“Merlí” y “Rita”: dos series, dos profes

Ahora que tengo más tiempo libre estoy aprovechando para hacer algunas cosas que habitualmente no puedo hacer, como por ejemplo ver series de televisión. Estamos suscritos a las plataformas HBO y Netflix y son varias las series que ya he podido ver, pero en este post me voy a centrar en dos de ellas, que están relacionadas con el mundo educativo.

Merlí” es una serie de la televisión catalana centrada en un profesor de filosofía de instituto. Son tres temporadas con 13 capítulos cada una de ellas. Las dos primeras temporadas las vi en Netflix en español y la tercera la vi en Youtube en versión original subtitulada (en catalán con subtítulos en español), aunque en estos últimos días ya aparece esta última temporada también en Netflix en español.

En general me ha gustado la serie, aunque le sobran algunas cosas. Y es que ya se sabe que cuando se trata de series o películas en las que participan adolescentes -aunque en la vida real no lo sean tanto- algunos temas son muy reiterativos: que si problemas de amores, que sí drogas, que sí acoso…

Merli es un profesor separado que vive con su madre -actriz de teatro- y con su hijo homosexual. Es un profesor de los llamados distintos, aplica otro tipo de metodologías, cae bien a los chavales, choca con buena parte del profesorado… pero lo que más me ha gustado de la serie es que se tratan problemas educativos que existen hoy en día y siempre introducidos desde la teoría de un autor filosófico, que suele dar título a cada capítulo. Se tratan temas como la política, las relaciones personales, la atención a la diversidad, la homofobia, la presencia de la religión en las escuelas, los recursos de la escuela pública frente a la privada… todo ello mezclado con una serie de relaciones sociales y exageraciones que una serie de este tipo suele tener.

Rita” es una serie danesa de cuatro temporadas con 8 capítulos cada una de ellas. Está centrada en una profesora separada con tres hijos que vive en la que era casa del conserje justo al lado de la escuela. Fumadora empedernida -se pierde la cuenta del número de veces que sale encendiendo un cigarrillo-, firme defensora de la inclusión, del trabajo cooperativo y profesora transgresora. También me ha gustado la serie, aunque en mi opinión la última temporada es más flojita que las anteriores. Me ha llamado la atención los poquitos alumnos que había por clase, no sé si es cosa de la serie o que ésa es la ratio habitual en la escuela danesa.

Rita y Merlí son dos personajes que tienen muchos aspectos en común: ambos son profesores transgresores, separados de sus parejas, con vida familiar desordenada, con un hijo homosexual, con vida sexual activa, preocupados por sus alumnos más allá del tema académico, con problemas en sus centros…  No sé si hay muchos profesores así ni si lo que se cuenta en estas series se aleja mucho o no de la realidad. Como en todo habrá opiniones para todos los gustos; yo me quedo con la recomendación para que veáis ambas series y os forméis vuestra propia opinión.

Seguimos…

Evento #GoogleForEducationSolutia: la crónica

Ayer por la tarde se celebró en ISSpaces el evento titulado “Google for education para tu aula”, organizado por Solutia, partner de Google. He podido asistir al mismo y me ha gustado mucho, tanto lo que allí nos han contado como el haber podido coincidir con tantos amigos y amigas una vez más.

Nos da la bienvenida por parte de Solutia Manuel García, que nos explica el desarrollo de la jornada y agradece nuestra asistencia.

Seguidamente toma la palabra Gonzalo Romero, responsable de Google for Education en España, que nos habla de la visión de Google para la educación, transformando el aprendizaje usando G Suite y Chromebooks. Una frase: “En tiempos de cambio no es el grande el que se come al pequeño, es el rápido el que se come al lento”.

Los planes de Google para la educación se centran en cuatro pilares: Herramientas (G Suite), Hardware (chromebooks), Plataforma de realidad virtual (Expeditions) y Programas educativos.

El desarrollo profesional de las personas es la inversión más inteligente, de ahí la apuesta de Google por el mundo educativo, el ofrecer G Suite de manera gratuita para los centros escolares y el centro de capacitación y formación para el profesorado.

La siguiente persona en intervenir fue mi amigo Antonio Sevilla, maestro del colegio SAFA Valverde y coordinador TIC del mismo. Nos contó la experiencia de su centro y cómo se viene usando G Suite desde hace varios años en su colegio, tanto para tareas organizativas como metodológicas en el aula a partir de 5º de primaria.

Comienza su intervención con este corto animado para hacernos ver que se trata de una cuestión de actitud si se quiere provocar un cambio metodológico en la escuela.

