Volvimos al cole…

…25 años después. Somos la promoción del 67 y estudiamos en el Colegio Salesiano de la Trinidad de Sevilla. Ya se venía barruntando hace tiempo la idea de juntarnos para celebrar este hecho, pero no es fácil contactar con la gente, la organización…

Internet ha ayudado y mucho. Desde el Gabinete de comunicación -que se nos adjudicó porque estamos todo el día liados con estos cacharros– creamos un blog y un grupo en Facebook, hicimos una lista de contactados e intentamos que entre unos y otros se nos fueran facilitando datos de aquellos y aquellas con las que no habíamos podido contactar. En esa lista aparecemos desde los que empezamos en 1º de EGB -sí, antes se llamaba esto así- hasta los que terminamos COU. Éste último curso era el único mixto, por lo que también tenemos compañeras en la lista y asistentes al acto.

Hicimos un par de quedadas previas porque teníamos ganas de vernos y para intentar organizar todo lo referido a «La Gran Quedada» -así la llamamos- que celebramos ayer.

Asistimos 63 compañeros/as más 2 que vinieron sólo a saludar, el director del centro y 3 profesores. Luego, si no me salen mal las cuentas, en la comida estuvimos 67 personas, y es que no podía salir otro número. Conforme íbamos llegando se sucedían los saludos, besos y abrazos.

Empezamos celebrando una misa en la capilla del colegio donde tantas y tantas veces fuimos y de donde, ya estando en BUP, tantas y tantas veces algunos nos escapábamos para jugar a los futbolines -yo me escapé  poco, la verdad, porque yo era «de los buenos»-. Celebró la misa D. Eusebio, director del colegio, y que en aquella epoca coincidió con nosotros de 6º a 8º de EGB. La verdad es que fue una celebración muy entrañable, emotiva, cercana…

Tras esto nos fuimos a la Basílica de María Auxiliadora donde cantamos el «Rendidos a tus plantas» y nos hicimos una foto de grupo:

salesianos

Después empezó el almuerzo-cóctel, donde estábamos de pie para poder ir moviéndonos y charlando con unos y otros. Muchos recuerdos, muchas batallitas, anécdotas, risas… Nos interesamos por la situación actual laboral y familiar y puedo asegurar que intercambié palabras con la mayor parte de los/as asistentes.

Un par de horitas de barra libre -que supieron a poco, la verdad- y nos fuimos a un pub cercano a tomar esas copitas que nos faltaron en la barra libre. Cada cual siguió hasta que pudo. Yo, por ejemplo, me retiré a las 9 de la noche para irme al Sánchez-Pizjuan a ver el partido del Sevilla.

Lo que puedo asegurar es que estamos muy orgullosos de que esto haya sido una realidad, de que toda la gente estuviera contenta, de que quieran que esto no acabe aquí… No sabemos si seguiremos o no, si habrá más quedadas o no, seguiremos con el blog hasta que haya que seguir, para nosotros no es ningún suplicio :-).

Vino gente de fuera sólo para esto, por ejemplo, Jaime cogió un AVE de ida y vuelta desde Madrid sólo para asistir a la quedada, Alberto Ariza cambió un viaje profesional que tenía a Buenos Aires para estar con nosotros, lo mismo hizo Agustín Jurado con un viaje previsto a Rumanía, Antonio Ruiz vino ¡desde Panamá!… te quedas alucinado.

Lo siento por todos aquellos y aquellas que, por una u otra causa, no pudieron venir. Os aseguro que nos acordamos de todos.

Fernando ya ha subido las fotos que hizo con su cámara. Conforme nos vayan llegando las demás las subiremos, así como algún que otro vídeo.

Actualización (26/10): Las fotos están separadas en distintos álbumes: En la Capilla y la Basílica, el cóctel, la sobremesa, el fin de fiesta y las imágenes que se han publicado en el periódico El Mundo.

_______________________________________

4 comentarios en “Volvimos al cole…

  1. ¡Qué entrañable!, especialmente aquellos que vinieron desde tan lejos o que cambiaron un viaje importante. Alucinante.

    No obstante, ¿no podía haber sido una celebración aconfesional? Yo, por ejemplo, me hubiera sientido excluida de dicha celebración si hubiese pertenecido a esa generación y a ese grupo.

    Un saludo aconfesional. Montse

  2. Hola,

    emotivo, entrañable, emocionante me faltan las palabras para describir lo que vivimos. Lo hemos pasado genial desde aquí quiero felicitar al gabinete de comunicación por el trabajo realizado. ¡Qué recuerdos! Verdaderamente ¡Volvimos al cole! (Aunque yo no estudié allí, pasé muchos momentos de mi vida familiar)

    Comentarle a Montse una cosilla, una celebración aconfesional en un colegio de curas lo veo complicadillo, pero siempre hay una opción y es no asistir a la misa (Te aseguro que no pasaron lista ni pusieron faltas por no ir). Te aseguro que no te ibas a sentir excluida.

    Saludos de
    Pliy

  3. Montse, los que alli estivimos el pasado sábado, nos educamos en este Colegio aprendiendo los valores y el respeto cristianos, en ellos seguimos y así nos gustó que fuera. Personalmente no excluyo a nadie, y por tanto, espero que nadie trate de cambiarme mi educación y mis costumbres.

  4. Pily, tienes toda la razón y creo que con actitudes como la tuya no me sentiría excluida, es cierto. Gracias, siempre es mejor sentirse integrada aunque seas distinta.

    Edu, absolutamente respetables tus valores y tu modelo de felicidad. No obstante, ¿te has planteado que puede haber personas que se educaran en ese colegio y ahora tengan otro modelo de vida tan respetable como el tuyo?

    Saludos para todos/as, cristianos y no cristianos. Montse

Responder a Montse Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.