Día de San Juan

24 de junio. Día de San Juan, que empieza con una de las noches más fiestera del país con las famosas hogueras de San Juan que se suelen hacer en muchas playas de nuestro país, pero que este año no va a poder ser debido a la situación que estamos viviendo y para evitar aglomeraciones.

Empiezo a escribir este post cuando son las 3:35 de la madrugada, aunque lo programaré para que se publique a las 8 de la mañana, justo antes de que me vaya a dar mi paseíto mañanero. Lo escribo a esta hora tan intespestiva porque hoy me toca de nuevo tener insomnio y es que de nuevo me he tomado los 40 mg de Dexametasona que me tocaban esta semana como parte del tratamiento puente que estoy siguiendo. Normalmente eran los miércoles, pero mi hematóloga me dijo que lo adelantara un día porque ahora tengo que estar dos semanas sin tomar medicación para estar preparado para la infusión de los linfocitos-T a partir del 6 de julio. Por tanto, hoy he terminado con la medicación de este tratamiento puente. La verdad es que me ha sentado bien y, salvo el insomnio, no he notado ningún efecto secundario más. Y sigo con mis ejercicios y caminatas. Creo que ayer hice el récord: hora y media entre mañana y tarde.

Es mi santo -a mí eso de onomástica no me gusta mucho- y espero celebrarlo con parte de mi familia. Ya he recibido muchas felicitaciones a través de las redes sociales y supongo que las seguiré recibiendo a lo largo del día. Desde estas líneas agradezco mucho todas ellas pues estoy seguro que me las mandan con cariño.

Estoy en Sanlúcar con mi Merchi, mi Patri y su Alberto pasando unos días. Ayer fuimos por primera vez a la playa y la verdad es que pasamos un día magnífico. Incluso me di un bañito con ayuda de mi bastón y de mi mujer. Recuerdo que el año pasado solo fui un día a la playa de Chipiona con familia y amigos. Estaba en silla de ruedas y me bañé gracias a uno de esos vehículos que tienen el personal de Protección Civil para personas discapacitadas.

Hoy cuando llegamos a la playa de Faro Blanco -nuestra preferida- estaba la marea baja, por lo que había bastante sitio, había poca gente y las distancias se respetaban. Ya cuando subió la marea y aumentó el viento nos marchamos para casa. Tenemos que aprovechar estos días y disfrutarlos al máximo -con las medidas de seguridad adecuadas, por supuesto- porque dentro de dos semanas lo único que voy a ver durante bastantes días va a ser la pared de una habitación de aislamiento del Hospital Clínico de Salamanca. Todo va a salir bien y estaré fenomenalmente atendido como siempre, no me cabe duda, pero durillo va a ser y más estando, según las previsiones, al menos un mes fuera de casa y de nuestro entorno habitual. Por eso esta vida hay que disfrutarla lo máximo que se pueda y que nos dejen, pero disfrutarla en presente, sin hacer locuras, pero disfrutando de las cosas que nos gustan, que seguro que son muchas.

Hoy vienen a Sanlúcar mi tío Carlos y mis sobrinos Migue y Manu para dar una vuelta por aquí y comprar manzanilla, por lo que almorzaremos con ellos para celebrar mi santo. Y también vendrán nuestros amigos de Sanlúcar: Francesco, Mari y el resto de la familia: Sergio, María, el peque Marcos, Carlos y Mary. Pasaremos un buen rato, seguro.

Y por la tarde, a las 7, tengo una cita muy especial. Mi compi y amiga Paqui, como tutora de un grupo de 2º de Bachillerato del IES Chaves Nogales que es, ha organizado un evento extraoficial para despedir al alumnado que termina el Bachillerato en nuestro centro. Algunos de estos chicos y chicas son a los últimos a los que les di clase cuando estaban en 4º de ESO antes de tener que darme de baja. Por supuesto será un evento digital usando Google Meet ante la imposibilidad de poder hacer un acto de graduación presencial como se ha venido haciendo hasta ahora. Me han invitado a asistir y por supuesto que estaré. Compartiré la conexión de datos de mi móvil con el ordenador, ya que en Sanlúcar no tenemos Internet. Desde ya tengo claro que este va a ser uno de los mejores regalos que voy a recibir por mi santo. Será emocionante, seguro, pero ellos y ellas se lo merecen.

Felicidades a todos los Juanes y Juanas.

Y ahora voy a apagar el ordenador y voy a encender mi kindle para seguir leyendo un ratito «Cicatriz» de Juan Góme-Jurado. Lo llevo por la mitad y está muy interesante. Y después veré algún capítulo de «El Ministerio del Tiempo» que, aunque terminó ayer la temporada en La 1, yo lo llevo por el cuarto capítulo de esta última temporada. Y cuando se haga de día… a por mi caminata matutina. Así empezamos este día de San Juan…

2 comentarios en “Día de San Juan

Responder a Juanma Diaz Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.