Para su exposición Antonio nos trae preparado un site, que está organizado en tres grandes temáticas para explicar la implementación de las tecnologías de G Suite en su centro:

  • TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), centrado en las herramientas de G Suite como Gmail o Drive.
  • TAC (Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento), centrado en Classroom.
  • TEP (Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación), centrado en Calendar y en Sites.

La experiencia de Antonio con las herramientas de G Suite es que se trata de herramientas que son sencillas, usables, reutilizables, versátiles y, sobre todo, que sirven para atender a la diversidad. Nos muestra distintos ejemplos de los beneficios de usar G Suite y el potencial para empoderar a los alumnos, como los exámenes que se autocorrigen y que son creados por los propios alumnos a través de la herramienta Formularios.

Para terminar nos deja un vídeo sobre lo que supone el trabajo en equipo y los distintos roles que se pueden adoptar:

Arturo Cavanna es director de desarrollo tecnológico y digital del grupo Edelvives y titula su ponencia “Cambio digital en educación”, aunque previamente pide que intervenga Gonzalo para explicar en qué consiste el acuerdo que tiene Edelvives con Google.

Me quedo con una frase que nos proyecta: “No puedes innovar si no estás dispuesto a equivocarte”. Presenta dos proyectos cómo son TA-TUM, que es una plataforma en la que los libros cobran vida y la gamificación envuelve al alumnado; y NEXT la robótica evolutiva como un compromiso con la educación del futuro.

La última intervención corrió a cargo de Carlos Martín, del grupo Solutia, que nos habló de la gestión de los chromebooks en el centro: cómo darlos de alta, cómo administrarlos, cómo gestionar permisos según las unidades organizativas de los usuarios, etc. En definitiva, tareas muy técnicas pero que son muy necesarias si se van a implantar Chromebooks en tu centro educativo.

Carlos también nos deja una frase: “Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa”.

Al final hubo un rato para las preguntas a los ponentes. Hubo tiempo para hablar sobre la integración de G Suite en otros dispositivos que no sean los Chromebooks, habló Gonzalo sobre la garantía de utilización con menores de las cuentas educativas de Google de forma legal y sobre la gratuidad de G Suite for Education de por vida para los centros educativos que Impartan educación reglada, aunque saldrá una versión Enterprise de pago con mayores medidas de seguridad para aquellos centros y organizaciones grandes que lo pidan y estén dispuestos a pagarlo, claro. Yo particularmente le pregunté a Arturo cómo se compatibilizaba la propuesta que ellos hacían desde el ámbito editorial de implantación de chromebooks en los centros educativos con el programa de gratuidad de libros que tenemos implantado en Andalucía, sobre todo, hablando desde la escuela pública, claro está. Me contestó que están trabajando en algún tipo de medidas que pueda compatibilizar lo que dicen las instrucciones de gratuidad con la implantación de dispositivos para aquellos centros que así lo decidan. Veremos en qué queda esto, porque nosotros llevamos bastante tiempo luchando por una medida de este tipo y de momento nada de nada.

Para finalizar el evento se sorteó un chromebook entre los asistentes que, por supuesto, no me tocó.

Conclusión personal:

Me encantó asistir al evento por varias razones: primero, porque aunque esté de baja médica, este ratito me hizo no pensar que estoy de baja; segundo, porque me encantó reencontrarme con tantos amigos y amigas: Gonzalo, Antonio, María, Guille, Gui, Rosa, Pepe, Elisa, Elías… Y tercero, porque me encanta comprobar que soluciones como las que ofrece G Suite para educación cada vez se esté extendiendo más… y no porque sea Google, sino porque, según mi opinión personal, es la solución más efectiva que ahora mismo existe para usar en el aula.

Me gustó que Gonzalo hablara de la comunidad GEG España, que es la comunidad en Google+ de educadores que usan G Suite para educación, una comunidad muy activa en la que la colaboración es máxima y en la que si usas G Suite y aún no perteneces a la misma te invito desde este momento que solicites pertenecer a la misma.

Los que me conocéis sabéis que llevamos varios años usando G Suite para educación en el IES Chaves Nogales y que en nuestro centro estamos convencidos de que hay un antes y un después desde que empezamos a usarlo y es por ello que siempre animo a los centros a que lo intenten. Es evidente que hace falta tener una buena conexión y tener dispositivos. Lo primero parece que estamos en camino de solucionarlo con el programa “Escuelas conectadas” que va a llevar la conexión ultrarrápida a todos los centros educativos andaluces; pero lo segundo… eso sí que es un problema, porque la mayoría de los centros tenemos equipos obsoletos o inexistentes, por lo que algunos optamos por el método BYOD, con los posibles problemas que ello conlleva. Sin embargo, tenemos que seguir intentándolo porque está claro que lo que buscamos es el beneficio de nuestro alumnado así que, como siempre, seguimos…

Más información en el hashtag de Twitter: #GoogleForEducationSolutia

Esto es carnaval (I): A por todas, Manoli

Ahora que estamos en plena época de carnavales, inauguro una nueva categoría en este humilde blog donde iré haciendo algunas entradas relacionadas con el carnaval y las coplas.

