La primera de tres

Ayer pude disfrutar de la primera estación de penitencia de las tres que tengo previstas hacer este año, si Dios quiere y me da fuerzas para ello. Y digo que pude disfrutar porque realmente fue así. Acompañé al Señor del Amor de la Asociación cofrade Amor y Bondad de Sevilla Este durante todo su recorrido, desde las cinco de la tarde hasta las doce de la noche que se recogió. Mi forma física todavía no me permite hacer grandes recorridos andado; es verdad que estoy empezando a andar, pero con el apoyo de andador o bastones y de momento solo distancias cortas. Por eso le tuve que pedir ayuda a mi Talquita que, como siempre, estuvo dispuesta y me acompañó durante todo el recorrido. Es más, la luz de las baterías dispone de ocho indicadores, iban todos encendidos, pues cargué las baterías a tope ya que teníamos varias horas por delante. Pues bien, después de ocho horas seguidas en la calle no se apagó ni una sola de las ocho luces. ¡Qué grande mi Talquita y cuánto me está ayudando!

También me acompañaron en este recorrido mi hija Patri y mi yerno Alberto. Ambos pertenecen a la Asociación, ella salió con un cirio delante mía y él salió de costalero. Yo iba delante de la presidencia del paso. También estuvieron un rato acompañándonos mi Merchi y mis cuñados y cuñadas y buena parte del recorrido estuvieron a nuestro lado nuestros amigos Carri y Noelia.

No me cansaré de decir la clase que tiene la gente de esta Asociación. La clase de todos. De Antonio, de Sergio, de Enrique, de Jesús «Camarón»… no me sé más nombres… pero qué calidad humana demuestran. Desde que conocieron mi caso no han parado de demostrarme ese cariño con distintos actos, a cual más emocionante, incluso me nombraron socio de honor. El último fue este de ayer, en la última levantá del paso. Gracias a Alberto por la grabación del vídeo y a Enrique y a Carri por ayudarme a mantenerme en pie:

Como podréis imaginar me emocioné mucho. Detalles como estos llegan al corazón. Ya conté por aquí que el día anterior me habían emocionado con la entrega que me hicieron del codal con el lema #yomecuro que iría colocado en uno de los candelabros del paso y que tenéis aquí:

Fue una procesión muy digna. Acompañada por bastante gente durante todo el recorrido, con un muy buen andar del paso gracias al trabajo de capataces y costaleros, con una banda que tocó de maravilla… con un repertorio impresionante, en cuanto a variedad y a calidad de las interpretaciones. No sabría decir qué cantidad de marchas distintas tocaron, lo que sí puedo decir es que hubo muy pocas chicotás a tambor y que se repitieron muy pocas marchas. Enhorabuena a la Agrupación Musical Santa Cruz de Huelva por lo bien que lo hicieron. Y una curiosidad: uno de los miembros de la banda era el pequeño Hugo, que ganó una de las ediciones del programa «Got Talent» tocando el tambor siendo muy pequeño -dos años creo que tenía-. Todavía sigue siendo pequeño -tendrá unos cinco años- y ahí estaba el crío con su uniforme junto al banderín de la banda.

Otro detalle que me gustó mucho fueron las dos canciones que le cantaron al Señor del Amor por sendos coros, uno en Ciudad Verde y otro en el club Epopeya. El primero de ellos interpretó «La saeta» y el segundo la marcha «Costalero», interpretada junto a la banda. Será que como yo vivo este mundo de cantarle a las imágenes junto a mi coro de San José Obrero me gusta especialmente este tipo de detalles.

Muchas gracias a toda la gente de «Amor y Bondad» una vez más por ser como son, por todo lo que han trabajado y enhorabuena por lo bien que salió todo. Solo me queda transmitirles mi ánimo y el de mi familia para seguir así y ofrecerles nuestro apoyo en lo que podamos ayudar en el futuro… que a María Reina y Madre de los Apóstoles hay que sacarla a la calle… Todo se andará.

Y he titulado este artículo como «La primera de tres» porque esta ha sido la primera de las tres estaciones de penitencia que, si Dios quiere, haré este año. El sábado de pasión acompañaré a mi Hermandad de San José Obrero y en la Madrugá saldré en mi Hermandad de Los Gitanos detrás de la Virgen de las Angustias junto a mi amigo Carri. Siguen quedando emociones que vivir… y ahí estaremos.

3 comentarios en “La primera de tres

  1. Que bonito Juanma estas cosas que vives, estos momentos , con esa gente y sobre todo que grande lo que te hacen sentir.
    Yo me alegro mucho por ti, porque demuestras lo que disfrutas…
    De nuevo, otra vez y no me cansaré de desearte que sigas disfrutando de las cosas bonitas que te gustan.
    Un abrazo 😘😘💪💪

  2. Pingback: La segunda de tres | Blog de Juanma Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.