El 2021 va a ser bueno

Jueves, 31 de diciembre de 2020, 4:10 de la madrugada. Hoy me tocó tomar los 40 mg. de Dexametasona y ya se sabe: insomnio total. Último día del año, último artículo de 2020 en este humilde blog y último capítulo del libro solidario «Y seguimos siento imparables».

Como ya comenté en el último artículo, ingresé en el hospital hace un par de días, en concreto en la planta que se ha habilitado en el edificio de Traumatología reservada para pacientes hematologicos; me han asignado la habitación justo al lado de la que estuve la última vez y en principio estaba solo, no tenía compañero de habitación, aunque ya por la tarde vino Gabriel acompañado de su madre Mercedes, porque al día siguiente tenía que hacerse una prueba que requería ingreso.

Me recibió Esther, enfermera que no conocía, pues pertenecía a la planta de Hematología -hace mucho que yo no ingreso por allí-, pero estaba haciendo el turno en esta planta. Ella se encargó de tomarme las constantes, de conectarme a la máquina, me enchufó una bolsa de suero y me dijo que pronto vendría a verme el médico. Efectivamente, vino el doctor Pepe González, me preguntó cómo estaba y cómo había llevado estos días en casa. Le dije que bien, que no he tenido ningún problema y me comunicó que había una incidencia con el sistema informático y no funcionaba nada, por lo que no se podía enviar el tratamiento para que lo prepararan en la farmacia del hospital y, por tanto, había que esperar. Y esperamos… Así que este día fue de hotelito, como yo le llamo, pues estaba con la pulsera del SAS en la muñeca, dándome comida y sin recibir ningún tipo de tratamiento. La mañana del día siguiente, la de ayer, fue exáctamente igual, hasta que a primera hora de la tarde llega Jose, enfermero que estaba de turno, y me trae la primera bolsa de tratamiento junto con la medicación asociada y empezamos con la infusión del líquido de esa bolsa amarilla. Cuatro días por delante para recibir las cuatro bolsas de quimio que me corresponden. Esperemos que todo vaya bien como de momento va.

Ayer estuve acompañado todo el día por mi hija Patri, ya que Merchi tenía que hacer varias compras y arreglar algunas cosas para dejarlo todo preparado en casa con vistas a la Nochevieja. Mi Patri como siempre muy atenta conmigo y haciéndome compañía; ya por la tarde vino Merchi a recogerla y se fueron para casa, pero antes grabé con ella esta felicitación para desearos un feliz 2021 y además en el vídeo podéis ver una sorpresa que tendremos el próximo lunes 4 de enero:

Efectivamente, el próximo lunes 4 de enero a las 19 horas, si no hay ningún contratiempo que esperemos que no lo haya, haremos una presentación online de mi primer libro «#SomosImparables #SeguimosJuanma» y también hablaremos de cómo va el segundo «Y seguimos siendo imparables» que con este artículo terminaremos. La presentación será en la página de Facebook de la editorial libros.com. Allí os podréis conectar a la emisión en directo que haremos y podréis escuchar a los que participemos. Habrá alguna sorpresa, ya os lo digo, y podréis dejar vuestras preguntas y comentarios mientras se está desarrollando el evento. Por supuesto estáis todos invitados y allí os esperamos. Os reconozco que tengo mucha ilusión en esta presentación, ya que no hemos podido hacerla presencialmente por las circunstancias que estamos viviendo, pero al menos así podremos vernos las caras en directo, aunque sea a través de una pantalla. Son muchos los comentarios positivos que me han llegado y me siguen llegando de amigos, de familiares, de gente que conozco de las redes… que se han leído el libro y que les ha gustado. Esto es una oportunidad para poder agradecerles su generosidad y solidaridad. Apúntatelo y no me falles. Os dejo el cartel donde aparecen las personas que nos acompañarán:

Ayer por la tarde le dieron el alta a mi compañero de habitación Gabriel y, por tanto, desde entonces me he vuelto a quedar solo y no sé si hoy, siendo el día de Nochevieja, va a ingresar alguien en la otra cama o no. Si ingresa alguien estaré acompañando y si no ingresa nadie pues me tomaré las uvas solo, porque yo quiero que Merchi se la tome en casa con nuestras hijas, aunque ella insiste en quedarse conmigo. Ya veremos quién gana. De momento parece que la tengo medio convencida, ya que le he dicho que yo me tomaré las uvas junto a ellas y junto al resto de la familia a través de una videoconferencia. Ya me tiene preparada Merchi la cena especial que haremos -gracias a nuestro amigo Carri que nos la ha preparado y regalado-, la bolsa de cotillón que no falte y esta será mi segunda Nochevieja en el hospital, tras la de 2018 cuando estuve ingresado en la planta de Hematología, pero os aseguro que no es algo que me preocupe ni que lleve mal, ya que soy consciente de que lo primero es lo primero, y aunque está claro que me gustaría estar con mi gente en mi casa, este año como está siendo tan raro todo, tampoco supone un gran esfuerzo el no estar juntos presencialmente, al menos para mí. Estoy seguro que disfrutaremos la noche y daremos la bienvenida a este 2021 en el que tantas esperanzas tenemos puestas para que las cosas cambien de una vez por todas.

