Una Semana Santa diferente

Cartel de la Taberna cofrade "Tós x ="

Ayer fue Viernes de Dolores y no empezó muy bien la cosa, pues sólo pudo salir una de las hermandades del día, la de Bellavista. La lluvia hizo estragos a primeras horas de la tarde, aunque a partir de las 8 ya no volvió a llover.

Hoy es sábado de Pasión, un día importante en nuestra familia, pues sale a la calle – si el tiempo no lo impide, que esperemos que no- la Hermandad de San José Obrero, una de nuestras hermandades. Mis sobrinos Manu y Ángela, mi mujer y mi hija Patri irán de nazareno y por primera vez harán estación de penitencia al templo de los Gitanos. Y allí intentaremos estar. Parece que el tiempo dará hoy una tregua y podrán salir las hermandades del día a la calle.

Y por la noche habrá que cambiar la hora. Y mañana será Domingo de Ramos, uno de los días más bonitos del año y al que le pega que siempre haga sol, pero parece que este año no será así, al menos desde por la mañana, aunque esperemos que esto no sea impedimento para que podamos disfrutar de las cofradías del Domingo de Ramos sevillano.

Según los partes meteorológicos que he visto y escuchado, parece que a partir del Lunes Santo el tiempo mejora, hasta el jueves inclusive y es a partir de la madrugada del viernes cuando parece que puede venir otro frente que puede hacer peligrar el final de la Semana Santa, aunque esto todavía no se ve muy claro. Tendremos que esperar a que avance la semana para tener pronósticos más certeros.

¿Por qué será para mí una Semana Santa diferente? Pues fundamentalmente porque no podré vivirla como suelo vivirla habitualmente. Será la primera Semana Santa sin mi madre, que no es que ella fuera muy capillita, pero teníamos esos momentos, esas costumbres, esas tradiciones… que repetíamos año a año. Ese lote de coser botones en las túnicas de nazareno mía y de sus nietos, de pegar escudos en las capas… Esas torrijas y corbatas que hacía y que tan buenas estaban. El ver a sus nietos de nazareno, el ver a la cofradía del Polígono San Pablo por la calle Venecia toda la familia juntos, el ver por la mañana del Viernes Santo a su hijo y a sus nietos acompañar a la Virgen de las Angustias de nuestra hermandad de los Gitanos. Momentos que quedarán en el recuerdo.

Por primera vez en mi vida no he sacado la papeleta de sitio para salir de nazareno acompañando a mí Virgen de los Gitanos. El año pasado cumplí 50 años de hermano y por primera vez me quedo sin salir, porque el tratamiento que estoy siguiendo no me permite hacer la estación de penitencia. Pero el año que viene, Dios mediante, ahí estaremos de nuevo con más fuerza que nunca.

Soy el más capillita de los tres hermanos y he tenido la suerte de que a mi mujer y a mi hija Patri también les guste mucho esto. Este año tendremos que ir más relajados y no podremos ver tantas cofradías ni en sitios tan complicados de gente y bullas como nos solíamos meter, pero intentaremos disfrutar de la Semana Santa lo mejor posible, porque la Semana Santa de Sevilla es única.

Dicen que las cosas que se maman desde chico es difícil después cambiarlas. Yo no estoy muy de acuerdo con esta afirmación, pero desde luego en el caso de mis vivencias de semana santa sí que se cumple. Mi infancia cofrade transcurrió en la calle Placentines, en el taller de encuadernación de mi familia materna “Encuadernación Gutiérrez”, un sitio estratégico para vivir la Semana Santa, junto a la catedral y a la cuesta del bacalao, por el que pasaban -y siguen pasando- una gran cantidad de cofradías y donde disfrutábamos muchísimo. Es verdad que no había la masificación que hay hoy en día, los pequeños nos podíamos mover libremente para pedir caramelos, cera, etc (en aquellos tiempos no había estampitas). Pero esto ya lo conté en este mismo blog hace 10 años.

Señor de las Tres Caídas de San Isidoro por Placentines

Era una forma muy familiar de vivir la Semana Santa. De hecho, mis padres, mis tíos y algunos de mis primos, una vez que la familia dejó el taller de encuadernación, prácticamente no volvieron al centro para vivir la Semana Santa, salvo para ver a Los Gitanos y poco más.

Nosotros sí seguimos, intentamos disfrutar la Semana Santa al máximo. Este año será algo distinta, sí, pero la disfrutaremos también.

¡Feliz Semana Santa para todos!

No acabarán con la Madrugá

image_content_18884845_20170414144133Tenía pensado escribir en otros términos sobre la Semana Santa de Sevilla, sobre cómo nos comportamos sevillanos y foráneos para ver cofradías, sobre la gestión de las bullas, sobre las sillitas de los chinos, sobre el “por aquí no se pasa”, sobre las vallas y zonas aforadas, sobre las medidas de seguridad, sobre cómo dejamos las calles y lo guarros que somos, sobre el fervor y el sentimiento, sobre lo tradicional y lo religioso…

Pero todo queda en un segundo plano tras lo que hemos vivido esta pasada madrugá. Otra vez las dichosas carreritas y estampidas que hicieron recordar la madrugá del año 2000.

Yo iba con mi Patri en el 5º tramo de nuestra Virgen de las Angustias de la Hermandad de Los Gitanos por la Plaza Ponce de León cuando de pronto vimos un grupo de personas correr de forma despavorida sin saber de qué huían. Nosotros dos nos mantuvimos firmes en el sitio, intenté tranquilizar a mi hija y a los que estaban a mi alrededor, al igual que hacían otras personas y algunos agentes de la Policiá Local que por allí se encontraban. Fundamental en estos momentos intentar mantener la calma y transmitir serenidad. En realidad esto fue lo que ocurrió.

