Desde el hospital (6)

Martes, 20 de abril. Martes de no-Feria de abril de Sevilla. Vamos por el noveno día de ingreso y tengo que decir que, de momento, me encuentro bastante bien. Ayer me tocaba un nuevo chute intermedio de Talquetamab, que es el medicamento principal de este ensayo, vino María, una de las enfermeras de Fase 1 de Ensayos clínicos a ponérmelo -tan bien como siempre- y le agradezco que me evitara el ir hasta allí, sobre todo para evitar los traspasos cama-silla-cama para que no me doliera la pierna. La verdad es que, por ahora, parece que la pierna me duele menos, aunque sigo con los parches de morfina puestos en la espalda -uno de 75 y otro de 12-. También es cierto que no he sentido ningún efecto secundario desde que me pincharon en la barriga el medicamento a mediodía de ayer, ni siquiera he tenido fiebre, aunque tenemos que seguir esperando porque todavía es pronto para cantar victoria.

Podemos decir que ayer tuvimos un buen día, ya que al no tener dolores ni efectos secundarios, la cosa se lleva mejor. Por la mañana tuvimos de auxiliar a Angelina y de enfermera a Silvia de nuevo y, como siempre, las dos encantadoras y muy dispuestas para cualquier cosa que necesitáramos. Incluso vino Flor para traernos algunos utensilios por si nos servían para poder adornar de alguna forma la habitación y hacer que se parezca de alguna forma a una caseta de feria, aunque difícil es tela… y ahí que se puso mi Merchi con lo poquito que teníamos a recortar, a dibujar… bueno, yo también ayudé en algo y alguna cosilla preparamos. Hasta Angelina y la celadora Merche nos prepararon un par de colgajos para adornar. Podéis echar un vistazo a este vídeo para ver cómo nos quedó la cosa, aunque todavía tenemos tiempo en estos días para mejorarla, sobre todo, con vistas a mañana miércoles, que es el cumpleaños de mi Merchi y algo especial tendremos que hacer, eso está claro.

Por la tarde tuve una videoconferencia con algunos de los que fueron mis compis en el IES Chaves Nogales y que ahora son amigos y amigas, con los que siempre echábamos un diíta de almuerzo en la feria, y podemos decir que este día fue ayer, aunque ya sabemos que de una forma totalmente distinta a como nos hubiera gustado. Primero porque no había Feria y segundo porque yo no estaba en Sevilla. Nos conectamos un buen ratillo, me preguntaron por cómo lo estaba llevando todo, hablamos de nuestras cosas, de cómo iban las vacunaciones… En definitiva, brindamos virtualmente sin poder brindar de verdad con una copa de manzanilla ni de rebujito en la mano, ni pudimos cantar y bailar unas sevillanas, pero el brindis virtual sí fue dedicado para mi #yomecuro y para que la próxima feria de abril de Sevilla fuera de otra forma. Esperemos que así sea…

Por la tarde estaba de auxiliar Marisa y de enfermera Chita, a las que conocimos en ese momento y con las que nos llevamos también de maravilla. Tenía puesto en el ordenador un fondo con una caseta de feria que usé para la videoconferencia y que me pasó mi amigo Pepe y me hice fotos usando ese fondo con algunas de ellas: con las enfermeras Chita y Noelia que, aunque no estaba en esa zona de la planta, también vino para vernos y hacerse esa fotito feriante conmigo. Y también me hice foto con la celadora Merche y, por supuesto, con mi Merchi.

Es lo que tenemos aquí, intentar pasar el tiempo lo mejor posible, siempre que nos encontremos bien, claro está y como afortunadamente ayer fue un buen día, pues pudimos disfrutarlo mucho y no se nos hizo el día tan largo. El cariño recibido y el acompañamiento es brutal, tanto aquí presencialmente por el personal sanitario que nos atiende, como a través de las redes por todo el apoyo que recibimos a través de llamadas, me gustas y comentarios que nos hacéis llegar.

Esta noche pasada no he dormido casi nada, pero da igual, es una de esas noches que de vez en cuando toca. Lo importante es que, al menos, no he tenido dolor, ni fiebre, ni ningún efecto secundario debido a la medicación. Por tanto, he aprovechado la noche para leer, para jugar un ratito con el móvil y para empezar a escribir este post que ahora estás leyendo. Nos acaba de llegar la ropa para cambiarnos, ya pronto llegará el desayuno, vendrá el aseo, tendré la visita de la hematóloga y vendrá Maite como todas las mañanas a limpiar a fondo la habitación… lo que es todas las mañanas aquí y que mañana os contaré.

Lo que sí espero es tener hoy también un buen día, sin dolores, sin fiebre y sin efectos secundarios de la medicación y que podamos disfrutar de un buen martes de Feria de abril.

De lo que sí nos quejamos Merchi y yo -y no solo nosotros, según nos consta- es de la calidad de la comida que nos ponen. El desayuno y la merienda ya sabemos que es lo que hay, pero el almuerzo y la cena son muy mejorables. Muchas veces recurrimos a comidas que nos traen personal sanitario que se han ofrecido amablemente a traérnoslas de fuera. Vamos a presentar un escrito de reclamación al igual que está haciendo otra mucha gente …y esto es debido a que son muchas las bandejas que vuelven llenas para atrás. Por algo será… Siempre como crítica constructiva, claro está y para que se mejore la estancia de pacientes y familiares. Esperemos poder conseguir algo…

2 comentarios en “Desde el hospital (6)

  1. Lo importante es eso que tú vayas bien…y mientras con los adornos de tu particular caseta…😉😉
    A ver si se consigue que la comida se mejore espero que sí…porque entre otras cosas es casi tan importante como el trato del personal…
    Un abrazo para los dos ,😘😘💪💪

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.