Un día inolvidable

Ayer fue mi cumpleaños y os puedo asegurar que jamás voy a olvidar este 27 de octubre de 2020 por todo lo que he podido vivir, por todo el cariño recibido y por volver a comprobar la calidad de la gente que me rodea: familiares, amigos y seguidores de las redes, compañeros profes, alumnos, gente que no conozco de nada… De verdad que estoy totalmente abrumado y todavía me dura la emoción.

El día no empezó muy bien ya que no tenía buen cuerpo, estaba flojillo y fatigado y sin apetito, como los días anteriores. Pero poco a poco el móvil no paraba de sonar, de recibir mensajes por las distintas redes y entonces me fui viniendo arriba. Mucho cariño y mucho envío de fuerza y de ánimos en cada uno de los mensajes de felicitación que fui recibiendo. Intenté agradecer cada uno de ellos dándole al corazoncito de «Me gusta» de Twitter o al «Me encanta» de Facebook o al corazoncito de Instagram. Incluso recibí un par de SMS gracias a los amigos Pedro y Alberto. Que no se nos olvide que los SMS nos dieron la vida a finales de los 90, aunque ahora nadie los use. Cosas de la evolución.

Otra de las cosas que me alegró la mañana fue volver a ver a mi Merchi acompañándome en la habitación después de tantos días que ha estado malita, aunque he estado súper bien acompañado por mi hermana Auxi y por mi hija Patri los días que ella no pudo venir. La verdad es que tenía ganas de volver a verla después de tantos días, pues ella siempre está conmigo.

A media mañana viene a verme la hematóloga y me dice que los resultados de la analítica están bien, el número de plaquetas es correcto, no estoy bajo de defensas y, por tanto, me da el alta para irme a casa. Evidentemente me pongo muy contento porque como en casa de uno ya sabemos que no se está en ningún sitio. Me da los papeles para las próximas visitas que tengo que hacer pues me faltan un par de pinchazos de Bortezomib y una consulta intermedia y además tengo una visita pendiente con Traumatología. Pues ya solo quedaba esperar a la ambulancia para volver a casa.

A partir de ese momento Merchi se pone a recoger todas las cosas, a mí me desconectan de la máquina, me limpian el PICC y me visto. Y sigo recibiendo mensajes de felicitación y alguna que otra sorpresa. En un momento dado veo que el móvil empieza a pitar de forma muy continua y es que en el Instagram de la Fundación Josep Carreras han subido una historia en la que me felicitan haciendo el gesto de fuerza amigos y familiares. Me pongo a verlo y las lágrimas empiezan a caer por mí rostro. Muy emocionado. Aquí os dejo un vídeo que he preparado con dicha historia. Canta mi Patri, como no podía ser de otra forma.

Sigo con la llorera y emocionado leyendo tantos y tantos mensajes, sobre todo cuando leo el que me deja mi Migue en Facebook. Impresionante lo que me ha escrito este chiquillo y es que es verdad que nos queremos con locura.

Impresionado también por el resultado de la recaudación de fondos que organicé en Facebook para donarlo a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia. Casi hemos duplicado el objetivo inicial de 500 € que me propuse. En estos momentos más de 30 personas han colaborado y hemos conseguido recaudar 935 €. Todavía puedes colaborar si quieres pues voy a dejar abierto el evento un par de días más. Pulsa aquí si te apetece colaborar.

Desde la 1 de la tarde estamos esperando la ambulancia y son las 5 y nada. Llama a los de Tenorio -la empresa de las ambulancias- y me dicen que todavía no está asignada mi recogida, así que renuncio a la ambulancia, llamo a mi amigo Carri y viene junto a Noelia por nosotros. Otros que nunca fallan y que siempre están ahí.

Nos dejan en casa a Merchi y a mí, les agradecemos una vez más su entrega absoluta y nos despedimos de ellos hasta el día siguiente. A las 19 horas había quedado con el amigo Paco Moreno de Onda Capital Radio porque me iba a hacer una entrevista para hablar de mi libro. Llegué a casa en torno a las 18:30, preparé el ordenador, me conecté a través de Skype y me hizo la entrevista, pero con lo que yo no contaba era con la sorpresa que me tenía preparada, que fue un audio de felicitaciones que me había preparado la familia, todo organizado por mi sobrina Auxi, que también estaba en el programa en directo para hablar de su libro. La verdad que fue otro momento muy emocionante. Aquí os dejo el audio de las felicitaciones de mi familia:

Pulsa sobre la imagen para acceer al audio

Al rato viene mi sobrino Migue para ayudarme a darme una ducha que tanto necesitaba, después de tantos días de aseo encamado que ya sabemos que no es lo mismo. Me sentó la ducha genial y además Migue vino con una tarta con sus correspondientes velas de números y juntos las soplamos. No hemos podido hacer una celebración familiar como siempre hacemos, pero al menos he podido soplar mis velas, esto que nunca falte:

Y a partir de ahí a seguir leyendo mensajes de felicitación recibidos a través de las distintas redes. Creo que ayer fue el día de récord absoluto en el que más tiempo he tenido el móvil en la mano. Puedo decir que han sido cientos -no sé si miles, no quiero que me llaméis «exagerao»- de mensajes recibidos por las distintas redes: Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp, Telegram… alguna que otra llamada de familiares y amigos más cercanos y los dos SMS de mis amigos Pedro y Alberto. Muy contento, muy emocionado y muy agradecido por todo. La verdad es que así da gusto cumplir años… y lo que nos queda, porque está claro que #yomecuro.

8 comentarios en “Un día inolvidable

  1. Feliz cumpleaños de nuevo Juanma! =) Aunque el día no empezó demasiado bien, me ha encantado leer y ver todas las felicitaciones y sorpresas que tuviste durante el día de ayer, tanto por parte de la Fundación como posteriormente en el programa, menuda familia tienes!!! 😀 Un fuerte abrazo!!!!

  2. Pues esta vez yo me quedo sin palabras…emocionante es poco….
    La verdad es que debes estar muy contento con esta gran familia que tanto te quiere..bueno yo pienso que tú te haces querer porque hasta los que no te conocemos en persona ya te tenemos cariño..
    Y ahora con este chute de energía ..a seguir luchando para llegar al #yomecuro…
    que va a llegar, no lo dudes.
    Un abrazo campeón…😘😘😘😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.