Quien me conoce sabe que soy aficionado desde hace mucho tiempo, que veo y escucho todo lo que puedo, e incluso he hecho mis pinitos escribiendo letras y cantando alguna que otra coplilla.

No escribo nada desde mi época en la chirigota de la Facultad de Matemáticas, en la que salí varios años cantando el Día de la Fraternidad. Ahí escribía con mi amigo Julio y lo pasábamos de arte.

Para estrenarme en esta nueva época he decidido homenajear a la más grande, a mi madre y además quiero daros las gracias a todos los que estáis ahí porque me nos estáis ayudando mucho.

Se cumplen 20 años de la que para mí -y para otra mucha gente- ha sido la mejor comparsa de todos los tiempos: “Los piratas”, de Antonio Martínez Ares. Tomo prestada la música del pasodoble de Don Antonio y canto a capella. Ahí va eso, con todo mi corazón:

Ahora que toca parada
voy a contaros una cosa,
ahora que toca parada
necesito que estas letras
te lleguen así cantadas.
Yo me siento muy querido
por tenerte junto a mí,
te siento cercano
cuando me llega tu fuerza,
apoyo y solidaridad.
Me mandas whatsapp,
me pones mensaje en Facebook
o me llamas con tu voz,
siento tu empuje,
con qué fuerza me lo mandas
así vamos a por tó,
a por tó…
Y con mi madre
todos estamos con mi madre
pa´ ayudarla en este trance
que el maldito bicho vino
y la ha dejado sentada
pero vamos a por ello,
con su familia
vamos tós en el mismo barco
remando con fuerza juntos
pa acabar la pesadilla.
Siempre dicen que hay un Dios
que nunca nos abandona,
pues a él le digo yo
que ella es muy buena persona,
rezó a santos y al Señor
a María en libertad,
a tu hijo y a tu madre,
por eso ahora es cuando tú,
le tienes que echar un cable.

Presentación del Portal de buenas prácticas educativas

Ayer se presentó por parte de la Consejería de Educación el portal de buenas prácticas educativas que ha creado la AGAEVE. Dicha presentación tuvo lugar en la sede de la Fundación Tres Culturas (antiguo pabellón de Marruecos de la Expo 92), un sitio precioso pero en el que hacía bastante frío. Recuerdo la última vez que estuve allí, que fue con la celebración del EBE16, hace algo más de un año. Me invitaron para asistir y desde aquí agradezco la invitación y a mi amigo Pepe el que se ofreciera para llevarme .

Empieza tomando la palabra la sra. Consejera de Educación, Dª. Sonia Gaya, que destaca que el objetivo principal de este portal es facilitar la labor del profesorado y hacer visible las buenas prácticas que se realizan en las aulas  y en los centros educativos andaluces. Las buenas prácticas que ya se incluyen han sido detectadas por la AGAEVE, por los Centros de Profesorado y por la Inspección Educativa, aunque esta web debe ser dinámica y debe estar actualizándose constantemente.

También anunció la señora Consejera una medida muy interesante que se está madurando para una próxima implementacion: la creación de la Red de Centros de buenas prácticas, con la creación de la figura de la “escuela mentora”, que no son más que centros educativos cuyas prácticas o metodologías docentes puedan servir de ejemplo a otros centros. Estaremos atentos a esta medida porque tiene muy buena pinta.

Seguidamente interviene el amigo Fernando Trujillo, que nos hace un recorrido por el portal visitando las distintas páginas que contienen las buenas prácticas, que están categorizadas según temática. Se detiene en algunas de ellas, muestra algunos de los trabajos premiados que también aparecen en el portal e insiste en la idea de que esto no ha hecho nada más que empezar, por lo que anima a todos los centros educativos andaluces a que propongan sus buenas prácticas para que aparezcan ahí, que son muchas estoy seguro. En su blog nos ha dejado todo lo que nos contó.

Tras la intervención de Fernando y el descanso para el café se nos presentan tres buenas prácticas de centros educativos andaluces relacionadas con el tránsito, la coeducacion y la evaluación, respectivamente.

