¿Las redes sociales son buenas, malas o regulares?

Supongo que cada cual responderá de forma distinta a esta pregunta: habrá a quien le parezca bien, a quien le parezca mal y a quien no le parezca ni bien ni mal. Lo que está claro es que en estos últimos tiempos el uso de las redes sociales se está extendiendo de forma considerable entre los internautas.

¿Quien no ha oído hablar de MySpace del gigante Microsoft, de Tuenti o de Facebookfeisbú, para los amigos-? Tuenti es la red social por excelencia de los más jóvenes. Ahí suben sus fotos, sus vídeos, crean sus grupos y tienen contactos con sus amigos. En Facebook, sin embargo, el mayor porcentaje de usuarios son más maduritos, tiene en la actualidad más de 200 millones de usuarios en todo el mundo y es la red social más usada en España y en Europa. No me voy a parar a analizar cada una de estas redes sociales pues ya hay comparativas de su uso en España.

Tuenti prácticamente no lo conozco, sólo he entrado una o dos veces gracias a una invitación que me dio mi sobrino y es que, como dice el amigo Paco, “tuenti no es para los de cuarenti”. MySpace, menos aún: ni tengo cuenta, ni he entrado nunca, ni tengo ganas.

La red social que sí uso de forma más o menos frecuente es Facebook, aunque no me termina de convencer. Hay que reconocer que es un poco lioso y los menos sueltos en estos temas pueden perderse un poco. Tras el último cambio de imagen se ha “twitteado” más y eso sí me gusta, más que nada porque soy un asiduo de Twitter. Facebook nos ha servido para crear un grupo de antiguos alumnos del colegio y ahí podemos establecer contacto entre gente que hace un montón de años que no sabíamos nada los unos de los otros, una buena opción. Hay grupos para todos los gustos: educativos, de tecnología, contra Sinde, la nueva ministra -con más de 27000 miembros en estos momentos-, musicales, deportivos… hay grupos para casi todo.

Aquí entra la selección de cada uno y a lo que cada cual quiera suscribirse. Es cierto que hay que mantener cierto control sobre esto porque te puede llegar a desbordar y a enganchar pero como dice la campaña del Ayuntamiento de Sevilla, Internet es divertido ¡seguro!.

____________________________________