Nuevas crónicas hospitalarias (3)

Podemos decir que hoy hemos tenido un día tranquilo, un día de hotelito como le digo yo a mi Merchi, pero eso sí, sin piscina, sin salir de la habitación, sin buffet de comidas… y es que no estamos de hoteles, desde luego que no. Estamos aquí para una cosa muy importante y disculpadme la broma, pero es que de vez en cuando tenemos que bromear para pensar en otras cosas… porque las horas aquí encerrados se hacen muy largas.

Esta noche hemos dormido algo mejor y las doctoras vinieron a vernos pronto por la mañana. Se interesaron por cómo habíamos pasado la noche y por cómo estaba yo tras las pruebas de ayer. Les dije que estaba bien y que no me había encontrado nada raro. La hematóloga me comunicó que seguimos a la espera de los resultados de la muestra de la punción lumbar para poder comenzar con las sesiones de quimio. Por tanto, seguiremos esperando a ver si podemos empezar mañana o pasado.

Es importante no estar todo el tiempo encamado -yo ya tengo una mala experiencia de esto- y es que se pierde la musculatura rápidamente y después cuesta muchísimo trabajo cogerla de nuevo. Por eso, aunque no tenga mucho espacio, mientras me encuentre bien intentaré hacer unas mini-caminatas y unos ratitos de pedalín para no perder fuerza en las piernas, que mi trabajito me ha costado recuperarla. Han sido muchas horas de ejercicios… y las que quedan… Aquí una muestra de mi mini-paseíto de hoy:

Hoy he hecho varias videoconferencias, una de ellas con mi familia. Nos hemos conectado con mis hijas, mis hermanas, mis sobrinos, mi cuñado y mi tío Carlos. Un Meet como hacíamos cuando estábamos de confinamiento para vernos las caras casi a diario. Pues ahora igual, pero ahora se hace más necesario aún.

Los de la Asociación ASCOL hacen un par conexiones diarias, una a las 11 de la mañana y otra a las 5 de la tarde. Hoy me conecté a ambas y pude hablar con Bea, Irene, Inés, Ascen y Fidel. La verdad es que ayuda mucho tener al otro lado de la pantalla -ya que no se puede personalmente- a gente que te ayuda tanto, que es tan solidaria y que te acompaña en todo el proceso. Seguiré conectándome, seguro.

Magnífico el personal sanitario que me atiende, como siempre. Y la foto de hoy… con mi enfermera Noelia:

Hoy también he cerrado las cuentas de la «Liga Solidaria» de Biwenger que un grupo de 20 amigos empezamos el pasado mes de agosto y que, gracias a la solidaridad de los participantes, hemos conseguido recaudar 600 €, que serán donados a ASCOL y a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia. La próxima Liga seguiremos y será aún mejor.

Y ya por la tarde me hacen llegar esta foto del alcalde de Sevilla con mi libro solidario «#SomosImparables #SeguimosJuanma»:

Todo un orgullo para mí que esta foto del alcalde de mi ciudad esté incluida en el álbum digital de los lectores de mi libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.