Desde la Luisiana Inma, Antonio, Pilar y Vicente nos presentan el proyecto titulado “Bajo el signo de la luz: la fundación de una utopía andaluza”, premio Joaquin Guichot al fomento de la cultura andaluza y proyecto intercentros del CEIP Antonio Machado y el IES Pablo de Olavide. Un proyecto muy interesante en el que no sólo han trabajado de forma coordinada las comunidades educativas de ambos centros, sino que se ha implicado al Ayuntamiento de la localidad y a todo el pueblo, para conocer la historia y las raíces de ellos mismos.

Me trae muy buenos recuerdos cada vez que escucho hablar de la Luisiana, pues pasé 5 años de mi vida profesional en ese IES Pablo de Olavide con el amigo Vicente y tantos otros compañeros. Precisamente el pasado mes de octubre estuve por allí dándoles una formación al profesorado de ambos centros -y a los de El Campillo también- sobre el uso de G Suite y me alegra saber que en el colegio también han apostado por trabajar en el tercer ciclo con las herramientas de Google, usando el dominio del instituto. Esto sí que es hacer un tránsito de verdad. ¡Enhorabuena, amigos!

La profesora Mercedes Sánchez Vico del IES Eduardo Janeiro de Fuengirola (Málaga) es la autora del “Proyecto de igualdad de género a través de la imagen”, premio Rosa Regás en su décima edición. Recomiendo que visitéis la wiki donde incluye una cantidad de información relacionada con la coeducación y el trabajo en valores.

Desde el CEIP Reina Fabiola de Motril (Granada) D. José Tortosa y Dª. Remedios López nos explican su buena práctica educativa sobre evaluación de competencias.

Para terminar el evento tomó la palabra Dª. Aurelia Calzada, Directora General de la AGAEVE, que agradeció la asistencia a esta presentación y la exposición de los ponentes, nos invitó a darle publicidad al portal y a que enviemos las buenas prácticas educativas que le consta que se hacen en nuestros centros educativos andaluces.

Conclusión personal:

Me alegro de haber ido a esta presentación. Yo soy de esos pesados de la visibilidad, de los que siempre está diciendo que hay que hacer visible lo que hacemos en los centros, porque también estoy seguro de que se hacen cosas muy buenas, pero muchas veces por vergüenza o porque no le damos la importancia que de verdad tiene, no nos atrevemos a darle difusión. Por tanto yo desde aquí también animo a que se manden esas prácticas, esas metodologías, esas experiencias… que se están haciendo tan bien en nuestros centros.

Por otra parte, el portal debe ser un sitio vivo: debe incluir nuevas experiencias que se vayan incorporando como buenas prácticas y se debe crear un histórico con experiencias que en su momento fueron buenas prácticas pero que en la actualidad no se estén desarrollando. Entiendo que esto debe ser así.

Y por último, me gustaría destacar que me encantó encontrarme de nuevo con tantos compañeros y compañeras -bueno, en la mayoría de los casos más bien amigos y amigas- con los que comparto tanto, sobre todo a través de las redes.

¡Gracias, crack! Seguimos…

Más información:

Mi grupo de secretarios

Hace algunos meses que escribí una serie de entradas relacionadas con las funciones que desempeño en mi centro educativo: formar parte del equipo directivo, ser secretario del centro y ser coordinador TIC. Tengo que agradecer los comentarios que me han ido llegando y el número de visitas que han registrado estas entradas, porque la verdad es que han sido bastantes.

Pero en este post me quiero centrar en la función de secretario. Cuando escribí ese artículo en junio comentaba que en el grupo que creamos a raíz de un curso de formación estábamos 50 participantes; pues bien, ahora mismo somos 181. Secretarios y secretarias de centros educativos andaluces, de primaria y de secundaria, y todos y todas dispuestos a aportar y a aprender. Si eres secretario o secretaria y todavía no estás en el grupo y te apetece pertenecer al mismo, mándame un correo a juandiaz8@gmail.com y te mandaré una invitación.

El grupo lo creó el amigo Antonio, y entre él y yo lo administramos. Al principio teníamos que intervenir quizás más de la cuenta, porque lo que eran abundantes eran las preguntas, pero las respuestas no lo eran tanto. Solíamos responder él o yo, salvo casos aislados. Pero esto ha cambiado mucho, ya prácticamente no intervenimos porque el grupo se autogestiona. Es impresionante el movimiento que tiene el grupo; alguien pregunta algo y prácticamente al instante ya tiene una respuesta, por alguien que le ha pasado algo parecido o que sabe cómo se hace, etc.

