Día de Reyes

Un nuevo día de Reyes que nos ha tocado vivir. No ha podido ser como estamos acostumbrados a vivirlo por las circunstancias actuales debidas a la pandemia, pero al menos algo se ha podido hacer. El día de Reyes comienza el día anterior, esa tarde del día 5 de enero en la que salen las cabalgatas por las distintas ciudades y pueblos. En esta ocasión en algunos sitios no se han lanzado caramelos, en otros ha habido una cabalgata estática, en otros sí ha habido caramelos, como en Sevilla. En definitiva, distintas formas de entender lo que se puede hacer y lo que no según donde estemos, como viene ocurriendo durante toda la pandemia.

En esta ocasión no fuimos a ver la cabalgata de Sevilla, porque entendíamos que era un poco lío desplazarse hasta el centro, aparcar y moverme con la silla de ruedas, así que nos conformamos con verla por televisión. Muy bonitas las carrozas de Sevilla, enhorabuena al Ateneo de Sevilla porque cada año dignifica más nuestra cabalgata.

Ayer por la tarde me acordé de la mejor tarde-noche de Reyes que he vivido… y mira que he vivido noches bonitas, pero la del año pasado fue espectacular. Vinieron a verme Sus Majestades a casa y me emocioné a tope. Aquí os lo recuerdo:

Y como se suele decir había que dejarlo todo preparado para la visita de Sus Majestades y había que acostarse tempranito. Eso hicimos y cuando nos levantamos esta mañana temprano nos encontramos el salón de casa así y además me enviaron los Reyes el siguiente vídeo:

Como siempre, los Reyes Magos se han portado muy bien con toda la familia, muchos regalitos recibidos y todos ellos útiles, pero para mí lo más importante y prioritario es que me mandan salud, lo mismo que hicieron hace justo un año y bien que se ha notado, pues he ido mejorando de forma paulatina y podemos decir que ahora estoy en un buen momento, con la enfermedad controlada gracias al tratamiento del ensayo clínico que estoy recibiendo en Salamanca. Esperemos poder seguir así…

Nos fuimos a almorzar con la familia a un bar -en el exterior, por supuesto-; se estaba muy bien pues hacía un solecito muy agradable y muy buena temperatura. Esto es una tradición en mi familia cada 6 de enero, pues es el aniversario de bodas de mis padres. Sí, se casaron el día de Reyes del 67 y a los nueve meses nacería yo. Hoy cumplirían 55 años de casados y, aunque no estén aquí, nosotros seguimos celebrándolo y brindando al cielo. Un rato agradable, como cada vez que estoy con mi gente.

Ya por la tarde tocaba recoger los regalos y ver el partido del Copa del Rey de mi Sevilla en Zaragoza. Afortunadamente ganamos 0-2 y ya estamos en octavos. A ver quien nos toca en el sorteo de mañana…

Y tras dos días de campaña de crowdfunding para la publicación de mi tercer libro «Cada vez más cerca del #yomecuro» estoy muy contento, pues ya hemos conseguido un tercio del objetivo y 79 mecenas. Todavía tenemos tiempo y estoy seguro que entre todos vamos a conseguir completar el objetivo. Pulsa aquí para hacerte mecenas y ayúdame con la difusión entre tus contactos. Seguimos…

Y para terminar os dejo una foto de uno de los regalos de Reyes que hemos recibido mi Merchi y servidor. ¡Hay que ver lo listos que son Sus Majestades…!

2 comentarios en “Día de Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.