30 de agosto: un gran día (otro más)

Nota inicial: Empiezo a escribir este post a las 4:50 A.M. del sábado aprovechando el insomnio de estanoche.

Comienza el viernes como todos los viernes, con la sesión de rehabilitación en el Hospital Macarena. Y seguimos el protocolo de siempre: me recoge la ambulancia a las 7:15 -en este occasión acompañado por mi Patri y de conductor viene Jose, es decir, como casi siempre. Es lo que nosotros llamamos el «equipo titular»-. Hacemos la sesión muy bien, nos despedimos de Bea, mi fisio, que se va un par de semanas de vacaciones, y volvemos en la ambulancia con José Manuel de conductor y otros pacientes… Y mi Patri que se lleva buena parte del camino cantando, lo mismo que hizo a la ida y que ya se está convirtiendo en hsbitual. Ya hasta los conductores le piden que cante… y ella como es como es nunca dice que no. ¡Qué artista y qué buena es mi niña! Muy orgulloso de ella…

Llegamos a casa, desayunamos como siempre en El Fogón de Sergio -vaya bien que me tratan siempre los amigos Juanma, Benito, Mari, María, Juani, Gabi y el resto de camareros que allí trabajan… – Mi Merchi desayuna con nosotros y después nos vamos para el campo porque venía familia de Madrid que querían verme. En realidad venían de Valdeverdeja, pueblo toledano con un encanto especial. Vinieron mi tía Paqui, mi prima Paqui, su marido Jacinto -uno de los mejores vaqueros de Castilla-La Mancha- y mis sobrinas Andrea y Claudia que ya llegaron el día anterior. Pasamos un rato genial, comimos estupendamente y mi tía y mis primos se volvieron por la tarde para Valdeverdeja porque le requerían sus labores allí y no podían quedarse más tiempo. Mis sobris sí se quedaban y me trajeron un par de empanadas personalizadas que estaban riquísimas. Unas 8 horas de ida y vuelta de viaje en coche en el mismo día solo para venir a verme unas horas. ¿Tengo una familia que es para comérsela o no?

Ya la semana pasada vinieron a verme desde Madrid mis primos Ángel y Sonia, pues iban a pasar unos días junto a sus hijas en Caños de Meca y quisieron pasarse antes a hacerme una visita para ver cómo estaba. Era martes y, por tanto, yo estaba en el Hospital Virgen del Rocío para ponerme el tratamiento. Y allí que se presentaron. Y un buen rato de charla que echamos mientras que esperaba a ser atendido en el Hospital de Día. Les agradezco un montón que quisieran venir a verme y me alegró mucho verlos. Gracias, primos.

Sobre las 6 de la tarde me subo en el asiento del copiloto de mi coche, conduce mi Merchi y nos dirigimos a Nervión. Aparcamos en el centro comercial, quedamos allí con mi sobrino Migue y Merchi se va en el autobús a casa. Vivo la previa del partido Sevilla-Celta en los aledaños del Sánchez-Pizjuán, me lleva mi sobrino al bar donde está la gente de su peña, la Gate 22, chavales y chavalas jóvenes que me demostraron la calidad que tienen. Desde el primer momento se mostraron muy cercanos y cariñosos, besos y abrazos por parte de todos e interesándose por el estado de mi enfermedad. Y tuvieron el gran detalle de regalarme una camiseta y el carnet de socio de la Peña de este año. Me emocioné, me quedé sin palabras y no sabía cómo agradecérselo. Lo que sí les prometi es que para el próximo partido me llevaría su camiseta y nos haríamos fotitos. También me encantó ver entre los miembros de la Peña a dos ex-alumnos míos del IES Chaves Nogales: Alberto -el Maki- y Marina. Otro momento muy emocionante al abrazarme a ellos. ¡Muy grandes estos chavales! Que sepáis que ya seré socio de por vida de vuestra Peña y ahí me tendréis para lo que pueda ayudar dentro de mis posibilidades. eso sí, siempre alejado de temas políticos, yo solo defiendo a mi Sevilla FC.