Ya comentamos que la gestión administrativa y económica de un centro educativo no es fácil. Se tocan muchos palos, como se suele decir por aquí. Y recordemos también que los que accedemos al cargo somos maestros de primaria o profesor de secundaria o de ciclo formativo. Es decir, que en la mayoría de los casos la formación que tenemos en temas económicos y administrativos suele ser más bien escasa. Por eso la gente agradece tanto la pertenencia a este grupo, porque encuentra ayuda, encuentra respuestas, ve que hay otras personas a las que le ocurre lo mismo que a ti…

Por poner algún ejemplo, os dejo aquí alguno de los últimos hilos que se han abierto en el grupo: Ayudas desplazamiento alumnado FCT, Incidencias con el auxiliar de conversación, Normativa para la votación en claustro, Ingresos de comedor escolar de gestión propia, Dudas sobre el documento 347 de pago a proveedores… Seguramente si has pasado por aquí y no está familiarizado con estos temas, muchas de estas cosas te suenen a chino.

También hay un hilo muy interesante titulado “SOS” en el que se hacen ver las graves carencias que tenemos los centros con respecto al personal de administración y servicios. Tras el concurso de traslados del pasado mes de junio del personal funcionario y laboral de Función Pública la verdad que la situación ha quedado un poco caótica. No sé cómo los centros podemos seguir funcionando… Bueno, sí lo sé y vosotros también.

Últimamente no estoy interviniendo en el grupo porque al estar de baja médica prefiero mantenerme al margen, pero por supuesto que me lo leo todo y veo el alto índice de participación del personal, algo que me pone muy contento.

Es evidente que esto no es nada oficial y que quien está en el grupo es porque quiere. Muchas veces me he preguntado el porqué este tipo de grupos no se fomenta desde Consejería. Cuando lo he comentado con alguien que trabaja en la administración (en Delegación o en Consejería) o en un Centro de Profesores la verdad es que les suele gustar mucho la idea, pero nadie da el paso para que los secretarios y secretarias tengamos un sitio donde informarnos, compartir experiencias, resolver dudas… Por eso cada vez que se convoca un curso de formación para secretarios se llena, e incluso la gente va repitiendo.

Siento no poder estar ahora mismo al pie del cañón, pero os aseguro que volveré… Tengo que agradecer la participación tan fantástica que hay en el grupo y lo bien que me están sustituyendo en mi centro.

Seguimos…

A ver si escribimos bien…

Reconozco que soy un poco pedante con este tema. Sí, soy de los que cuando mandan un mensaje escribe las palabras completas, pone las comas, los puntos, los signos de interrogación y admiración que, por cierto, en nuestro idioma son dos: para abrir y para cerrar (¿?, ¡!) :-). Entiendo que la palabra “que” se escribe con 3 letras y no con una (k) y “también” con 7 y no con 2 (tb). Es más, soy de los que relee el mensaje antes de enviar por si me he equivocado en algo o el autocorrector ha hecho de las suyas…

Mis alumnos me dicen algunas veces que cómo, siendo profesor de matemáticas, estoy tan pendiente de la ortografía y de la forma de escribir de la gente. ¡Como si el ser profe de Mates implicara que me tengo que centrar en los números, en las cuentas, en las operaciones y olvidarme de cómo se escribe…! Por supuesto que no. En mi instituto tenemos el Proyecto lingüístico de centro e intentamos que todas las áreas participemos en el mismo, porque después queremos que el alumnado sepa comprender lo que dice el enunciado de un problema, sepa interpretarlo y sepa razonar con los resultados obtenidos. Sin olvidar por supuesto la expresión escrita y el lenguaje oral.

De un tiempo a esta parte que tanto se ha generalizado el uso de las redes sociales y que todo el mundo participa en Twitter, o en Facebook o en Instagram, o se mandan mensajes por  Whatsapp… es evidente que se escribe más, gracias a los smartphones y dispositivos que tenemos, de una forma digital, sí, pero hay que escribir. Bueno, salvo ese recurso de los mensajes de audio en la mensajería, que están muy bien para evitarte escribir tochos impresionantes o para no desvelar nuestra ortografía y forma de escribir.

