Seguimos en remisión

Esta semana tocaba un nuevo #SalamancaOnTour y en esta ocasión me ha acompañado mi Patri, ya que mi Merchi se encontraba con faringitis y no era plan de meterse un viaje y estar en un hospital dada la situación en la que estaba.

El C12D15, segunda sesión del duodécimo ciclo, doce ciclos ya… parece que fue ayer cuando empezamos y ya llevamos doce ciclos, que es llevar casi doce meses, casi un año, aunque en realidad empezamos en abril de 2021 porque los ciclos son de 28 días. Y ahí seguimos… y seguimos muy bien, que es lo importante.

El miércoles nos recogió para el viaje de ida un taxista al que no conocíamos -ya he perdido el número de taxistas distintos que nos han llevado desde que empezamos este ensayo clínico-. En esta ocasión fue Chema quien nos llevó, otro sevillista y abonado de Gol Norte… y otra buena persona y además costalero de Sevilla, por lo que la conversación fue fluida en todo momento. Un viaje muy agradable. Esperemos poder coincidir en alguna otra ocasión. Gracias por todo, Chema.

No paramos en todo el camino y llegamos pronto al hospital de Salamanca en torno a las 14:30, nos dirigimos a la zona de ensayos clínicos y allí estaban mis enfermeras cracks como siempre, que nos dieron la bienvenida a mi Patri y a mí y se sorprendieron de lo bien que iba andando con el andador. Mi niña y yo lo bautizamos en ese momento, le pusimos «Talquito», imagino que ya sabéis porqué. Hermano de la Talquita y ambos nombres provenientes del agradecimiento al Talquetamab, ese medicamento que me está dando la vida. Allí estaban Patri, María, Balbi y Mayte; a esta última le hice entrega de mis dos primeros libros dedicados pues me los había pedido en la anterior visita y fue ella quien me hizo la extracción de sangre y me tomó las constantes.

Cuando terminamos vino a recogernos Juan Carlos, que fue quien nos acercó al hotel, dejamos allí la maleta y nos acercó a la zona de la Plaza mayor, porque teníamos que comer algo. Nos fuimos mi Patri y yo al «Ruta de la Plata», donde comimos de arte, como se come siempre allí. Dimos un pequeño paseo porque hacía fresquito, nos hicimos la fotito de siempre, compramos unos bocatas de jamón para la cena y nos fuimos para el hotel. Saludamos a Rocío, que era quien estaba esa tarde en Recepción, se alegró también mucho de verme andando y nos trató con la amabilidad de siempre.

A la mañana siguiente nos volvió a recoger Juan Carlos, que fue quien nos acercó al hospital. Llegamos pronto y entramos pronto a la consulta con mi hematóloga Mariví, que estaba acompañada de Borja, otro hematólogo joven al que ya conocía de visitas anteriores, sobre todo de cuando empecé este ensayo estando ingresado y venía a verme. Hacía tiempo que no lo veía y me dio alegría volver a coincidir con él. Me comenta Mariví que la analítica está bien y que, por tanto, me podría poner el tratamiento, que en esta ocasión solo tocaba el Talquetamab. Y también me dice que la analítica de reevaluación de la última visita sigue estando muy bien, todo negativo en sangre y orina, por lo que podemos seguir diciendo que la enfermedad se encuentra en remisión completa. Muy, muy, muy contento tras volver a escuchar esto de mi hematóloga.

Cuando salí de la consulta me tumbé en una de las camas para esperar que llegara el tratamiento desde Farmacia y mientras esperaba pude saludar a varias personas con las que coincido en cada visita. Saludé a Elena, coordinadora de mi anterior ensayo; a Irene, coordinadora de mi ensayo actual; a Fernando, paciente gallego y amigo y a las enfermeras de prácticas Carla e Inés, que ya terminan la semana que viene sus prácticas por allí. Precisamente fue Inés quien me pinchó los cuatro chutes de Talquetamab cuando llegaron y fue Patri quien me tomó las constantes antes y después de los chutes.

Terminamos en torno a las doce de la mañana, una hora muy buena para volver a Sevilla y llegar con tiempo de ir al Sánchez-Pizjuán, pues ayer había partido de Europa League y, como mi Migue estaba en sus clases y no me podía acompañar, iría acompañado de mi amigo Carri.

El viaje de vuelta lo hicimos con Matías. Muy agradable, como siempre, mucha conversación y hasta escuchamos uno de los programas de «La voz de los imparables», el del 28 de febrero, en el que participaron mi enfermera crack Patri y mi amigo Miguel Rosa. Nos gustaron ambas entrevista a los tres y las intervenciones de mi hermana Auxi, que fueron geniales, como es habitual en ella.

Llegamos a casa en torno a las 16:30 y una hora después fue mi Mechi -que ya estaba mejor- quien nos acercó a Carri y a mí a Nervión, a las inmediaciones del Sánchez-Pizjuán. Allí pudimos disfrutar ambos de una nueva victoria de nuestro equipo. Ganó 1-0, aunque quedamos a expensas de lo que ocurra en el partido de vuelta de la próxima semana en tierras inglesas. Esperemos poder pasar la eliminatoria…

Un ciclo más terminado… y ya van doce. Dentro de un par de semanas empezaremos el ciclo trece y seguiremos con la misma esperanza y con todas las fuerzas posibles para seguir el camino en busca de ese #yomecuro tan ansiado… Y tú acompañándome como siempre en dicho camino porque #SomosImparables…

2 comentarios en “Seguimos en remisión

  1. Yo también muy , muy, pero que muy contenta de que todo vaya tan bien..
    A seguir disfrutando con todos los que te quieren y a seguir VIVIENDO….
    #yomecuro
    #SomosImparables
    #SeguimosJuanma.
    Un abrazo 😘😘💪💪

Los comentarios están cerrados.