Hace un par de días mientras estaba esperando para ingresar en la sala de espera del edificio de Traumatología, me llamó Pedro Ybarra, periodista de ABC, que nos seguimos mutuamente en Twitter y que previamente me había pedido el teléfono para llamarme. Me comenta que quiere publicar un reportaje titulado «Nochevieja en un hospital», en el que entrevistaría a personal sanitario y no sanitario que le toca trabajar esta noche de guardia y pacientes que están ingresados y que pasan esta noche alejado de sus familias. Me preguntó si quería participar y yo por supuesto le dije que sí. Quedamos en que me llamaría por la tarde para hacerme la entrevista telefónica y así lo hicimos. Gracias, Pedro, por contar conmigo. Se ha publicado el reportaje hoy en el periódico ABC de Sevilla y aquí lo tenéis:

Para hoy se me ha ocurrido otra pequeña locura: a las 5 de la tarde voy a abrir la Sala de videoconferencias de Facebook que se llama «Sala de Juanma» para que se conecte quien quiera, poder vernos las caras y desearnos un feliz año entrante. Eso sí, para poder conectarte tienes que ser amigo mío de Facebook. Allí os espero, a ver cómo resulta la experiencia, porque si somos muchos habrá que hacer caso a las instrucciones que se den, para no liarnos y poder entendernos. Anoche hice una prueba y se conectaron mi amiga Mar, mi hermana Auxi, mi hija Patri, mi yerno Alberto y mi cuñada Tamara; éramos pocos y nos entendimos bien, a ver qué pasa hoy. Yo desde luego te espero, porque te quiero desear un feliz año en directo.

Y es que estoy convencido que este 2021 va a ser un año bueno en todos los aspectos; el primero que más nos interesa es el tema sanitario, a ver si de una vez por todas podemos controlar la pandemia, que vayan reduciéndose poco a poco los números de fallecidos y contagiados y con la llegada de la vacuna, que ya ha empezado a ponerse a los colectivos más vulnerables, vayamos pudiendo con ella. Otro aspecto que creo que va a mejorar es el de la economía, aunque va a costar resurgir. Han sido muchas las personas afectadas por la pérdida de su trabajo, cierre de negocios, de empresas… una auténtica calamidad para muchos trabajadores, autónomos y empresarios. Está claro que el principio de año seguirá siendo complicado y tenemos que seguir cuidándonos mucho y respetando las normas, porque en estos últimos días nuevamente parece que en determinadas zonas del país están subiendo los casos y esa tercera ola de la que se dice que vendrá después de las fiestas navideñas tiene que ser una ola controlable, para pasarla lo antes posible y poder controlar de una forma definitiva al virus. Esperemos que desde mitad de año en adelante la cosa se vaya pareciendo poco a poco a la antigua normalidad que teníamos y a la que todos deseamos llegar.

Y desde el punto de vista personal sigo con mi tratamiento luchando contra mi enfermedad, este mieloma que tanto me está dando que hacer. Estoy seguro que también va a ser un año bueno para mí, seguimos en el camino del #yomecuro y estoy convencido de que lo vamos a conseguir. Este es el último ciclo de esta sexta línea de tratamiento que me estoy dando y después vendrá lo que tenga que venir, pero algo viene seguro para seguir. Confío plenamente en mi equipo de hematólogos y hematologas y estoy seguro que decidirán lo mejor para mí.

Y yo os lo seguiré contando en este humilde blog ¿y quizás en un tercer libro? Pues la verdad es que no lo sé, pero todo es posible.

Lo que sí te pido con humildad es que sigas a mi lado, que sigas empujando, que me sigas mandando ánimos, que me sigas mandando fuerzas… que como ya he dicho en bastantes ocasiones me ayudan mucho a continuar siempre de frente -como siempre me dice mi amigo Carri-. Y si lo consigo será gracias al esfuerzo de todos: al de mi familia, al de mis amigos, al de la gente que me sigue, al del personal sanitario que está a mi lado decidiendo siempre lo mejor para mí y atendiéndome con tanto cariño y profesionalidad.

Esto no acaba aquí, lo único que acaba es el nefasto año 2020 que tan mal nos ha ido a todos -o a casi todos- y lo único que nos queda es tener fe y esperanza en este 2021 que, vuelvo a repetir, estoy seguro que va a ser bueno para todos. !Vívelo conmigo!

Y para que esto suceda recuerda que tienes que cuidarte y respetar las normas pues así, además de cuidarte de ti mismo, estarás cuidando de los demás, de tu prójimo. Pero disfruta del presente, de lo que tienes a tu alrededor, de tu familia, de tus amigos, de tus aficiones… sin hacer locuras por supuesto, todo en su justa medida y con sentido común. Y aprende a relativizar los problemas, no hagas una montaña de algo que seguramente no tenga tanta importancia. Ya sabemos que más importante que la salud no hay nada, de eso sé yo bastante, desgraciadamente. Menos mal que en menos de una semana Sus Majestades los Reyes Magos nos van a traer grandes dosis de ella, porque somos muchos los que se lo hemos pedido con fervor y esperanza y tengo claro que no nos van a fallar.

Y no quiero terminar el artículo, ni el año, ni el libro sin desearos un feliz 2021 junto a mi Merchi, junto a la que lo es todo para mí:

#SomosImparables #SeguimosJuanma #yomecuro

4 comentarios en “El 2021 va a ser bueno

  1. Eres un torbellino!!! Acabo de descubrirte por casualidad.Llevo tres meses diagnosticada y estoy en tratamiento con bortezomid, talidomida y dexametasona.Hay algún efecto secundario pero nada severo que no pueda sobrellevar.Yo también soy muy positiva y veo siempre luz en cualquier resquicio.El haberte encontrado me ha fascinado, porque puedo leer tu experiencia y beber un poco de esa energía que transmites.Mucho ánimo,venga Juanma que podemos vencerle a este inquilino no deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.