El partido comenzaba a las 20 horas y unos 50 minutos antes nos fuimos para el estadio porque como era el primer día y no sabíamos cómo estaba el acceso con las obras que había no queríamos apurar demasiado el tiempo. Teníamos que entrar por la puerta 19 pero estaba cerrada por las obras. Preguntamos y nos mandan a la puerta 12, única puerta con acceso a través de ascensor habilitada para discapacitados y sus acompañantes para este partido. Muy bien organizado todo, subimos a la primera planta, accedemos a nuestro sitio, que está en una plataforma a la que accedemos a través de un elevador y comprobamos lo bien situados que estamos y que tenemos hasta televisión que emite el partido en directo y que viene muy bien para ver las repeticiones. Pude saludar a mis amigos Sergio y Carlos, que vienen desde Sanlúcar y que tienen sus localidades cerca nuestra..Los discapacitados tenemos un sitio reservado para ponernos con nuestras sillas de ruedas y nuestros acompañantes tienen una silla para sentarse al lado o detrás nuestra. Pero mi Migue se pegó todo el partido de pie y moviéndose de un lado para otro, pues los nervios no le dejan… He subido una publicación a Facebook con un par de vídeos. Y ayer estrené la camiseta oficial de esta temporada, pero tuneada con mi publicidad particular, que considero mucho mejor que poner una casa de apuestas:

Al final empatamos a 1, pero quizás esto ayer fuera lo de menos porque entre lo que disfrutamos, lo que nos emocionamos, lo que pudimos vivir y lo bien que lo pasamos… el resultado quedó en un segundo plano. Desde estas líneas quiero agradecer el trato del Sevilla FC con las personas discapacitadas. Esto dice mucho de un club que es de categoría. De los días que más orgulloso me he sentido de ser sevillista…. Mil gracias. Volveremos D.m. el próximo 22 de septiembre… y será contra el Real Madrid. ¡Casi ná!

Para la salida nos atascamos un poco, pero es algo lógico porque seguía habiendo solo un ascensor habilitado. Pero es algo con lo que ya contábamos y que con un poco de paciencia se lleva bien.. Fuimos a por el coche, recogimos en casa a mi mujer y nos fuimos de nuevo para el campo.

En resumen, un día magnífico que, una vez más, pude disfrutar gracias a tanta gente buena que tengo a mi lado y a los que me apoyan desde la distancia y a través de las redes. Y el día de hoy también promete… ya os contaré…

#SomosImparables #yonecuro 🙂 #SeguimosJuanma

#EnsayoClínico8

Martes, 27 de agosto… `y, como todos los martes, toca sesión de mi Ensayo Clínico SELIBORDARA. Sí, ése que me va a curar. Seguimos el protocolo de siempre de analítica para hemograma, consulta con mi hematóloga y ponerme el tratamiento en el Hospital de Día de Hematología del Hospital Virgen del Rocío, mi segunda casa.

Hoy de nuevo ha ido bien, pero se me ha hecho más pesado que otras veces, porque los tiempos de espera se han alargado, tanto para esperar que subieran los fármacos de mi tratamiento desde Farmacia como para conseguir un sillón libre. Y es que el hospital sigue bastante vacío -se nota que seguimos en agosto- pero el Hospital de Día está siempre a tope de gente. Somos muchos y muchas los que estamos recibiendo tratamiento…

La próxima semana entramos en septiembre y el martes 3 me toca la 9ª sesión, que será la 1ª del tercer ciclo. En este ciclo ya me pondrán el Daratumumab quincenalmente, aunque tendré que seguir yendo todos los martes porque el hemograma hay que seguir haciéndolo semanalmente, al igual que pincharme el Bortezomid.

Como siemore, he creado un hilo en Twitter. Os pongo por aquí capturas de pantalla:

#SomosImparables #yomecuro #SeguimosJuanma

Lecciones de vida (2)

Hoy he tenido otra lección de vida importante. He vuelto a poder bañarme en la playa, gracias a mi familia y amigos que tanto me cuidan y que tan pendientes están de mí.

Todo empezó porque mi amigo Castro quería que fuéramos un día los dos matrimonios -Castro, Yoli, Merchi y yo- a Chipiona para estrenar su coche, ver a la Virgen de Regla, dar un paseíto por el Paseo marítimo y comernos unas sardinitas en uno de los chiringuitos de la playa. Eso lo hicimos el jueves pasado y, como vimos que el acceso a la playa estaba muy bien adaptado para las personas con discapacidad, nos planteamos ir otro día para darnos un bañito en la playa usando uno de los vehículos anfibios que tienen por allí el personal de Protección Civil.