Y es que el tema de la ortografía tiene tela. Hay bastantes faltas ortográficas que son muy recurrentes. Algunos ejemplos:

  • ¿Por qué se usa tan mal el imperativo? ¿Por qué se dice “disfrutar” en vez de “disfrutad” o “a disfrutar”?
  • Y al “ha estado”, “ha venido”… ¿cuánta gente le quita la h? ¿Y cuánta se la pone a “A estar”, “A venir”…?
  • ¿Qué me decís del “Haber” y el “A ver”? ¿Cuánta gente habría titulado este post así: “Haber si escribimos bien”?
  • ¿Y el hay, ahí y ay?
  • Y muchas más

Reseña: “Surnormal profundo”, de Manu Sánchez

Entre las cosas que este año me han traído Sus Majestades los Reyes Magos está el libro “Subnormal profundo” de Manu Sánchez. Tengo que reconocer que, ahora que tengo tiempo, me lo he leído dos veces casi seguidas;  una primera vez casi sin parar y una segunda tomando notas de aquellas cosas que me parecían interesantes. Me ha gustado mucho el libro. Se basa en artículos y columnas que ya había publicado en la Cadena SER -muchas de ellas ya las había leído en su momento-, a las que le añade alguna que otra cosilla más. Son temas políticos y sociales fundamentalmente y desde luego se moja a base de bien. El prólogo de Risto Mejide me ha parecido flojito, me esperaba otra cosa, la verdad.

Os dejo por aquí algunas de las frases que más me han gustado de este surnormal profundo que, como yo, defiende a Andalucía, al que, como a mí, le gusta el carnaval de Cádiz y que es bético a más no poder… En esto último sí que no se parece en nada a mí 🙂

Como yo te hablo:

Efectivamente, cuando hablo ceceo, aspiro las haches, porque en mi tierra se habla tan bonito que ni las haches quieren ser mudas, uso el ustedes constantemente y lo hago por vosotros, omito las eses finales y manejo la liason que parezco Bonaparte, y con esta serie de datos cualquiera sin ser muy avispado podrá deducir que soy andaluz. Y es que yo no hablo un mal castellano sino un perfecto andaluz.

Surnormalidades:

Ya vale tener que explicar que aquí (en Andalucía) hay ferias, pero trabajamos mucho. Que somos capillitas, pero los hay rojos. Que tenemos tradiciones, pero también poetas, abogados, universitarios, pintores, médicos… Déjennos sencillamente ser surnormales sin justificarlo ante idioteces, ataques ni complejos.

¿Y si… le hubiésemos hecho caso al Pali cuando dijo que había que hacer menos misiles y más pavías de bacalao? Que las empresas de misiles suben en bolsa cuanto más caen sus productos, y aquí hasta un ministro tenemos.

Ser andaluz es como ir en bicicleta: suena divertido, pero el de la moto lo tiene mucho más fácil para llegar más lejos… Que ser andaluz e ir en bicicleta está muy bien pa un rato, pero verás el día que trinquemos una motito…

Je suis carajote andalú y Mexican:

Y es que hay que ver lo fácil que es ser solidario hoy día a golpe de pecho y botón; y barato. Que en esto de la solidaridad la gente es más del pray que del pay. Que mucho tuit y mucho rezo, pero la mano en la cartera que no la meta ni Dios. Solidaridad por Twitter, solidaridad por Facebook, solidaridad de lazo, virtual, de boquilla, de mentira, de maltratar al vecino mientras “love around the world”.

Un perfecto andaluz:

“NO NI NÁ” es la afirmación más rotunda conseguida mediante una triple negación.

“Llevaban allí más tiempo parados que el indio de Bellavista”

  • Manu, ¿por qué has hecho eso? La frase esa de Bellavista no la ha entendido nadie.
  • Perdona por no estar de acuerdo, en Bellavista la ha entendido todo el mundo.

Que a los sitios hay que ir, pero lo que no entiendo es que el encuentro Barcelona-Cádiz se haya festejado desde aquí como si el honor lo tuviese el Carnaval, cuando el privilegio y la bendición la ha dado la Tacita caleteándoles el Liceo.

Ángeles y demonios:

No tendré vida ni muerte para estar agradecido a mis monjas, que me enseñaron que el problema no está en ser monja, ateo, creyente, cura, budista, carpintero o dejar de serlo y que las personas no se diferencian ni por su color, su sexo ni mucho menos por su religión, sino por ser buenas o no. Y es que estas mujeres caídas del cielo me enseñaron que los valores son valores y son los que nos hacen más humanos.

Si dice cosas del tipo “si yo tengo muchos amigos mariquitas pero…” Si se le ha escapado alguna vez eso de “si yo no digo que no, pero que no lo llamen matrimonio” si en el fondo alguna vez has creído que no era natural, o si incluso eres de los que creen que es una enfermedad con cura… solo decirte que enhorabuena, estás en lo cierto. La cura existe, pero para la única enfermedad sobre la mesa: la tuya.

Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, y una sociedad avanzada, formada, informada, civilizada y sana debería saber, y de hecho sabe, que la identidad sexual no reside en los genitales, sino en el cerebro, por eso nos faltarían autobuses para gritar que también hay niñas con dos cojones y niños que lo son porque les sale del coño (con perdón).

