alberto. Mi mujer había contactado con alguien de la Hermandad y me dijo que tendríamos un sitio reservado, pero que deberíamos ir pronto porque iba mucha gente. El cartel del evento era este:

Llegamos al Santuario de Los Gitanos un poco antes de las 19:30, que era cuando se celebraba la misa, pero que suspendieron porque el sacerdote tuvo un problema y no pudo asistir. Vi que poco a poco fueron llegando mis hermanas, mis cuñados y cuñadas, mis sobrinas. Me alegró mucho verlos, pero no sospeché nada de lo que vendría después porque supuse que Merchi les dijo a todos lo del evento de donantes y la actuación de la Banda y decidieron asistir.

La actuación de la Banda del Nazareno de Arahal fue genial. Tocaron «Cristo del Amor» entrando al tempo, después ocho marchas propias a cual más bonita y terminaron con «La Saeta». De vellos de punta. Gran banda y grandísima actuación la que hicieron.

Cada dos marchas iban interviniendo distintas personas: mujeres trasplantadas contando su experiencia y pidiendo la donación de sangre, médula y órganos. «No te lleves al cielo lo que puede hacerle falta a alguien aquí y darle vida», dijo Carmen, trasplantada de médula. Intervinieron los hermanos mayores de las Hermandades de Torreblanca y de Jesús Nazareno de Arahal, que también estaban en el acto. Esta última hermandad es la que viene organizando este acto en favor de la donación desde hace diez años y esta vez ha sido en el Santuario de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias, delante de Él y de Ella. No se me ocurre mejor sitio.

Y lo que yo no esperaba es que yo fuera a intervenir. Cuando escuché a David -uno de los organizadores del acto, hermano y costalero de las Angustias- decir mi nombre y hacer un pequeño recorrido de mi trayectoria desde que soy paciente de mieloma, lo entendí todo. Se había puesto de acuerdo con mi Merchi para que estuviéramos allí y yo interviniera. Y ella se encargó de comunicarlo a la familia sin que yo me enterara y allí estaban. Os juro que no me esperaba nada de esto, siempre pensé que iba como asistente, pero ya a posteriori uno se va enterando de cómo fue la historia y de la que lio mi Merchi para que todo fuera así. ¿Es para quererla o no? Y mi gente allí. Los quiero con locura. Y muchas gracias a David y a Emilio por pensar en mí para este bonito acto.

Os dejo por aquí mi intervención, tengo varios vídeos, pero voy a poner el que grabó mi hermana Auxi que está completo. Espero que se entienda bien lo que digo. Desde luego habló mi corazón, porque yo no llevaba nada preparado. Impresionante el aplauso final que recibí de los asistentes, todos de pie aplaudiendo -los miembros de la banda también-. Momento muy emocionante que no se me va a olvidar en la vida. Al cajón de los días bonitos y buenos momentos que va…

Antes de terminar el acto, uno de los responsables de la Banda -¡qué bien tocaron!- nos entregaron un regalo a las personas intervinientes. Este fue el mío, que desde luego va a ocupar un sitio privilegiado en mi casa:

A Juan Manuel Díaz Rodríguez por promover la donación de vida con su participación en la X edición del Concierto de Donantes y Trasplantados del Nazareno de Arahal

Terminó el acto con la interpretación por parte de la Banda del Himno nacional y de «La saeta» y con la intervención de José María Flores, Hermano mayor de los Gitanos, que nos dedicó unas palabras muy bonitas a los que por allí estábamos y le entregó un libro editado por la Hermandad a uno de los responsables de la Banda.

Cuando terminó el acto pude saludar a mucha gente que me daban ánimos y me mandaban fuerzas para seguir: mis hermanos de la Junta de Gobierno de Los Gitanos, el Hermano Mayor, José María Flores, Manolo Lorente y Juan Carlos García Ibánez, miembros de la banda, público asistente… Me encantó conocer a Carmen, paciente de leucemia y trasplantada de médula. Y nos hicimos esta foto…

Nos fuimos la familia a tomar algo juntos a un sitio que siempre recomiendo y que nunca falla… a Casa Dani. Y además es amigo nuestro. Muy buena cena compartida con muy buena gente. Más días así es lo que yo quiero… y siempre con ellos.

Mi hermana Auxi ha creado un álbum digital en el que estamos incluyendo todas las fotos y vídeos que tenemos todos los miembros de la familia. Puedes acceder desde aquí:

Fue algo precioso, pero quedémonos con lo importante de este tipo de actos: Si cumples los requisitos, dona sangre, hazte donante de médula y hazte donante de órganos. Y difúndelo, porque esto es tarea de todos y se salvan vidas.

Seguimos viviendo…

2 comentarios en “Emociones para guardar en el cajón de los días bonitos

  1. Querido Juanma: GRACIAS, GRACIAS Y MÁS GRACIAS por ser usted un ejemplo de PERSONA ADMIRABLE EN TODOS LOS SENTIDOS…. Todo mi cariño, admiración y apoyo, GRACIAS, USTED HACE QUE EL MUNDO SEA UN LUGAR HERMOSO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.