Dos años

Era el 24 de noviembre de 2017. Viernes. Estaba en el instituto y me tocaba ir a clase tras arreglar varios temas de secretaría. Como en muchas ocasiones iba tarde porque me habían entretenido con asuntos varios mientras iba por los pasillos, por lo que aprieto el paso y subo la escalera corriendo con la mala suerte que tropiezo en uno de los escalones y casi me caigo. No me caí porque alargué el brazo derecho hasta la barandilla, pero me hice daño. Me dolía mucho el hombro, tanto que llamé a mi mujer y nos fuimos inmediatamente a Urgencias.

Al llegar allí me hicieron una radiografía y, nada más verla el médico que me estaba atendiendo, me dijo que fuera lo antes posible a un traumatóogo pues no le gustaba nada lo que se veía en esa placa. Lógicamente salimos preocupados e intentamos agilizar la visita al traumatólogo, que a su vez nos recomendó la visita a un especialista en tumores óseos. Más miedo todavía. Éste nos confirmó que tenía un plasmocitoma en el húmero derecho -ya estábamos a primeros de enero y yo seguía con bastante dolor en el brazo- pero que no le extrañaba que hubiera algo más, por lo que me mandó una serie de pruebas radiológicas que confirmaban que mi tejido óseo estaba afectado en distintos sitios. Recomendación: ir a un hematólogo porque esto probablemente sea provocado por un problema con las células y la sangre. Y aquí empezó todo…

Siempre digo que bendito tropezón que hizo que saliera a la luz el mieloma múltiple que tenía. Muchas analíticas, muchas pruebas, muchas dudas, mucho desconocimiento, mucha preocupación… pero desde el primer momento decidí decidimos afrontarlo con entereza y luchar con todas nuestras ganas para conseguir ese #yomecuro que el periodista Valentín García (qepd) había lanzado a través de Twitter y que desde el primer momento hice también mío, junto con el #SeguimosJuanma de automotivación. Desde entonces Valentín y yo nos hicimos grandes amigos a pesar de que nunca nos llegamos a conocer personalmente. Pero sé que siempre está a mi lado.

Dos años en los que he publicado más de 100 posts en este blog relacionados con el tratamiento de mi enfermedad, en los que he lanzado cientos o miles de tuits y en los que he podido hacer cientos de publicaciones en Facebook. Siempre he tenido mucha presencia en las redes sociales y ahora no tenía porqué ser menos.

Dos años en los que he pasado momentos buenos, momentos menos buenos y momentos malos, pero afortunadamente los primeros ganan por goleada a los últimos, aunque evidentemente no todo ha sido jiji-jaja. No olvidemos que estamos hablando de una enfermedad muy complicada que hace que los momentos duros sean duros de verdad.

Dos años en los que he podido conocer a mucha gente, en los que he podido comprobar todavía más la gran familia que tengo, los amigos tan grandes que me rodean, los compañeros de profesión con los que tanto comparto y tanta gente que me sigue y me manda su apoyo y fuerza a diario, muchos de ellos sin conocerme de nada. Sigo sin saber cómo agradecer tanto cariño recibido.

Dos años en los que he intentado ser solidario, colaborando con entidades y Fundaciones que ayudan a los enfermos y se dedican a apoyar la investigación, como la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, la Fundación CRIS contra el cáncer o la Comunidad española de pacientes de mieloma múltiple. He organizado la «Operación pulseras» -que sigue vigente- y algunos eventos para recaudar fondos que enviamos como donativo a estas entidades. Entre unas cosas y otras son más de 8000 € los recaudados en este último año, pues empezamos en octubre de 2018. Y todo gracias a la solidaridad de la gente. Y, como somos imparables, prometemos no parar…

Dos años en los que he podido comprobar los grandes profesionales que tenemos en la Sanidad pública española, al menos en Sevilla y en Salamanca, que es lo que conozco de primera mano. Empatía, sensibilización y trato exquisito, salvo aquellas excepciones que siempre hay.

Dos años en los que he podido comprobar la cantidad de gente buena que hay en este mundo. Como siempre digo, son muchas más las buenas que las malas, lo que ocurre es que éstas últimas hacen más ruído y se notan más. Gente solidaria que colabora comprando pulseras o participando en los eventos solidarios, gente que se te ofrece para ayudarte de manera totalmente desinteresada en lo que haga falta, gente que te muestra su apoyo a pesar de no conocerte de nada. En definitiva, gente que merece mucho la pena y que hace que mi número de amigos y amigas haya crecido de manera bastante importante en estos últimos tiempos.

Dos años en los que he podido comprobar que tengo la mejor mujer que uno pudiera desear. Siempre ahí para todo, peleando con uñas y dientes, luchando contra la burocracia de ventanilla en ventanilla, haciendo de mi cuidadora personal cuando no me podía mover y que la dejó reventada de la espalda, yendo conmigo a absolutamente todas las citas que he tenido, que tengo y que tendré… Es mi Merchi. Gracias a Dios que la puso en mi camino…

Llevamos dos años en los que he probado distintos tratamientos, lamentablemente fallidos, y ahora estamos yendo a Salamanca porque estoy recibiendo el tratamiento de un ensayo clínico con la doctora Mariví Mateos que va a ser el bueno, el que me va a llevar al #yomecuro. Así lo pienso y con esa idea vamos semanalmente a Salamanca. Así que solo me queda decir: #SeguimosJuanma y sigue a mi lado que vamos a poder con esto.

14 comentarios en “Dos años

  1. Claro que sí 👍 la curación va a venir de ahí de Salamanca…👍sin lugar a dudas…más tarde o más temprano 👏👏👏pero ahora sí que sí 👍

  2. Juanma tus palabras ayudan a muchas personas a luchar con fuerza y ánimo!!! Sin conocerte te doy las gracias por lo que haces! Y solo decirte fuerte muy fuerte:#yomecuro

  3. Ya verás como dan con la solución y tu si te curas. Ánimo y a seguir con esta actitud que es un ejemplo para todo aquel o aquella persona que tenga la misma enfermedad que tú estás intentando combatir y que a buen seguro saldrás victorioso de esa guerra. Un abrazo.

  4. Eres un luchador incansable,imparable,siempre con una sonrisa,en los buenos y malos momentos transmites positividad y ganas de vivir. Personas como tú hacen mucha falta en este mundo, perdimos a Valentín…como nos ha dolido,pero tú te curarás,estoy convencido de ello,te debo un abrazo enorme. Gracias por ser como eres.

  5. Juanma! Te sigo desde hace un año por Twitter y tú historia me ha cautivado. Admiro muchísimo la fortaleza con la que has venido afrontando este camino para llegar al #yomecuro.

    Un fuerte abrazo desde Alemania. Te acompaño y te envío envío mis mejores deseos con la plena convicción que tú te curas.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.