Y ese día ha sido hoy. Nos hemos reunido 20 personas entre familia y amigos y nos han faltado algunos que finalmente no pudieron venir -Carri y Noelia, se os ha echado de menos tela-. Buenos ratitos de charlas, de compartir cervecitas -yo SIN- y tapitas, de tomarnos unas sardinitas en el chiringuito y de comernos unos pasteles por la tarde -yo como siempre una carmela- de ese carrito-confitería que aparece todas las tardes por la playa.

Gracias a Germán y al personal de Protección Civil por la labor que hacen y gracias también al Ayuntamiento de Chipiona por la atención a discapacitados que tienen en su playa de Regla. Está claro que las banderas azules la Comunidad europea no las regala y cuando esta playa la tiene es por algo. Eso sí, tienen que revisar eso de que el tiempo máximo para aparcar en una plaza reservada para discapacitados sea de solo 1 hora, claramente insuficiente.

Gracias especiales a mi amigo Castro que está entregao. No para de demostrarme que es un amigo de los de verdad, de los que se preocupan por mí. Me tenía un sitio reservado con su coche para aparcar el mío cuando llegáramos, me había reservado hace días también el baño con el vehículo anfibio y se llevó la bandera de #yomecuro #SeguimosJuanma que presidió toda nuestra zona. Ahí lo estoy echando a pelear con mi amigo Carri a ver quien se lleva el premio de «amigo del año», porque ninguno de los dos pueden ser más crack.

¿Y qué decir de mi familia? Que es la mejor, que siempre están ahí y que nunca fallan. Os quiero a tope. Y el apoyo del personal por las redes sociales que no cesa. Ya no sé cómo agradecer tanto cariño.

Lecciones de vida que marcan y que jamás olvidaré…

Os dejo algunas fotos de lo que ha sido un magnífico día:

En Facebook he subido algunos vídeos del bañito con el vehículo anfibio.

#yomecuro #SeguimosJuanma

#EnsayoClínico6

Hoy es martes y 13. Pero nada de superticiones, sobre todo porque es el cumpleaños de mi Vero y tenemos que celebrarlo con ella. Y como martes que es, tocó nueva sesión de tratamiento, de ensayo clínico SELIBORDARA. Ya llevamos 6 sesiones. Hoy ha sido la 2ª del 2º ciclo y de nuevo la he asimilado bien. Esperemos poder seguir así…

Fui acompañado con mi Mercho como siempre y segumos el protocolo de cada semana: analítica, consulta con la hematóloga y tratamiento en el Hospital de Día. Empezamos a las 8:15 y terminamos algo antes de las 6 de la tarde. Se nota que es agosto y que falta mucha gente por las vacaciones, pero el Hospital de Día sigue estando lleno. Incluso hay que esperar bastante para coger un sillón libre, aunque la espera hay que hacerla de todas formas porque desde la farmacia del Hospital suelen tardar bastante en subir los medicamentos del tratamiento. Esto sí lo ralentiza todo y todavía no he conseguido empezar ninguna sesión de tratamiento antes de las 13:30 horas.

De nuevo he creado un hilo en Twitter donde he ido contando todo el proceso. Os dejo por aquí capturas de pantalla de cada tuit:

#yomecuro #SeguimosJuanma

#EnsayoClínico5

Hoy tocaba nueva sesión de ensayo clínico, como cada martes, la 5ª ya. Y es que este ensayo llamdo SELIBORDARA me está sentando bastante bien, mi cuerpo está asimilando los fármacos sin problemas, al menos de momento, y estamos muy contentos por como se está desarrollando la cosa. Esperemos que por dentro también esté haciendo su función y acabando con esos intrusos malignos a los que nadie ha invitado a entrar en mi cuerpo serrano.

Tras las experiencias tan negativas de las últimas semanas hoy no pedimos ambulancia, nos fuimos en coche, conducido por mi Merchi y aparcamos en la zona azul junto al hospital, donde había mucho sitio libre pues se nota que es agosto. Hoy estrenamos mi tarjeta de aparcamiento para discapacitados pues con ella no se paga zona azul.

