Desde el hospital (4)

Por aquí seguimos mi Merchi y yo ingresados en la habitación 455 de la planta de Hematología del Hospital de Salamanca. Hoy es sábado y, por tanto, será uno de esos días que yo llamo «de hotelito», porque salvo la toma de constantes vitales, la extracción de sangre y tomarme las pastillas que me correspondan, poca novedad habrá, quizás una visita del hematólogo/a de guardia para ver cómo vamos, pero nosotros seguimos con nuestras crónicas hospitalarias, como cada día.

Ayer por la tarde nos llevamos una sorpresa muy agradable, pues poco después de terminar su turno, subió a vernos a nuestra habitación María, que es una de las enfermeras de Fase 1 de Ensayos clínicos con las que ya tenemos mucha confianza -es mecenas de mis dos libros- y vino con un regalito para Merchi, le trajo unos dibujantes y unos colores para que se entretuviera porque sabe que le gusta mucho pintar y, claro, ya hemos comentado muchas veces que aquí las horas son muy largas y esa es su principal distracción, así que ha tenido un detalle magnífico que hemos recibido con mucho cariño por parte de María. Muchas gracias, campeona.

Un poco después, en torno a las cinco, me conecté al «Café con ASCOL», pues había que celebrar el 25 aniversario del trasplante de médula de Mª Paz. Por allí estábamos además de ella, Pepe, Maribel, Isabel. Isabel la mujer de Fernando, Belén y servidor. Un buen rato el que echamos… como cada vez que nos conectamos, pues para mí siempre es una ayuda y hasta hace que me olvide del dolor de la pierna.Seguiremos estando por ahí…

Por la noche estaba de auxiliar Henar, a la que conocimos el otro día y de enfermera estaba Mari Ángeles, a la que conocimos dentro en el TAMO cuando estuvimos ingresados el pasado verano, y tanto ella se acordaba de nosotros, como nosotros de ella. Estupenda profesional, como todo lo que hay por aquí.

Esta noche pasada he dormido más de lo esperado, aunque me he levantado nuevamente con algo más de dolor en la rodilla; esperemosr que durante el día vaya remitiendo porque seguramente sea por haber dormido en mala posición y ahora mismo me duele bastante. Hace un rato vinieron a dejarnos el desayuno y a asearme. Hoy están de auxiliares Angelina e Isa -a la que conocimos el primer día- y de enfermera está Silvia. Al final nos vamos a conocer a todas las profesionales de aquí y nosotros siempre encantados por lo bien que nos tratan.

Viene a verme la doctora Norma Gutiérrez -otro encanto de mujer- y me dice que los resultados de la analítica de hoy están bien; yo le digo que me ha dolido un poco más la pierna a partir de esta madrugada y me dice que eso será porque toca el cambio de parche de morfina esta mañana -que me lo acaban de hacer- y seguramente mejorará. También me da un chupa-chups de ayuda para que remita el dolor antes. Por lo demás… tengo la temperatura un poco más alta: 37,6; no había pasado hasta ahora de 37. Vamos a ir revisándola durante el día porque para eso estamos aquí, pero en principio todo bien. Y, como siempre, con mi Merchi al lado. No sé qué haría sin ella aquí, de verdad…

Y no se nos puede olvidar que hoy sería el sábado del alumbrao de la Feria de abril de Sevilla -nada de alumbrado- que, por segundo año consecutivo, no vamos a poder disfrutar, pero bueno, es lo que nos ha tocado vivir. Tenemos que tomarlo con resignación, a ver si vamos saliendo de esta pandemia y, a partir del año que viene, podemos retomar esta feria nuestra que tanto nos gusta. Así celebramos en familia el alumbrao del año pasado:

No sé cómo va a salir ese invento del Ayuntamiento de Sevilla de la Feria del centro, donde en distintas zonas han adornado todo con postes y luces de los que se ponen en el recinto ferial, en el Real de la Feria. Supongo.que esto tendrá su normativa y sus medidas de seguridad correspondientes, pero vamos a ver si esto no va a ser contraproducente y vuelve a haber aglomeraciones de gente saltándose las normas y poniendo en peligro a TODOS. Yo creo que lo mejor sería que cada uno celebre la feria en su casa como hicimos el año pasado que estábamos totalmente confinados y ya vendrán tiempos mejores. A nosotros seguro que se nos ocurre algo desde Salamanca. Ahí lo dejo de momento…

4 comentarios en “Desde el hospital (4)

  1. Espero que la rodilla haya mejorado Juanma y deseo que paséis estos días de hotelito como tú llamas lo mejor posible.
    Un beso para los dos…mucho ánimo campeones….
    El año que viene la feria la vivirás como hay que vivirla..estoy segura…con los tuyos….con tu Merchi (por la que siento una gran admiración).. llegará Juanma.
    Un abrazo pareja….😘😘💪💪

  2. De Carmona que soy Juanma…y a mi Sevilla me gusta con locura y si Dios quiere…que tiene que querer sí o sí tengo que bailar unas sevillanas….comer jamón y lo que encarte contigo y con Merchi..oleeee 💃💃
    Besos 😘😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.