#YoSueltoLaSillaOtraVez

Hace unos días tuiteaba esto:

Hoy tocaría un nuevo #SalamancaOnTour con mi Merchi para ponerme mañana el tratamiento del ensayo clínico que estoy siguiendo. Pero como me han citado desde el Hospital Virgen del Rocío para operarme de la rodilla el próximo viernes 19 -dentro de un par de días-, es por lo que mi hematóloga ha decidido que no viajemos esta semana y nos saltemos este ciclo. Esto era lo previsto en un principio, que si me tenía que perder una sesión del tratamiento que fuera la segunda del ciclo, pues en esta sesión solo me ponen uno de los dos medicamentos, el Talquetamab.

Está claro que ahora estamos en un buen momento pues, además de tener la enfermedad controlada con este tratamiento del que ya llevamos ocho ciclos, podemos aprovechar para arreglar esos destrozos que el mieloma ha hecho en mi cuerpo, sobre todo el tema de la rodilla, pues esto es muy importante para poder soltar la silla de ruedas y volver a andar. Si conseguí soltar la silla una vez volveré a hacerlo de nuevo. En esta ocasión llevo desde finales de agosto de 2020 sentado en la silla de ruedas… 15 meses, que se dice muy pronto pero que se hacen muy largos… y es que la silla de ruedas «quema». Al principio estuve con mucho dolor en la rodilla y con movilidad nula y, poco a poco y gracias a los tratamientos, el dolor ha ido desapareciendo y la movilidad ha ido creciendo. De hecho, desde hace unas semanas todos los movimientos en casa los hago usando el andador y dejando la silla de ruedas aparcada. Gracias también a todos los ejercicios que empecé haciendo con mi fisio Jorge y que sigo haciendo por mi cuenta día a día.

Según me ha comentado el doctor José Manuel Gallo, que es el traumatólogo especialista en tumores óseos que me ha estado tratando durante todos estos meses y que me va a operar, en la operación me van a limpiar la rodilla y me van a poner una prótesis. Es una intervención que ellos están muy acostumbrados a hacer y los dos pensamos que todo va a ir muy bien. De todas formas tenemos que ser precavidos, porque en un hospital se sabe cuándo se entra… pero no se sabe cuándo se sale. Y de esto tengo yo bastante experiencia.

Creo que será la primera vez en mi vida que entre en un quirófano, a pesar de llevar casi cuatro años liado con mi enfermedad. Con el mieloma todo ha sido a base de ingresos, de visitas al hospital de día, de recibir chutes por vía intravenosa o subcutánea, de hacerme pruebas de imagen (radiografías, resonancias, PET-TAC…) y algún que otro aspirado de médula.

Por primera vez voy a ir a una operación planificada. Ingresaré mañana por la tarde tras hacerme una prueba PCR para el covid y me operarán el viernes por la mañana. Todo apunta a que habrá unas nuevas crónicas hospitalarias…

Sé que estarás a mi lado, sé que me mandarás tu apoyo y tu fuerza y sé que todo va a salir bien. Os iré contando…

4 comentarios en “#YoSueltoLaSillaOtraVez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.