Política parlamentable:

En esto de votar, como en el resto de cosas importantes, siempre me dijo mi seño que de nada sirve lo que se hace el último día.

Es curioso ver cómo nuestros políticos se ponen al día en la bonita lección de “Matemáticas aplicadas para político,s que no lo son tanto” y ahí los ves, sumando y restando con nervios, y reconozco que me da cierto placer ver cómo por primera vez es a ellos a los que no les salen las cuentas. Y es que algunos parece que se acaban de enterar de que no todas las sumas son llevando, de que no todas las operaciones son con dividendo y de que existimos el resto.

Tengo mis ideales, por supuesto, y no los escondo; precisamente esto de las columnas va de enseñarlos de orearlos y exhibirlos intentando hacerlo con argumentos, pero no me busquen escondido en ningunas siglas, obediente tras ningún carnet que no sea el de las trece barras y el de donante de órganos, ni militando “apesebradamente” en ninguna formación.

Parece que ya quedó antiguo y desfasado eso de “Hacienda somos todos”. Se acerca el día poco a poco de: “Los que le mangamos a Hacienda somos todos”.

La semana que publiqué “Aznar es un mierda” me hicieron sentir la Pasionaria; y cuando con “Socialistísima” el palo le tocó al PSOE, viví entre cibermamazos y halagos. Pero hoy por no ver bien la jugada de Espinar -de Podemos-, te salta Twitter entero, y el pajarito feliz se hace buitre carroñero.


Evidentemente hay mucho más. Son casi 400 páginas que no tienen desperdicio. Desde aquí te animo a que leas el libro para que compruebes todo lo que dice este surnormal profundo. Podrás estar de acuerdo con él o no en las cosas que escribe, pero lo que sí hay que reconocerle es valentía por su claridad. Gracias, Manu.

P.D: Lo único que he echado de menos ha sido alguna referencia en el libro a Chaves Nogales, aunque quizás este no era el libro adecuado para ello. Quizás para el siguiente…

Los grupos de WhatsApp

¿Estás contento porque te han incluido en otro grupo de WhatsApp?
¿Te ha preguntado alguien si te apetece pertenecer a dicho grupo?
¿Están claras las normas de uso de dicho grupo?
¿Estás dispuesto a recibir imágenes, audios, vídeos, memes y chistes varios a tutiplén?
¿Está dispuesto a soportar que esté el móvil todo el día sonando? ¿O tendrás que poner el grupo en silencio?
¿Eres consciente que si no participas o no contestas es posible que se enfaden contigo?
Si es el cumpleaños de alguien del grupo… ¿estás dispuesto a leer x veces “Feliz cumpleaños” y x+1 veces “Muchas gracias”?
¿Somos conscientes de las cuestiones de privacidad?
¿Nos da igual que nuestro número de teléfono personal sea conocido por personas que pertenecen al grupo y que no conocemos?

Pues sí, todas estas son preguntas que nos tendremos que hacer. El uso generalizado del whatsapp hace que no siempre se use bien. Hay que reconocer que es una aplicación que ha tenido una gran incidencia en la ciudadanía, pues el “Mándame un mensaje” se ha cambiado por “Mándame un WhatsApp”. Pero ya que se usa tanto, lo conveniente sería que se usara bien y, como siempre, lo mejor sería educar en su uso.

Y para ello bastaría usar el sentido común. Por ejemplo, si quiero felicitar a alguien por su cumpleaños… ¿no es más conveniente hacerlo de forma privada para que se entere la persona en cuestión en vez de hacerlo en un grupo donde a los demás ni les va ni les viene?

¿Y lo de las dichosas cadenas?  ¿Por qué se envían tantas cosas de las que no estamos seguros si son ciertas o no? Que si años de mala suerte, que si no vas a tener dinero, que si esta persona no se cura, que si pinchas en este vídeo no sé quién va a a donar no sé cuánto dinero para ayudar a los necesitados… Por favor, sentido común: reenviamos todo aquello de lo que estemos seguro o aquello que provenga de fuentes fiables: medios de comunicación, Policía, Guardia Civil, etc.

¿Y el contenido de algunas cositas que se mandan? ¿Somos conscientes que se puede herir la sensibilidad de alguien que lo lea o vea? ¿Nos preguntamos quién está al otro lado de la pantalla y lo va a leer o ver? ¿Se respetan todas las opciones y opiniones? Mmmmm…  nos lo tenemos que hacer ver.

