Desde el hospital (7)

Ayer quería que fuera un día especial, sobre todo porque era el cumpleaños de mi Merchi y ella solo se merece que le pasen cosas buenas. Lo que ocurre es que nos ha cogido aquí ingresados, sin poder salir de la habitación y sin poder hacer nada especial. Además yo había pasado una noche regular porque había aparecido de nuevo la fiebre, parece que asociada al tratamiento, que suele aparecer a los dos días y tuvieron que estar toda la noche la enfermera y la auxiliar controlándome la la tensión y la fiebre. Y así estuvimos también todo el día… menos mal que ya a partir del mediodía conseguimos controlarla o, al menos, eso parece.

La mañana de ayer empezó de una forma muy simpática, pues un poco después de las ocho aparece por la puerta de nuestra habitación una celadora preguntando por mi mujer: Buenos días, ¿está aquí Merchi Delgado? Sí, es que está en el baño vistiéndose. Esto es para ella,me dice Y me da una bolsa. Resulta que era un regalo de Inés e Irene, madre e hija, voluntarias de ASCOL y amigas nuestras. ¡Qué grandes y qué detallazo!

Después de empezar tan bien el día, queríamos que siguiera así, ya que teníamos intención de adornar la habitación un poco más de lo que ya estaba para celebrar el miércoles de feria y el cumpleaños de Merchi en condiciones…. y para ello han colaborado alguna celadora, limpiadora, auxiliar y enfermera que nos han traído cositas para poder adornar. Fijaros cómo dejamos la habitación al final:

A pesar de la fiebre que marcaba el termómetro cada vez que me tomaba la temperatura -siempre estaba entre 37,8 y 38,5- yo no me sentía nada en el cuerpo ni me encontraba mal, solo cuando me pusieron más analgésico tuve un poco más de sudoración, pero nada importante. Cuando vinieron los hematólogos Almudena y Borja era evidente que no me iba a poder poner el tratamiento que me tocaba ayer, porque estaba claro que primero había de controlar la fiebre y así me lo hicieron saber, así que el día de ayer estuvo dedicado a eso y ya veríamos lo que pasaba. No es algo que me preocupe porque, como sé que estoy en el mejor sitio en el que puedo estar, pues seguro que tomarán la decisión más adecuada y eso será lo que haremos

Por la tarde asistí online a un webinar organizado por AELCLES y MPE en el que participaba mi doctora Mariví Mateos y en el que una vez más nos da una lección de lo que es el mieloma múltiple, de las formas de afrontarlo y de sus posibles tratamientos. Como siempre, muy didáctico. Gracias, doctora.

Y durante todo el día estuvo mi Merchi recibiendo felicitaciones por las redes y aquí presenciales por parte del personal sanitario. Incluso se hicieron algunas fotos con ese fondo feriante:

Después vi el partido de mí Sevilla, que volvió a ganar, en este caso al Levante, y que nos volvió a dar otra alegría a todos los sevillistas. La verdad es que el equipo está bastante bien. A ver qué pasa de aquí a final de temporada…

Y tras el partido habíamos quedado con la familia a las 21 para hacer una videoconferencia en directo con todos a la vez para hacer la simulación del soplado de velas de Merchi por su cumpleaños. Ahí nos conectamos todos, le cantamos cumpleaños feliz, pudimos charlar un ratito, entre todos y pasamos otro buen rato.

La mañana de hoy empezó bien tras haber dormido bastante. Nos trajo Susana los encargos que le hicimos y también le trajo un regalito a Merchi por su cumple. ¡Qué grande es Susana! Y Gema. Y Mari Ángeles. Y Óscar. Y Chita… Y tanta gente que hay por aquí verdaderamente profesional y que le gusta su trabajo y tratar bien al paciente. Y Almudena y Borja, los hematólogos, que vinieron pronto, me preguntaron cómo estaba y me dijeron que si la analítica estaba bien hoy me pondría el tratamiento. Me preguntaron si habían venido los fisios, les dije que no y a los diez minutos de irse ya estaban Puri y Jorge, los fisios, en la habitación. Paliza importante la que me dieron tras tantos días de inmovilidad. Me han dejado los ejercicios para hacer durante el finde -mañana es fiesta en Castilla-León- y volverán el lunes.

Efectivamente me han puesto hoy el tratamiento. Me bajaron a Fase 1 de Ensayos clínicos y allí estaban Balbi, María y Carlota esperándome con la cama preparada. Primero la premedicación y después al rato el pinchazo de Daratumumab. Había que esperar unas tres horas para el pinchazo doble del Talquetamab, por lo que me bajaron a mi habitación y en torno a las seis de la tarde bajó Marta a ponérmelo.

Esperando para recibir el tratamiento en Fase 1…

Muchas gracias, Bea. Me ha encantado que hayas comprado el libro en una librería de Salamanca tras habérselo escuchado en una charla a la doctora Mariví Mateos, el que te lo hayas leído y el que hayas venido para que te lo firme. Estoy seguro que vas a ser una magnífica profesional sanitaria. Y en cuanto llegue a Sevilla ten por seguro que te mando esas pulseras que te he prometido.

Podemos decir que ha sido un jueves de feria entretenido. Ahora a esperar a ver cómo me sienta. De momento me encuentro bien aunque, según la experiencia de los dos pinchazos anteriores, habrá que esperar al segundo día después de haberlo recibido para ver si aparece la fiebre como ha pasado las otras veces. Pero para eso estamos aquí, para controlar la fiebre y cualquier otro problema que pueda aparecer. Seguimos con vuestro apoyo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.