¡Feliz Navidad!

«Esta noche es Nochebuena y mañana… NO». Siempre me ha gustado cantar esto y cuando empezaba a cantarlo, todo el que no lo sabía seguía con el «… y mañana es Navidad» y yo lo cortaba con ese «… y mañana NO». Y tocaban risas, claro.

Podemos decir que esta es la noche más familiar del año, en la que nos intentamos reunir con nuestros seres queridos para celebrar la Nochebuena en familia, pero este año va a ser más complicado por la situación que estamos viviendo por culpa de la dichosa pandemia. Este año toca reducir el número de comensales y lo más recomendable es que estemos cada uno en nuestras respectivas casas y Dios en la de todos. Nosotros desde luego lo pensamos cumplir, estaremos los cuatro, cenaremos juntos y pondremos el ordenador para conectarnos con el resto de la familia en un momento determinado, porque algún que otro cantecito no puede faltar.

Me han comunicado que, de momento, no nos vamos a Salamanca para continuar con el tratamiento de las CAR-T por estar recibiendo un tratamiento de rescate con quimio aquí en Sevilla que tiene a la enfermedad más o menos controlada. Estoy esperando que me llamen para ingresar y recibir el cuarto ciclo; yo creía que iba a pasar la Nochebuena en el hospital -sería mi segunda Nochebuena allí tras la de 2018-, pero parece que la celebraré en casa con mi gente y en los próximos días ingresaré. Ya veremos lo que ocurre en Nochevieja…

Me acuerdo especialmente de todas las personas que están ingresadas o que le tocan trabajar esta noche pues, a pesar de ser distinta a la de otros años, a todos nos gusta estar en casa con los nuestros y no postrados en una cama de hospital o teniendo que trabajar porque te haya tocado guardia. Pero aún así yo guardo muy buenos recuerdos de las navidades de 2018 que pasé íntegras ingresado en el Virgen del Rocío y que os conté en mi primer libro. Es verdad que tanto mi mujer como yo, que estuvimos allí tantos días en la habitación 123 de la planta de Hematología, nos lo intentamos tomar de una forma positiva y os aseguro que es algo que no se me va a olvidar en la vida.

En el siguiente vídeo desde mi familia os queremos desear una feliz Navidad y que el año 2021 llegue cargado sobre todo de SALUD. Y algo muy importante: cuídate tú, respeta las normas y así cuidarás también de los demás. Esto lo paramos entre todos…

A Merchi siempre le ha gustado mucho adornar nuestra casa en estas fechas, monta el árbol de Navidad, dos belenes y adornos navideños y luces por todos sitios. Cada año compra cosas nuevas… y este año no iba a ser menos. En el siguiente vídeo realizado por ella os podéis hacer una idea de cómo está la casa de los Díaz-Delgado este 2020:

¿Tenéis preparados vuestros móviles para recibir los chorrocientos mensajes que recibiremos durante el día de hoy? Batería bien cargada y almacenamiento suficiente para esos mensajes de felicitación, algunos ñoños, otros sentidos, otros graciosos… en forma de texto interminable o imagen o vídeo, muchos de los cuales recibiremos por duplicado, triplicado, cuadriplicado… es lo que tiene hoy en día la facilidad de reenviar mensajes que nos ofrecen algunas aplicaciones como WharsApp.

Y, para terminar, os dejo la versión simpática de felicitación: un bailecito que nos hemos marcado mi Merchi y servidor para el que hemos estado ensayando horas y horas… y eso que yo no me puedo mover. Pasadlo lo mejor posible y recordad que #NuncaNosRendimos porque #SomosImparables.