Mañana puede ser un gran día

Hoy es viernes… y mañana es sábado. Y digo que mañana puede ser un gran día porque me esperan tres acontecimientos importantes, uno por la mañana y dos por la tarde-noche.

Empezaremos el día tempranito yendo con mi Merchi a la Facultad de Derecho… no para recibir una clase, ni para hacer un examen, ni para dar una charla… iremos para que yo reciba la tercera dosis de la vacuna anti-COVID. Será Moderna, pues esta es la que recibí en las dos dosis anteriores. En ambas ocasiones me pincharon en el Salón de Actos del Hospital Virgen del Rocío, pues allí organizaron la vacunación para los trasplantados e inmunodeprimidos. En esta ocasión están citando en los centros de vacunación habilitados para la población general y en los centros de salud.

Tengo que agradecerle a Rocío y a Pilar las molestias que se han tomado para ayudarme a conseguir la cita pues, debido a que estoy recibiendo el tratamiento del ensayo clínico en Salamanca, solo me puedo vacunar en algunos días determinados para que el efecto de la vacuna sea compatible, según indicaciones de mi hematóloga. Me dijo que me podría vacunar entre hoy y el lunes y aquí está la cita para mañana:

Espero que me siente bien la vacuna y no tenga efectos negativos, sobre todo porque tengo que disfrutar de los dos eventos de la tarde. En las anteriores dosis la verdad es que no sentí nada raro. Será que mi cuerpo ya está hecho a recibir chutes de todas clases…

Ya por la tarde estaré junto a mi Coro de San José Obrero en un acto íntimo de la Hermandad. Volveremos a cantar después de mucho tiempo. Eso sí, con mascarilla y con todas las medidas de seguridad.

Y a partir de las 21 horas tendremos un acto de presentación de mi segundo libro «Y seguimos siendo imparables». Será en la parroquia de San José Obrero de la calle Arroyo y allí os esperamos. Gracias a mi amigo Castro y a mi Hermandad por hacerlo posible. Teníamos pensado haber hecho esta presentación en el mes de junio, pero tuve que ingresar en el hospital y ya después llegaron el verano y las vacaciones y no era buen momento. El mejor momento ha llegado y será mañana.

Para quien no pueda venir o no esté en Sevilla intentaremos emitir la presentación haciendo un directo a través de mi página de Facebook, que también quedará grabado para poder verlo con posterioridad.

Os reconozco que estoy muy emocionado por todo lo que podré vivir mañana. Solo espero encontrarme bien para poder disfrutarlo y vivirlo junto a mi gente. A esa gente que siempre está a mi lado, que me ayuda y que me apoya, que me sigue y, en definitiva, que con toda la fuerza que me envían me están ayudando a seguir viviendo…

4 comentarios en “Mañana puede ser un gran día

  1. es de locos citar a una persona para recibir la tercera dosis en el salón de actos de virgen del roció por los siguientes problemas que pueden acarrear:
    1º mayores de 65 años como yo, que no se donde se encuentra ese salón de actos.
    2º si se trata de un centro dentro de del recinto hospitalario, donde no puede aparcar los vehículos.
    3º que hacer para volver si sales indispuesto después de la vacunación.
    4º lo mas lógico sería que la tercera dosis se aplicara en la localidad donde reside la persona a vacunar.

    • Lo siento, Manuel. Yo creía que para esta tercera dosis no citaban en el hospital. A mí me citaron en el centro de vacunación de la Facultad de Derecho. Las dos primeras veces sí me citaron en el Salón de Acros del Hospital Virgen del Rocío, como a todos los inmunodeprimidos.
      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.