Bastante poca gente en el Edificio Laboratorio para la analítica, por lo que me la pude hacer pronto. Allí me encontré con mi amigo Raúl, que también tenía analítica para su consulta de revisión del próximo jueves. Después nos fuimos al Centro de Diagnóstico con la intención de desayunar, pero estaba la Cafetería cerrada Es agosto. Así que nos fuimos a la primera planta para hacerme el electrocardiograma, que tocaba por ser primera sesión de ciclo. No había nadie y lo hicimos en un momento. De ahí nos fuimos a la consulta con mi hematóloga para que viera los resultados de la analítica y nos diera la prescripción de los fármacos a recoger en la Farmacia del Hospital para este nuevo ciclo.

Ya eran las 11:00 y nos fuimos a desayunar a la cafetería del Hospital General. Y de ahí al Hospital de Día en la 8ª planta para que, una vez que llegaran los fármacos, ponerme el tratamiento. Empecé sobre la 1 de la tarde y terminamos algo después de las 6. Todo muy bien, sin ningún tipo de reacción adversa y asimilando bien la perfusión de Daratumumab subiendo la velocidad de forma progresiva hasta llegar a 200.

Una vez más tengo que agradecer el trato recibido por todo el personal sanitario que me ha atendido. Son geniales. Y el que vengan a preguntarte e interesarse por tu situación médicos, enfermeras, auxiliares e incluso otros pacientes no tiene precio, os lo aseguro. Estoy en mi segunda casa, cada vez lo tengo más claro.

Una semana más por delante. El martes que viene será el #EnsayoClínico6 y será martes y 13, pero… ¿quién dijo miedo? Seguimos a por todas… #yomecuro #SeguimosJuanma.

Como siempre, lo he ido contando en un hilo de Twitter que os dejo aquí con capturs de pantalla:

#EnsayoClínico2

Ayer tuve la 2ª sesión de tratamiento del ensayo clínico SELIBORDARA que estoy siguiendo desde la semana pasada. Ya conté por aquí que la 1ª sesión fue algo complicada, al menos al principio y tuve que quedarme ingresado para que la velocidad de perfusión de introducción del fármaco por vía intravenosa fuera baja para evitar efectos secundarios como náuseas y vómitos.

Por tanto, tras la experiencia vivida en esa 1ª sesión se decidió por parte de mi hematóloga que esta 2ª sesión fuera también con ingreso, con idea de que en próximas sesiones se pudiera hacer en el Hospital de Día sin necesidad de quedar ingresado, ya que los problemas se suelen presentar en las primeras infusiones.

Como hago habitualmente lo fui contando todo a través de mis redes sociales. Creé un hilo en Twitter con el hashtag #EnsayoClínico2 y creé una publicación en mi perfil de Facebook con un resumen de todo lo ocurrido.

 Nos recoge a las 7:30 a mi Merchi y a servidor un conductor que es un crack y que trae una ambulancia impulsada por gas natural, la primera de España. Será que ya somos usuarios VIP 🙂.

Me hago la analítica completa, desayunamos y nos vamos a consulta con mi hematóloga. Está todo ok y nos vamos al Hospital de Día para ingresar. Me dan la cama, estamos allí un buen rato, pero hay cambio de planes. Tarda en llegar la medicación y me cambian de planta, me llevan a la 1ª, mi planta de Hematología en la que tantos días pasé hace unos meses. Fue llegar y hartarne de saludar y dar besos y abrazos a auxiliares y enfermeras conocidas: Loli, Carmen, Alicia, Vero, Pilar… y presentarme a enfermeras nuevas: Ana y Mari Carmen. Todas tienen un objeto de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia. Y yo con mi chapita de IMPARABLE:

Entre unas cosas y otras empezamos el tratamiento a las 4 de la tarde, como la semana pasada, por lo que quedaban varias horas por delante. El chute de daratumumab terminó algo después de las 10 de la noche y esta vez me ha sentado bien, de momento. No he notado nada raro.. Después Pilar, la enfermera, me limpió las vías del PICC y quedaba a la espera de la visita de la hematóloga, que llegó cerca de las 12 de la noche, por lo que estaba claro que a esas horas no me iba a dar el alta. Estaba todo ok y por la mañana nos podríamos ir a casa. Nos quedamos mi Merchi y yo a pasar la noche, que fue movidita porque yo no conseguí dormir nada debido al insomnio que me producen los medicamentos y a que mi compañero de habitación, una persona mayor que no tenía acompañante nocturno, no tuvo una buena noche. Menos mal que la santa de mi mujer estaba allí y pudo ayudarle en varios momentos. No todo el mundo es tan afortunado de tener una Merchi en su vida… ¡qué crack es! y eso que no estaba en su mejor momento pues no lo está pasando muy bien con la picadura de araña que tiene en el pecho desde el viernes y que le está dando mucha lata.

