C1D15: Tercera sesión del primer ciclo del nuevo tratamiento

Ayer viernes me tocó. Tercer viernes seguido y todavía me queda otro más para terminar el primer ciclo del nuevo tratamiento que me estoy poniendo en el Hospital de Día del Virgen del Rocío y que ya os conté por aquí. Pero antes, el próximo lunes, tengo cita con mi hematóloga Estrella para revisar las analíticas y cómo vamos. Esperemos que bien para poder seguir. Lo único que me he notado ha sido la pérdida total de audición por el oído izquierdo, los auriculares me lo chivan y en la última consulta que tuve esta semana con mi otorrina me lo dijo. En la consulta anterior -antes de empezar el nuevo tratamiento- me dijo que tenía perdida entre un 50 y un 60% la audición de ese oído. Pero parece que esto ha empeorado. Esperemos poder arreglarlo…

Me gusta siempre empezar a contar por el principio, pero esta vez el principio se va a la tarde-noche del jueves, pues teníamos prevista una quedada con mi gente de «Los del 67», mis amigos compañeros del colegio Salesianos de la Trinidad a los que conozco desde que tenía 6 años, hace 50 años -aunque algunos ya tienen los 57 cumplidos-. Una quedada que hacemos de vez en cuando, en la que compartimos cervecitas -yo SIN-, tapitas y montaditos, buenas conversaciones, recuerdos de nuestra infancia y juventud y nos preguntamos cómo están nuestras respectivas familias. Por supuesto, siento el apoyo que me dan -siempre están ahí- y fui acompañado por mi Merchi. Como llegamos pronto, acudimos a ver a Ellas, que siguen en mi equipo para seguir adelante. ¡Esto sí que es un equipo y no el Sevilla de este año! Tenía que darle las gracias:

Y después nos fuimos al local de Antiguos Alumnos, donde Pepe y su equipo nos atendieron tan bien como siempre. Fuimos saludando a todos los que llegaban -tuvimos algunas ausencias por estos catarros y virus que andan rulando-, pero aún así nos juntamos un buen grupo de amigos. Yo estuve todo el tiempo con la mascarilla puesta, porque tengo que protegerme especialmente como inmunodeprimido que soy. Sólo me la quité para comer y beber algo y para el momento foto:

Pasamos un buen rato, aunque Merchi y yo no nos fuimos muy tarde porque al día siguiente me tocaba una mañana completita de hospital. Esperemos que pronto podamos hacer una nueva quedada, porque las buenas costumbres no se pueden perder y además personalmente creo que dan vida, por lo menos a mí.

El viernes nos fuimos a las 7:30 al Hospital Virgen del Rocío Merchi, Patri y yo. Dejamos a Patri antes de las 8:00 junto a su puesto de trabajo allí -las consultas de Rehabilitación del Hospital de Traumatología- y Merchi y yo nos fuimos a aparcar y a desayunar, antes de irnos al Hospital de Día de Hematología, que es donde me ponen el tratamiento. Sacamos el ticket correspondiente y antes de las 9:00 me llamaron y me senté en uno de esos sillones azules. Cuando ya estaba acomodado, le dije a Merchi que se fuera para casa, porque allí tenía al menos 5 horas por delante y la avisaría para que viniera a recogerme. Me cogió la vía Bea -muy bien, por cierto-, me puso la premedicación por la misma y me dijo que mi tratamiento ya estaba allí, por lo que media hora después de la premedicación empezaríamos. Muchas gracias desde estas líneas a la gente de Farmacia. Cuando las cosas se hacen bien también hay que decirlas.

https://twitter.com/juanmadiaz/status/1745719078503805129

Afortunadamente mi cuerpo recibe bien el tratamiento, aunque hay que reconocer que se hace pesado, porque son más de cinco horas conectado a una máquina y sentado en un sillón. Paso el tiempo trasteando con el móvil y leyendo en mi e-book. Y también doy una cabezadita porque uno de los fármacos de la premedicación da sueño. Y los 40 mg de dexametasona que me pusieron por vía intravenosa es la que no me ha dejado dormir esta pasada noche. La verdad es que uno ya ha probado de todo y hasta se conoce los efectos que producen muchos de los medicamentos. Pero mientras hagan su función principal de controlar la enfermedad, aquí estaremos para aguantar lo que haga falta.

Acabamos cerca de las tres de la tarde, me recogió Patri, que acababa de salir de su trabajo y nos fuimos al coche donde nos estaba esperando Merchi. Cuando llegamos a casa, comimos algo y tocaba descansar porque, aunque uno haya estado todo el tiempo en un sillón sentado, también se cansa… y además recibe unos chutes en el cuerpo que, al menos, tiene que asimilar.

Por la noche jugaba a las 21:00 en el Sánchez-Pizjuán el Sevilla contra el Alavés. Iba a venir conmigo mi sobrino Manu, pero le avisé que sólo iríamos si me encontraba bien. Como afortunadamente fue así, nos fuimos para allá. Mi Merchi nos acercó a Nervión y llegamos prontito al estadio:

No fue bien la cosa. Tocó perder otra vez. 2-3 frente al Alavés. Nosotros nos salimos del estadio en el minuto 80, justo cuando Ocampos marcó el penalti del 2-2. Pero ya fuera del estadio nos enteramos del tercer gol del Alavés. De nuevo una derrota. Nos salimos antes del estadio porque los que vamos en silla tenemos que coger el ascensor y se forman grandes colas al final del partido. Además ayer, de los dos ascensores que hay, sólo funcionaba uno. Nos recogió Merchi, dejamos a Manu en su casa y nosotros nos fuimos para la nuestra. Y antes de irme a la cama puse esto en mis redes:

Creo que esta noche pasada he dormido como máximo dos horas. La dexametasona, como buen corticoides que es, haciendo de las suyas. He leído un buen rato, he escrito este post, he visto alguna peli, he visto algunas actuaciones de las preliminares del concurso de carnaval de Cádiz. Y supongo que dentro de un ratito, cuando salga algo más el sol, daré un paseo con mi Talquita.

Que tengáis un buen fin de semana.

6 comentarios en “C1D15: Tercera sesión del primer ciclo del nuevo tratamiento

  1. Grande Juanma. A seguir , no te veo dejando al lado el camino del #yomecuro. Eres de los que no abandonan, nos conocemos hace mucho. Ánimo amigo y seguro que toda va a ir bien para ti. Para nuestro equipo no lo sé , pero para ti seguro que si.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.