Hay muchos sitios en la red donde dan consejos para seguir normas de uso en un grupo de whatsapp, por ejemplo aquí. No estaría mal que le echáramos un vistazo.

Para grupo de WhatsApp bueno el que ha sacado la chirigota del Selu de este año, que en realidad se llama “Grupo de guasa”. El Selu, todo un crack:

Por cierto, personalmente me gusta más usar Telegram que WhatsApp, ya que me parece una aplicación menos intrusiva y que permite más opciones. El mayor inconveniente es que es todavía poco conocida para la ciudadanía en general y eso de “mándame un telegram” todavía no se lleva mucho.

Me gustaría…

…no tener que estar de parada técnica

…seguir agradeciéndoos el que estéis ahí

…que el día no se me haga tan largo

…no tener que ver ni oir más noticias sobre mujeres asesinadas

…no ver tanta crispación en las redes sociales

…que la gente fuera más educada y respetuosa

…que nuestros representantes políticos piensen de verdad en los ciudadanos

…que la educación sea la que corresponde al siglo que vivimos

…que se respetara lo que cada docente hace en el aula con su alumnado

…que no se criticara todo aquello contrario a lo que se piense

…que no exista una guerra entre innovadores y tradicionales

…que alguna vez se haga realidad eso que llaman pacto educativo

…mejorar mi inglés

…que no me metan en más grupos de whatsapp

…que se sepan usar los grupos de whatsapp

…que se siga educando en el uso de dispositivos móviles

…que se sepa lo que es la identidad digital y la privacidad en las redes

…que desaparezca el ciberacoso y la adicción al móvil

…que se dialogue más

…que mi alumnado me echara de menos el tiempo que no voy a estar con ellos

…que hubiera otro tipo de televisión

…que no me equivoque cuando decida ver una serie en Netflix

…que mi Sevilla FC continúe por la senda de las victorias

Ahora que tiene uno tanto tiempo para darle vueltas al coco, os dejo aquí algunas cosas que me gustaría que pasaran. Evidentemente hay muchas más y la mayoría de ellas son de difícil cumplimiento, pero ya se sabe que soñar y desear es gratis.

Todos estos “me gustaría” se resumen en dos: RESPETO y EDUCACIÓN.

Seguimos…

“Juanma, cuenta conmigo”

En estos días en los que estoy de parada técnica, he podido comprobar una vez más que me siento una persona muy querida, por supuesto por mi familia, pero también por compañeros y amigos. Y esto es algo de lo que me siento muy orgulloso.

No me gustaría que este post quedase demasiado pasteloso, ni que diera la impresión de autobombo o de que no tengo abuela, pero es algo que me gustaría compartir contigo ya que pasas por aquí.

Siempre se ha dicho que hay que estar en las duras y en las maduras. En las maduras es fácil estar, pero en las duras no lo es tanto. Y es en este último caso cuando las personas te demuestran en realidad cómo son. Me siento muy afortunado por estar rodeado de tanta gente que me quiere y que me aprecia, tanto profesional como personalmente.

Aluciné hace unos meses cuando fue mi 50 cumpleaños con la cantidad de felicitaciones recibidas y con la fiesta sorpresa que me prepararon y que también conté por aquí y ahora, tras enterarse mi gente que estoy de parada técnica, son numerosos los mensajes de apoyo y ánimos recibidos, por teléfono, por correo, por Whatsapp, por Telegram, por Twitter, por Facebook, dejando comentarios en el blog, etc. Algunos ejemplos:

Y esa frase de: “Ánimo Juanma, cuídate y cuenta conmigo para lo que haga falta”… la de veces que la he podido escuchar y leer de gente cercana a mí y no tan cercana. Y como sé que me lo dicen de corazón, el agradecimiento es infinito.

Empezando por mi familia: mi mujer y mis niñas, que son las que están en el día a día conmigo y que tanto me están ayudando. Mi madre -¡ay, mami, cuánto siento no poder ayudarte más en estos momentos!-, mis hermanas, mi tío, mi cuñado, mi Migue, mis sobrinos… Mis compis del IES Chaves Nogales… ¡vaya calidad de compañer@s que tengo! Mis alumnos… Otros maestros, maestras y profes que conozco personalmente o a través de las redes y que me hacen llegar toda su fuerza…

En definitiva, el sentirse acompañado hace que la situación sea más llevadera, el saber que puedes contar con gente también Y el sentirse querido por tantos familiares, compañeros y amigos ya no digamos.

Gracias por estar ahí. Seguimos…

Para terminar quiero dejaros este videoclip de Soy Luna que tanto le gusta a mi sobrina Ángela y que precisamente se llama “Cuenta conmigo”