Es para estar contento

Estos dos últimos días he tenido junto a mí Merchi una nueva sesión de #SalamancaOnTour, en esta ocasión era la tercera sesión del segundo ciclo del ensayo clínico que estoy recibiendo.

Como siempre viajamos el miércoles y llegamos a primera hora de la tarde al Hospital Clínico de Salamanca para hacerme la extracción de sangre con Marta, enfermera de Fase 1 que como siempre es tan amable con nosotros. Después nos fuimos al hotel para descansar pues el viaje nos suele cansar mucho. El jueves llegamos al hospital en torno a las 9:30 de la mañana, desayunamos algo en la cafetería del hospital y allí nos encontramos con los amigos Luis y Pety que iban a revisión y a los que nos encantó saludar. Nos dimos ánimos mutuos y le dije a Luis que siguiera con fuerza y luchando.

Nos vamos a consulta con mi hematóloga Mariví Mateos, tenemos suerte y entramos pronto porque al tener la analítica hecha desde el día anterior es la única de la que ya están los resultados. Como siempre, magnífica la consulta y el trato que nos da Mariví, cercanía y profesionalidad máxima; me pregunta cómo estoy y si he tenido algún efecto secundario del tratamiento. Le digo que salvo el problema de las uñas y del descamado de la piel no he tenido nada más y que me encuentro bastante bien en general. Ella se alegra mucho y encima nos da una muy buena noticia, pues el resultado de la reevaluación de la analítica de orina dice que prácticamente no hay enfermedad en la orina, lo cual es un éxito porque yo prácticamente siempre he tenido enfermedad ahí, la proteinuria siempre ha sido muy alta y ahora estaba prácticamente a cero. Evidentemente mi Merchi y yo nos ponemos muy contentos, porque hacía mucho tiempo que no recibíamos una noticia tan agradable relacionada con mi enfermedad.

Esto quiere decir que parece que vamos por el buen camino y que este tratamiento puede ser el bueno, pero estas noticias, tras la experiencia acumulada después de tanto tiempo, hay que tomarlas con todas las reservas posibles, ya que no es la primera vez que un tratamiento empieza funcionando bien y después más adelante ya no funciona tan bien y hay que tomar otro camino. Pero en esta ocasión yo tengo buenas sensaciones, mucha confianza y mi doctora también y creo que lo vamos a conseguir… estoy seguro de ello.

Nos dice Mariví que los resultados de la analítica de sangre también están bien y, por tanto, me puedo poner el tratamiento. En esta ocasión tocan los dos fármacos del ensayo: el Daratumumab y el Talquetamab. Salimos mi Merchi y yo de la consulta con una sonrisa de oreja a oreja y nos dirigimos a Fase 1 para ponerme el tratamiento. Estábamos muy contentos porque era muy buena la noticia que habíamos recibido.

Ayer hubo un problema en la farmacia del hospital y los medicamentos tardaron en subirlos más de la cuenta, nos acumulamos varios pacientes en Fase 1 sin poder recibir el tratamiento y estuvimos de charla allí con nuestras enfermeras -y ya amigas- Balbi, María y Patri. Fueron más de cuatro horas de espera y la verdad es que ya estábamos un poco desesperados, sobre todo pensando que nos quedaba un viaje por delante para volver a casa. Mis fármacos llegaron un poco antes de las tres de la tarde y ya Patri me había puesto la premedicación y me había limpiado el PICC, por lo que en torno a las tres me pinchó el Daratumumab -un único chute- y había que esperar una hora para ponerme los cuatro pinchazos del Talquetamab, que me los puso Marta pues ya estábamos en horario de tarde.

Cuando terminamos llamé al servicio de taxis, vino a recogernos Matías que, como siempre desde que estoy en este ensayo, fue quien nos trajo de vuelta a Sevilla. Llegamos a casa un poco después de las 20:30 y la verdad es que estábamos muy cansados después de un día tan largo, pero a la vez muy contentos por la buena noticia recibida. Estamos en el camino y este va a ser el camino bueno… sigue acompañándonos que seguimos a por el #yomecuro.

2 comentarios en “Es para estar contento

  1. Que alegría Juanma…..te lo digo de corazón… éstas noticias son emoción pura.
    Éste camino, aunque duro, va a ser el bueno..estoy segura.
    Aquí seguiremos… apoyándote y caminando contigo aunque sea virtualmente.
    Un abrazo para los dos y deciros que me alegro tanto como vosotros.😘😘💪💪

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.