A por un nuevo tratamiento

Ya os contaba por aquí que el enayo clínico KARMMA-3 en el que estaba participando en su línea B con polifármacos no había dado los resultados esperados y había que buscar una nueva línea de tratamiento. En un principio mi hematóloga, la doctora Mariví Mateos, me ofrece un tratamiento con anticuerpos biespecíficos, para lo cual la semana pasada fui a Salamanca para hacerme las pruebas previas y firmar la autorización correspondiente.

Pues bien, desde ayer esto ha cambiado. Recibí una llamada de mi doctora para comentarme la posibilidad de incluirme en la línea A del ensayo KARMMA-3, la línea cuyo tratamiento es con células CAR-T, que era el que en un principio fuimos buscando a Salamanca, pero que un sorteo decidió hace siete meses que ese no era el momento para mí. Pero la semana pasada se ha aprobado por parte de quien corresponda -me lo dijo la doctora pero no me acuerdo de quién es- que los pacientes a los que no les fuera bien el tratamiento de la línea B podrían entrar en esta línea A con células CAR-T. Para mí es una muy buena noticia. Tengo plena confianza en mi doctora y su equipo de hematología y si ella cree que esta oportunidad no la podemos desaprovechar pues está claro que ahí estaremos. Con actitud positiva afrontamos la línea B, e íbamos a afrontar de la misma forma el tratamiento con anticuerpos biespecíficos, pero si la puerta que se nos abre ahora es la de las células CAR-T por esa puerta entraremos y este tratamiento será el bueno, el que va a conseguir controlar la enfermedad.

Tengo que reconocer que se me saltaron las lágrimas cuando colgué el teléfono tras hablar con la doctora y, una vez más, me abracé a mi Merchí -mi Merchi como siempre a mi lado- y dijimos juntos: «Esta va a ser». Se lo comentamos a familiares y amigos y todos se alegraron mucho de la noticia. Como siempre hacen. Nunca fallan.

Recibí la llamada justo antes de hacerme una resonancia magnética. Una prueba que tenía pendiente desde hace casi tres meses cuando acabé la rehabilitación y que solicitó mi médica rehabilitadora cuando me dio el alta de las sesiones de fisioterapia para ver cómo estaba mi espalda. Debido al estado de alarma y al confinamiento la cita para esta prueba ha tardado, pero me llamaron el martes a las 21:50 para que me la hiciera ayer a las 13:30.

Desde que tengo el mieloma múltiple como compañero de viaje son muchas las pruebas que me he hecho y de distintos tipos. Y muchas de ellas repetidas. De hecho, resonancias magnéticas me he hecho al menos cinco y para mí es la prueba más desagradable que hay, pues eso de estar casi tres cuartos de hora metido en ese tubo tan estrecho, que abres los ojos y ves la parte superior del tubo a pocos centímetros de tu cara, con ese ruído infernal la mayor parte del tiempo… Solo te queda cerrar los ojos, rezar mucho, acordarte de los tuyos, acordarte de los que ya no están, pensar en lo que vas a escribir en tu blog para contarlo… y siempre intentando no tocar la perilla que te dejan de auxilio para no parar la prueba. Si yo conseguí pasar la que me hice hace más de un año con el dolor insoportabe de espalda, creo que ya soy capaz de pasar cualquier prueba.

Esta mañana me ha llamado Laura, la coordinadora del ensayo clínico, para decirme que ya tengo previstas dos visitas al Hospital Clínico de Salamanca. La primera será el próximo miércoles 20 para hacerme nuevas analíticas y algunas pruebas que tenemos pendientes para este nuevo tratamiento y para firmar la nueva documentación. Y el martes 2 de junio estoy citado para la extracción de células, lo que se llama la aféresis, para extraer mis linfocitos-T que hay que entrenar durante un tiempo para posteriormente volver a introducirlos en mi cuerpo ya preparados para luchar contra las «células malas». Esto, si todo va bien, seguramente sea en el mes de julio con ingreso hospitalario y hasta llegar ese momento tendré un tratamiento puente para no estar tanto tiempo sin nada.

Estoy muy contento. Es para estarlo, sin duda. Sigo pensando que soy muy afortunado por encontrarme en tan buenas manos y con tan buenos tratamientos. Y por seguir sintiendo vuestro apoyo. Éste va a ser el bueno…

#SomosImparables #yomecuro #SeguimosJuanma