Un #SalamancaOnTour diferente

¿Por qué diferente? Fundamentalmente por dos cosas: la primera es porque vamos mi Merchi y yo en nuestro coche, ya que en estos momentos estoy fuera de ensayo clínico y, por tanto, ya no tenemos financiación… ni de transporte, ni de alojamiento, ni de manutención. Pero puedo decir que esto no es lo importante pues, gracias a Dios, en estos momentos lo podemos afrontar. No es que nos sobre el dinero, pero tenemos claro que lo verdaderamente importante es controlar la enfermedad y, de momento, lo hemos vuelto a conseguir con este tratamiento que recibí de las CAR-T hace un par de meses, aunque siempre hay que estar alerta, porque el mieloma puede volver a aparecer cuando menos lo esperas. Uno ya tiene experiencia en esto, pero lo que toca es seguir viviendo y disfrutando de la vida.

Lo segundo que es claramente diferente, es el tiempo que tenemos que estar en Salamanca, ya que no tengo que recibir tratamiento de ningún tipo. Por lo que, si no hay ninguna prueba adicional, todo se limita a analítica y consulta. La extracción de sangre me la hago el día de antes para que el resultado de la analítica esté a la mañana siguiente y así entrar pronto en consulta con mi hematóloga. Por tanto, puedo decir que hoy hemos llegado antes que nunca a casa, salimos de Salamanca antes de las 11:00 y llegamos a Sevilla sobre las 15:30.

Pero, como siempre, empecemos por el principio. A las diez de la mañana del miércoles estábamos preparados mi Merchi y yo, pero esta vez no había taxi, nos íbamos los dos en nuestro Altea.

Ruta de la Plata p’alante y nos paramos a comer en el Hostal Asturias, que está en Jarilla, a una hora de Salamanca, y donde no nos parábamos desde que viajábamos con nuestro amigo Jesús, el taxista, hace más de dos años. ¡Pedazo de plato de papas fritas con huevo y chorizo a la brasa que cayó!

Cuando llegamos al hospital de Salamanca nos dirigimos al parking -era la primera vez que entrábamos allí tras haberse inaugurado hace poco tiempo, porque siempre nos llevaban en taxi y nos dejaban en la puerta del hospital- y la verdad es que nos gustó mucho este aparcamiento público. Lo que sigo sin explicarme es porqué tiene que ser tan caro un parking de un hospital -en Sevilla pasa igual, tanto en el Macarena como en el Virgen del Rocío, que son los dos que conozco-. Yo creo que nadie va a un hospital queriendo, estás obligado a ir porque te estás tratando una enfermedad, tienes una prueba o consulta o vas a visitar a algún paciente que está ingresado. Pero si vas en coche, hay que pasar por caja, porque opciones hay pocas. La explicación es fácil: es un negocio más, pero yo creo que la Administración tendría que ser más sensible con este tema, como con el de las televisiones de las habitaciones. Pero ya lo seguiremos peleando…

Como ya eran casi las cuatro de la tarde, quedaba poca gente en la Unidad de Ensayos, estaba una de mis enfermeras cracks, Mayte y la limpiadora de la Unidad, Alicia, que también es amiga. Fue Mayte la que me hizo la extracción de sangre para la analítica y nos hicimos estas fotos:

Cuando terminamos, cogimos el coche y nos fuimos para el hotel donde nos recibieron las amigas Rocío y Raquel. Nos dieron la habitación de siempre y nos fuimos a descansar un rato del viaje. Como no hacía mucho frío, salimos un rato a cenar algo y porque la foto en la Plaza Mayor no puede faltar en cada visita. Es un clásico.

A la mañana siguiente llegamos temprano al hospital y entramos pronto en consulta pues ya estaban los resultados de analítica. Era Bea, una de mis hematólogas, la que me atendió. Estaba acompañada de Gloria, estudiante de Medicina, a la que le dije que aprendiera mucho y aprovechara el estar allí, pues estaba en uno de los mejores sitios en los que podía estar. Algunas veces puedo resultar pesado con esto, pero es que lo pienso de verdad. Bea me preguntó cómo estaba, le dije que bien salvo los problemas del habla y los picores que siguen. Me confirmó que los resultados de la analítica estaban bien y que en la próxima visita, que será el 20 de abril, al cumplirse los tres meses de la infusión de las CAR-T,me tendré que hacer un aspirado de médula y un PET-TAC -¡ojú, un nuevo examen, miedo me da!

Y entre medias sigo esperando la cita para la resonancia craneal que me haré en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Yo no tengo ninguna prisa, la verdad. Pero cuando tenga que ser… que sea. Gracias por gestionarlo, Marta.

Las personas que van a escribir los testimonios que va a incluir mi cuarto libro no las he hecho públicas aún, pero sí os voy a adelantar que tanto Bea como Marta, dos de mis hematólogas cracks, van a dejar su testimonio en este libro. Tened por seguro que lo dignificarán. Es para estar contento porque, además de atenderme como magníficas profesionales, son excelentes personas.

Por cierto, estamos en los últimos días de campaña de crowdfunding de mi 4º libro solidario y tenemos que conseguir el objetivo final. Puedes hacerte mecenas desde aquí o contacta conmigo si necesitas ayuda.

Como no había tratamiento, acabamos pronto, desayunamos en la cafetería del hospital y salimos para Sevilla antes de las once de la mañana. Yo creo que es nuestro récord de terminar pronto… y eso que llevamos más de tres años de #SalamancaOnTour.

Llegamos a Sevilla un poco después de las tres, pues solo paramos una vez para echar combustible. Antes de subir a casa nos paramos en nuestro club social para tomarnos algo.

Ya por la tarde-noche tocaba descansar y sufrir con el partido que mi Sevilla FC jugó en Turquía pues, aunque perdió 1-0, hizo valer el 2-0 de la ida para clasificarse para cuartos de la Europa League. También vimos en familia el rosco que completó de una tacada el sevillano Rafa en Pasapalabra. Impresionante.

Y este finde tenemos la recta final de la campaña de crowdfuding de mi 4º libro (lo vamos a conseguir), y también tenemos el EABE23, que es un evento educativo que se celebra en Sevilla, a cuyo equipo de organización pertenezco, aunque he podido aportar poco porque las circunstancias no me lo han permitido. Pero ya contaré cosillas de esto que viviremos este próximo fin de semana… De momento podéis visitar la página eabe.es, donde tenéis toda la información. ¿Qué es el EABE?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.