A por las CAR-T (2): La incertidumbre

Los que padecemos una enfermedad, sea la que sea, tenemos muchos momentos de incertidumbre y, desde mi punto de vista, es una de las peores cosas que pasamos, por detrás de sufrir dolor y aguantar pruebas y tratamientos que a veces te dejan hecho polvo, porque a esto no hay quien le gane. Por supuesto, para mí en el primer puesto está el pasar dolor, porque me acuerdo de aquello que me decía mi hematóloga Marta: «El paciente no debe pasar dolor, para eso están los fármacos».

Y hoy me acuerdo especialmente de mi Migue, que el otro día de lluvia tuvo una mala caída e incluso le han tenido que operar de un tendón que tenía roto en la pierna derecha. Le han operado en el Hospital Virgen Macarena y sigue allí ingresado. Debido a la distancia a la que estamos, hablamos ayer mi Merchi y yo con él en una videollamada tras operarse el día anterior y estaba muy dolorido -todavía me acuerdo yo del dolor de los primeros días tras operarme de mi pierna izquierda-. Nos dimos ánimos mutuos y menos mal que están ahí mis hermanas Chari y Auxi pendientes de él todo el día. ¡A por todas, Migue!

En el post anterior conté por aquí todas las pruebas previas que me había hecho durante lunes y martes para hacer el ingreso en el hospital ayer miércoles por la tarde. Pero ese inesperado positivo en covid que di en el PCR que me hicieron lo trastocó todo. Estaba deseando que me llamara ayer por la tarde mi hematóloga Bea para que me dijera el resultado del PCR que me hice por la mañana pues, dependiendo de este resultado, se abrían distintas posibilidades. Volvía la incertidumbre y el darle vueltas a la cabeza, porque este positivo en covid se había cargado de un plumazo todo lo que teníamos previsto y programado para la infusión de las CAR-T.

A eso de las seis y media de la tarde me suena el móvil y es un teléfono que empieza por 923. Y pienso: «Este teléfono es del Hospital de Salamanca, fijo». Efectivamente, era Bea, que me da esta buena noticia:

https://twitter.com/juanmadiaz/status/1613229882753916928

¡Menos mal! Subidón total. Me abrazo con mi Merchi y ambos decimos que seguimos a por todas. Una incertidumbre menos, de momento, claro. Al rato de esta llamada de Bea recibo el SMS que confirma el negativo del PCR:

Recibo una segunda llamada de Bea en la que me dice que, tras comentarlo con la gente de Medicina Preventiva que lleva el tema del covid y consensuarlo con la doctora Mariví, lo más recomendable es dejar pasar 48 horas para hacer el ingreso. Por tanto, quedamos en que el viernes a primera hora me haría otro PCR en el Hospital y, si el resultado es negativo -que esperemos que sí-, ingresaríamos esa misma tarde para comenzar todo el proceso de la infusión de las células CAR-T. Esto quiere decir que vuelve la incertidumbre porque dependemos de ese resultado, pero esto es así.

Esto supone retrasarlo todo un par de días, lo cual se puede considerar un mal menor. No me cansaré de agradecer a la gente del Hotel Silken Rona Dalba el trato que nos dan, siempre pendientes de nosotros, que no nos falte de nada y extendiéndonos la estancia dos días debido a esta situación sobrevenida. Gracias, Rocío, Fernando y María José.

Hoy jueves no pienso salir del hotel para nada, hace fresquito en la calle y prefiero reservarme para que todo vaya bien. Solo saldrá mi Merchi para comprar algo para comer. El resto del tiempo estaremos confinados. ¿Os suena esta palabra? Antes de la pandemia no la conocía nadie… Podemos entender este confinamiento como un entrenamiento antes de ingresar en el hospital, porque en la habitación que nos asignen estaremos por allí un tiempo sin poder salir para nada ninguno de los dos. ¡Qué suerte tengo de tenerla a mi lado!

Hasta que no me vea ingresado en el hospital no me lo voy a creer… Vuelve la incertidumbre, pero todo va a ir bien. Esperemos que pueda titular el tercer post de esta serie así: «A por las CAR-T (3): Ingresados en el hospital».

Gracias de nuevo por vuestros ánimos. Seguimos…

2 comentarios en “A por las CAR-T (2): La incertidumbre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.