Grupo de trabajo “Repensar la Primaria”

El pasado mes de octubre recibo una llamada de Aurelia Calzada, Directora General de la AGAEVE, para invitarme a participar en un grupo de trabajo creado por parte de la Consejería titulado “Repensar la primaria”.  Me dice que en dicho grupo participarán de forma activa directores, directoras, maestros y maestras de centros educativos andaluces, la propia consejera y 3 directores generales. Lo primero que le planteo es que, siendo yo de Secundaria y siendo el grupo de trabajo específico para repensar la Primaria, no tengo muy clara mi pertenencia a dicho grupo. Aurelia justifica mi presencia porque hay muchos temas que son comunes para Primaria y para Secundaria, es muy interesante conocer la visión desde los institutos del tránsito de Primaria a Secundaria y, quizás lo más importante, aportar información sobre el uso de las TIC en los centros educativos andaluces y aportar recursos digitales de trabajo colaborativo para el propio grupo de trabajo.

Me convenció y acepté, aunque tampoco tuvo que insistir mucho, la verdad. Yo soy de los que opina que en estas cosas si cuentan contigo hay que estar -digo que no pocas veces-, porque después es muy fácil quejarse de que no cuentan con nosotros, de que no se nos escucha y cuando se nos da la oportunidad creo que debemos aprovecharla. Lo que sí esperaba y deseaba es que el trabajo desarrollado por este grupo fuera vinculante, es decir, que no cayeran en saco roto las decisiones que se adoptaran.

El 16 de octubre tenemos una primera reunión del grupo en la sede de la AGAEVE. Nos presentamos todos los componentes del grupo -yo ya conocía a bastantes de ellos-  y por parte de la señora Consejera se nos explica el objetivo de este grupo de trabajo y las líneas de trabajo a seguir.

Desde la Consejería se reconoce que se hace necesario un cambio en la Primaria y quizás estemos en un momento en el que poder afrontar algunos de estos cambios. Y para ello quizás lo más adecuado sea escuchar al profesorado, a los maestros y maestras que están en los centros educativos andaluces. Por eso desde este grupo de trabajo se deben establecer estrategias para hacer partícipe al profesorado, de tal forma que nos hagan llegar sus inquietudes y los posibles cambios que quieran proponer, siendo conscientes desde el principio que habrá cambios que se podrán acometer a corto plazo, otros a medio o a largo plazo y otros que ni siquiera se podrán acometer porque existan normativas superiores que lo impidan.

Se abren turnos de intervenciones dentro del grupo y cada uno de los participantes opinamos sobre la información que debe llegar a los centros, el cómo debe llegarles y qué esperamos recibir de ellos. También definimos estrategias de comunicación dentro del grupo, pues muchas de las tareas las haremos de forma online, de ahí la importancia de trabajar coordinados desde el primer momento. Creamos un grupo de Telegram para las informaciones inmediatas, un grupo de Google -que lo hemos usado poco, la verdad- y una carpeta compartida de Google Drive donde iríamos almacenando toda la información y los documentos que fuéramos generando de forma colaborativa.

Decidimos que la mejor forma de llegar a los centros es a través de la cumplimentación de un cuestionario en el que se preguntara absolutamente de todo: temas de organización y funcionamiento del Centro, temas de currículum, temas de horarios, de tutores, de orientación, del Programa de gratuidad de libros, de tránsito, de uso de las TIC, etc. En este enlace se le da información a los centros y se puede acceder al cuestionario.

A través de distintas reuniones presenciales y trabajando desde la distancia empezamos a darle forma a las preguntas que se incluirían en el cuestionario, que se enviaría a través de Séneca a los equipos directivos de los colegios para que fuera relleno por parte de la dirección del centro una vez llevado a claustro, donde habría que recabar la información que plasmar en dicho cuestionario.

Se envió a finales del primer trimestre, en el mes de diciembre y, a partir de ahí, entramos en el grupo en el trabajo de análisis de resultados, con la ayuda del personal de la AGAEVE. La mayoría de las preguntas eran cerradas, con ítems para contestar, con lo cual era bastante fácil el análisis de las respuestas con ayuda de una hoja de cálculo. Pero al final del cuestionario había un par de preguntas abiertas en las que cada centro se podía expresar libremente, lo cual evidentemente nos llevó bastante más tiempo analizar esta información, porque queríamos que todo quedará reflejado, que se han clasificado en información recogida sobre instrumentos de evaluación del alumnado, medidas organizativas sobre la educación inclusiva, buenas prácticas sobre los procesos de tránsito entre etapas educativas, los elementos claves para la mejora de la educación primaria y las observaciones sobre los procedimientos del debate “Repensar la primaria”.

El cuestionario se envió tanto a los centros públicos como a los centros concertados y fue contestado por el 78% de los públicos y el 57% de los concertados. Los resultados finales del mismo se han presentado hoy mismo en el Consejo Escolar de Andalucía, en Granada, así como las primeras medidas a adoptar a corto plazo y algunas previstas a más largo plazo, todas ellas surgidas de las respuestas recibidas por parte de los maestros y maestras. Y en dicha presentación hemos estado una buena representación de este grupo de trabajo para explicar la forma de trabajo seguida durante todo el proceso.

Las dos medidas más importantes que se van a adoptar con vistas al próximo curso son: el aumento de plantillas en Primaria, pues se van a incorporar 1300 maestros y maestras en los próximos tres años, 500 de los cuales se incorporarán para el próximo curso 18-19 y la paralización de la implantación del Francés en 1º y 2º de Primaria. Es evidente que ambas medidas llevan aparejados otros cambios que también han surgido de las respuestas a los cuestionarios y que podrán ser afrontados para este próximo curso.

Como conclusión final puedo decir que estoy muy orgulloso de haber pertenecido a este grupo, de la forma en la que hemos trabajado, de los resultados que se han obtenido por parte de los centros y de la respuesta que desde Consejería se ha dado al final del proceso.  Porque esto último es lo verdaderamente importante: el profesorado necesita sentirse escuchado y, sobre todo, que no caigan en saco roto las propuestas que vienen por parte de los centros. Y aquí se ha demostrado que se ha tenido en cuenta. ¿Que seguramente se podrían cambiar más cosas? Pues seguramente sí, pero podemos decir que esto es una buena forma de empezar…

Muchas gracias a Sonia, Aurelia, Abelardo, Domingo, Antonio, Sebastián, María, Inés, Miguel, Ángela, Juanma, Manolo, Esther y José Alberto como compis del grupo de trabajo, qué tanto han trabajado y de forma colaborativa… como a mí me gusta. Y muchas gracias también a Ana, a Manolo y a Andrés por estar siempre ahí y por el buen trabajo que han realizado de organización, recapitulación y difusión.

Ya sólo me queda esperar que se forme un grupo similar para “Repensar la secundaria”, que creo que también hace bastante falta. Conmigo desde luego podrán contar porque, aparte de estar ya entrenado tras este “Repensar la Primaria”, para intentar ayudar y proponer cosas con vistas a mejorar la Educación siempre estaré disponible. Bueno, siempre que la salud me deje, pero yo creo que sí porque estamos en el buen camino… y es que ya se sabe que #yomecuro… 🙂

Seguimos…