Ya por la mañana más visitas de personal sanitario que me conoce de haber estado por allí ingresado tanto tiempo. Incluso pasaron expresamente dos hematólogos a verme y se interesaron por mi estado, por cómo me encontraba y por cómo iba mi Operación pulseras y mi colaboración con la Fundación Josep Carreras. Gran detalle. Uno se siente querido y bien tratado. Por eso no me extraña esta noticia que ha aparecido hoy en los medios de comunicación:

Terminamos esta 2ª sesión, que afortunadamente me ha sentado bien hasta el momento y esperemos que siga siendo así en los próximos días. Ahora tenemos una semana por delante para llegar a la sesión #EnsayoClínico3 el próximo martes, que esperemos que pueda desarrollarse en el Hospital de Día y no tener que quedarme ingresado. Al menos así está previsto. Y, como siempre, os lo contaré a través de las redes y por aquí.

No quiero terminar el post sin volver a agradeceros vuestro apoyo y compañía. De verdad que os siento cerca y me ayuda mucho. No me cansaré de decirlo…

#yomecuro #SeguimosJuanma.

Empezamos el ensayo clínico

Ayer martes empecé el tratamiento del ensayo clínico que va a ser el que mi enfermedad entre en remisión. Finalmente ha durado más de lo previsto, lo he ido contando por mis redes sociales – Twitter y Facebook- y ahora intento trasladar aquí un resumen de esta primera sesión del tratamiento.

Cuando mi hematóloga me dijo que iba a empezar a odiar los martes no le faltaba razón. Y es que es el día elegido para darme el tratamiento del ensayo clínico. El martes pasado, que era cuando estaba previsto empezar, empezamos mal. Analítica completa, hacerme un PET-TAC, espera de resultados, consulta con mi otra hematóloga y acabamos muy tarde, a las 16 horas y ya no me podían poner el tratamiento pues necesita varias horas. Me envían para casa.

Ayer sí empezábamos. Bueno, en realidad también ha costado porque por lo visto las primeras veces el tratamiento completo necesita unas 10 horas y eso para hacerlo en el Hospital de Día hay que empezar muy temprano, pero antes hay analítica y consulta médica tras conocer los resultados. Imposible empezar antes de las 10:30-11:00. Pero dice mi hematóloga que hoy me tengo que poner el tratamiento sí o sí porque en el PET-TAC se observa una progresión de la enfermedad. Me proponen quedarme ingresado para recibir el tratamiento entre la tarde del martes y la mañana de hoy miércoles. Por supuesto que acepto, pero no consigo tener cama hasta las 16:30. Desesperante.

Comienzo el tratamiento a las 17:30 y tras los pre-medicamentos me enchufan el daratumumab. Empezamos a 50 y bien, subimos a 100 y empiezo a sentir frío, bajamos a 75 y al rato vomito. Paramos, me ponen un medicamento para la fatiga y al ratito seguimos a 75… y, como va bien, subimos de nuevo a 100 y así está toda la noche hasta las 7:30 que terminamos con la bolsa de daratumumab. De momento bien, aunque será una noche larga enchufado a la máquina… Por la mañana y mediodía estuve acompañado por mi hija Verónica y por la tarde y la noche por mi hermana Chari. Y en casa mi Merchi malita y sufriendo mucho por no poder estar allí conmigo y mi Patri por no poder darme los besitos que todos los días me da.

La noche fue larga porque, además de estar todo el rato enchufado a la máquina, me volvió el insomnio por la medicación recibida

Ayer fue un día muy complicado, de los duros, pero todo sea por el #yomecuro… Y sin perder nunca la sonrisa, aunque a veces cuesta… #SeguimosJuanma

También podéis ver este hilo de Twitter.