Pero a partir de ese momento ya nada sería igual de como estaba inicialmente previsto. Hubo gente que rodó por los suelos, que se le partieron los cirios, que buscaban a los más pequeños que iban en el cortejo… Muchos se fueron para su casa y despidieron de esta forma amarga su madrugá 2017. A medida que íbamos avanzando con el cuerpo de nazarenos intentado seguir con la mayor normalidad posible, podíamos comprobar el poco público que había quedado por las calles, algunas de ellas semivacías y nos íbamos enterando de comentarios sobre las carreritas e incidentes ocurridos en otros sitios del centro de la ciudad: que si El Gran Poder, que si la Macarena, que si la de Triana, que si heridos, que si ha habido gente detenida…

¡Qué pena que ocurran estas cosas! Que un grupo de desalmados, desaprensivos, gamberros… -se me ocurren algunos calificativos más- hayan conseguido que miles de personas se hayan ido a sus casas asustadas y que hayan terminado con la ilusión de niños y mayores que iban acompañando a sus Titulares, me parece totalmente lamentable.

Pero no conseguirán acabar con la Madrugá de la Semana Santa de Sevilla, tenemos que defenderla ahora más que nunca, tenemos que pedir responsabilidades a los autores de los hechos y las autoridades deben tomar cartas en el asunto. ¿Será por falta de policías en las calles? ¿Será por falta de seguridad? Yo creo que no, el problema es que majaras hay en todos sitios. Lo que tenemos que hacer es educar a la ciudadanía en la gestión de este tipo de episodios. Sí, otra vez el remedio puede ser la educación. Puede parecer fácil decirlo ahora, pero tenemos que aprender de acontecimientos como estos. Yo actué según me enteré que había que hacerlo tras los acontecimientos ocurridos en Málaga el pasado Lunes Santo: “si ves gente correr, no corras, mantente en tu sitio y, s puede ser, apoyado contra una pared”. Eso hice: “Patri tranquila, quédate aquí conmigo, no pasa nada”. El problema es la psicosis colectiva que hay tras los últimos atentados cometidos en distintas ciudades europeas. Y no pueden salirse con la suya los que quieren implantar el terror de una u otra forma. Aprovecharse del miedo de la gente con el panorama de terrorismo que hay para provocar estampidas es de una bajeza humana considerable.

Todos tenemos que poner de nuestra parte para que incidentes como estos no vuelvan a ocurrir. Mi madre agradece que a los suyos no les haya pasado nada:

Captura de pantalla 2017-04-14 a las 21.39.17Poco a poco iremos teniendo más información de lo sucedido, pero por favor, quedaros siempre con las informaciones oficiales, ya que todo lo que leéis por las redes sociales no es cierto, por ahí también corren bulos y exageraciones. Sed críticos, cotejad y filtrad la información. Aquí me vuelve a salir mi vena docente 🙂

Y, por último, me quedo con esto que me llegó por WhatsApp gracias a mi amigo Helio:

¿Por qué corres sevillano?

Si tienes al Gran Poder cargando con tus pecados

¿Por qué corres sevillano?

Si tienes a la Esperanza cubriéndote con su manto

¿Por qué corres? Dímelo

Si tres veces cayó Jesús y tres veces lo levantaron

¿Por qué gritas? Dí qué temes

¿Por qué corres sevillano?

Si en esta noche el Silencio tan solo puede salvarnos

Madrugada de Judas, de fariseos y Pilatos,

no corras tú también, no lo dejes solo ante el Calvario

que están los corazones rotos y miles de almas temblando,

que la música no pare,

que nada detenga tus pasos,

que ha de morir en la cruz el más bueno de los Gitanos.

Que no puedan, que no venzan,

que nadie pueda callaros,

que esta Pasión es Amor,

Amor de Dios soberano

y Sevilla es cirineo que caminará a su lado

pues por los siglos de los siglos

ella nunca lo ha dejado.

Que así sea.

Semana Santa en Sevilla 2.0

Este año estoy viviendo una Semana Santa algo diferente con respecto a la de años anteriores. Me gusta la Semana Santa de Sevilla, siempre me ha gustado y a mi familia también, por lo que intentamos vivirla lo más intensamente posible, mientras que el cansancio acumulado y nuestros pies nos dejan. Nuestra opción es ésta, tan válida como cualquier otra.

Y digo que ha sido algo diferente porque el mundo de internet y la web 2.0 parece que también se han colado en nuestra Semana Santa. Un par de ejemplos:

Canal Sur Radio, con su programa El Llamador, ha puesto a disposición de sus oyentes una aplicación para descargarla en el móvil y así tener en el mismo toda la información de las cofradías. Es el programa de papel llevado como aplicación al móvil y que incluye información adicional, como recetas de platos típicos de estas fechas. Permite descargarla a través de una web o por Bluetooth en puntos estratégicos del centro de Sevilla. El Llamador es un referente como programa de Semana Santa y todos los programas emitidos los tenemos a nuestra disposición para escucharlos, descargarlos o suscribirnos vía RSS o podcasting.

La televisión municipal de Sevilla, Giralda TV, ha realizado unas magníficas retransmisiones en directo, que han podido seguirse a través del canal de TDT o a través de internet desde cualquier lugar del mundo, con entradas y salidas de cofradías, conexiones con puntos de interés, entrevistas… Dichas retransmisiones están disponibles a la carta en su web. Han creado un usuario de Twitter, en la que se ha comentado con el hashtag #ssanta10, y también tienen una página de Facebook con más de 2000 seguidores en estos momentos.

Me ha gustado especialmente la serie de artículos que José MªGonzález-Serna ha escrito en su blog.

Para terminar, algunas fotos que hemos realizado mi mujer y yo:

%CODE3%