Madrugá con la hermandad de los Gitanos

Aquí en Sevilla la madrugá -sí, madrugá, aquí nadie dice madrugada- es especial. El Viernes Santo madrugada salen a la calle 6 cofradías: el Silencio, el Gran Poder, la Macarena, el Calvario, la Esperanza de Triana y Los Gitanos. Nunca he podido ver la madrugá en la calle porque siempre he salido de nazareno en mi hermandad de los Gitanos, de la cual soy hermano desde que nací. Mis padres me apuntaron a la hermandad de su barrio el mismo día que me bautizaron, por lo que ya llevo 40 años de hermano. Esto hace que el sitio que ocupo en la cofradía sea privilegiado, voy en el último tramo del paso Virgen, acompañando a la Señora todo el recorrido.

Esta madrugá ha hecho frío, pero no tanto como el año pasado. Afortunadamente los riesgos de lluvia desaparecieron y todas las cofradías de la madrugá pudieron completar su estación de penitencia. La Hermandad de los Gitanos estuvo 12 horas en la calle, desde las 2:15 de la madrugada hasta las 14:15 del mediodía del Viernes. 12 horas que te dejan reventao, sobre todo, por los parones sufridos debidos a retrasos acumulados. En ocasiones hemos sufrido bullas y apretujones por ir tan cerca del paso. En esta Hermandad se vuelve a repetir lo que viene ocurriendo año tras año: el andar cadencioso y lento del Cristo -hay que elegir los momentos de lucimiento, pero en otros hay que andar- hace que prácticamente se nos eche encima el paso de la Virgen en algunos momentos del recorrido. Y esto es algo que venimos sufriendo los hermanos de los últimos tramos del paso de Virgen y nadie hace nada por arreglarlo. Existe un Diputado mayor de Gobierno -encargado de la organización general de la cofradía- que tendrá que tomar cartas en el asunto de una vez por todas.

A la salida de la Catedral -y con casi una hora de retraso- se incorpora a la cofradía mi pequeña Patri, también hermana de los Gitanos, que acompañó a su Virgen hasta casi la entrada. Durante todo el trayecto no paró de repartir caramelos y estampitas con las imágenes del Señor y la Virgen a niños y mayores. También sufrió la bulla…

Aquí estamos los dos de nazareno y he dejado más fotos en Flickr:

Nazarenos de los Gitanos

Y para terminar, os dejo un pequeño vídeo con la salida de los dos pasos de mi Hermandad de un resumen de Canal Sur, aunque lo mejor sin lugar a dudas fue la entrada a la carrera oficial en la Campana de los dos pasos, con petalada incluida a la Virgen.

________________________________________________________________________________

Semana Santa en Sevilla

Hoy es Miércoles Santo y lleva prácticamente todo el día lloviendo en Sevilla, por lo que hoy no han podido salir cofradías a la calle. No han podido repetirse las magníficas jornadas anteriores en las que todas las hermandades pudieron salir a la calle y completar su estación de penitencia.

A mí me gusta la Semana Santa, de siempre me ha gustado, la he vivido desde niño en un taller de encuadernación que mi familia tenía (hasta hace un par de años) en la calle Placentines -junto a la Giralda- y puede decirse que la he mamao desde muy pequeño… y eso marca. Nos juntábamos toda la familia por allí, una zona por la que pasan bastantes cofradías y entre cervecita y conversaciones disfrutábamos de nuestro “palco particular” para ver los pasos.

Bien es verdad que la Semana Santa de hoy tiene poco que ver con la que viví de niño. Recuerdo que me iba solo o con algún primo a la esquina de la calle -Cuesta del bacalao- y pedíamos caramelos y cera a los nazarenos -entonces no existían las estampitas ni las medallitas que dan hoy los nazarenos-. Eso hoy en día es impensable: la masificación y las bullas se han apoderado de nuestra Semana Santa. Prácticamente ya no hay sitio por el que ir y poder ver una cofradía con tranquilidad.

A mi pequeña Patri también le encanta la Semana Santa, sobre todo las vírgenes y los pasos de palio. Disfruta con que los nazarenos le den estampitas que colecciona en su álbum, lo cual obliga a ver las cofradias enteras, desde la cruz de guía hasta el último músico.

Y ahora aquí estamos pendientes del tiempo, aunque parece que mejora mañana, porque en la madrugada del Viernes Santo salgo de nazareno en mi Hermandad de los Gitanos con mi pequeña Patri, acompañando al Señor de la Salud y a la Virgen de las Angustias, sobre todo a ésta ya que mi sitio está delante de Ella, en el último tramo del paso Virgen.

Cristo de los Gitanos

Angustias de los Gitanos

Estas fotos las sacamos el Domingo de Ramos en el templo de la Hermandad de los Gitanos cuando el Cristo estaba de besamanos y la Virgen ya estaba en su paso.

Más fotos de la Semana Santa de Sevilla en Flickr.

_______________________________________________________________________________