El martes próximo seguiremos. Será como en esta ocasión según me ha dicho la hematóloga, con ingreso, porque me tienen que poner el medicamento por vía intravenosa muy lento para evitar la fatiga y otros efectos secundarios. Ya está la cama reservada. A ver qué nos encontramos el martes próximo cuando lleguemos al Hospital de Día…

Donativo del Día de los imparables

Tengo que reconocer que desde que se me ocurrió organizar un evento para celebrar el Día de los imparables de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia estoy emocionado. Y esta emoción me la produce fundamentalmente la respuesta de la gente: de mi familia, de mis amigos, de mis compañeros, de la gente de las redes, de gente que no conozco de nada… Abrumado, de verdad.

He dedicado varios posts a este día, desde su preparación hasta el resultado del mismo –con fotos y vídeos– y podemos decir que con este artículo finiquitamos esta serie y qué mejor forma de hacerlo que con el estado de cuentas que describa todo lo recaudado gracias a vuestras aportaciones y que se convierten en donativo para la Fundación Josep Carreras. Como siempre, transparencia máxima.

Estoy muy orgulloso de poder compartir con vosotros que acabo de realizar una transferencia a la Fundación por importe de 1940,96 €. ¡Impresionante! ¿Cómo se ha conseguido esta recaudación? Pues gracias al desarrollo del evento en la Bodega cofrade «Tós x =», a un par de huchas solidarias, a la venta de objetos de la Fundación y a una fila 0 que habilitamos para aquellas pesonas que no pudieran venir. Le tengo que dar las gracias a mi amigo Pepe por darme esa idea de la fila 0, pues ha sido todo un éxito.

Los ingresos se han obtenido de la siguiente forma:

  • Evento en la Bodega «Tós x =»……………….. 958 €
  • Hucha solidaria en la Bodega «Tos x =»……. 27,61 €
  • Hucha solidaria en «El Fogón de Sergio»…… 20,35 €
  • Venta de objetos de la Fundación……………. 375 €
  • Fila 0…………………………………………………… 560 €
  • TOTAL………………………………………………..1940,96 €

Podemos considerar que el importe recaudado ha sido todo un éxito, más aún teniendo en cuenta los precios populares que se pusieron en las bebidas y en los montaditos durante el evento (1 €) y la venta de objetos de la Fundación también a precios reducidos.

El objetivo fundamental era concienciar a la gente de la necesidad de colaborar con fundaciones de este tipo, de trasladar lo que hace la Fundación Josep Carreras con todo lo recaudado, de apoyar la investigación para acabar con la leucemia y otros cánceres de la sangre, de la necesidad de conseguir donantes de médula -mi hija Patri se va a hacer donante, ya dona sangre con asiduidad- y de conseguir nuevos socios y colaboradores de la Fundación. Me consta que gracias a este evento varios amigos se van a hacer socios. Por tanto, creo que objetivo más que superado.

Solo me queda agradecer de nuevo -no me cansaré de hacerlo- la implicación de mi familia y amigos para que esto fuera una realidad, a todos los que habéis colaborado de una u otra forma y habéis demostrado vuestra solidaridad… y a mis amigos Carri y Noelia -propietarios de la Bodega cofrade- por su emtrega y trabajo desde el primer minuto del evento «Tapas solidarias». Pensando ya en el evento del año que viene…

De todas formas la «Operación pulseras» sigue su curso y todo esto me motiva aún más para pensar que el tratamiento del ensayo clínico que empiezo mañana va a ser el bueno.

#yomecuro #SeguimosJuanma

Fotos y vídeos del Día de los imparables

Como lo prometido es deuda, tal y como os anuncié en el post anterior os dejo por aquí las fotos y vídeos que me han pasado familiares y amigos. Están todas las imágenes y vídeos en este álbum de Google Fotos. Por cierto, si alguien tiene alguna foto o vídeo más que me las pase para incluirlas en el álbum.

Algunos vídeos significativos del evento:

Momento en el que se puede comprobar la cantidad de gente que acudió (ya se había acabado el arroz):

Momento karaoke en el que canto con mi Patri «Resistiré»:

Momento en el que explico a los asistentes la necesidad de seguir colaborando con iniciativas de este tipo para que se pueda seguir investigando:

Momento sevillanas del #yomecuro:

Momento fiesta (cantan Emilio y Juanmi):

Mañana es el día…

…de los imparables. Una cosa es segura y es que en Sevilla no va a llover. Y lo pasaremos muy bien. Y será por una buena causa… #imparablescontralaleucemia

Muchas gracias a mi Patri y al amigo Antonio (Canijo de Carmona) por estos vídeos invitando a asistir al evento: