Yo también soy sevillista

¿Por qué el título de este post? Porque aunque aquí diga algunas cosas que suenen a críticas a la actual gestión del Sevilla FC, nadie podrá negarme el derecho a hacerlas, porque me considero sevillista como el que más, de esto no me cabe la menor duda.

Acabo de ver empatar 1-1 a mi equipo del alma ante el Osasuna -colista de Primera División- y alguien me podrá tachar de oportunista por este resultado y decirme que de qué me quejo si seguimos los cuartos en la clasificación. Bueno, en realidad sólo he visto el segundo tiempo y en casa, ya que nada más empezar el partido empezó a llover con fuerza y una gran mayoría de los que tenemos asientos no cubiertos -yo creo que más del 50% del estadio- nos fuimos a cobijarnos, a un bar o a casa. Yo elegí esta última opción y al menos pude ver el segundo tiempo sentadito en el brasero aunque, eso sí, teniendo que escuchar a Andrés Montes.

Una vez más no me ha gustado el partido que ha hecho el Sevilla. Repito que sólo he visto el segundo tiempo, pero por lo que he escuchado en la radio viniendo para casa, en el primer tiempo tampoco nada. Prácticamente no ha creado ocasiones de gol, aunque si entra esa última del descuento de Kanouté, volveríamos a estar segundos y los que se consideran resultadistas dirían que eso es lo verdaderamente importante. Pues para mí no lo es. Está claro que también me gusta que se ganen los partidos, pero también que se ofrezca una imagen bastante mejor de la que se ofrece. Y es que ya son muchos partidos jugando así, dando una imagen pobre, sin ritmo y sin crear prácticamente ocasiones de gol. Salvo el primer tiempo del partido de Madrid en el que se ofreció una imagen bastante distinta, el resto de partidos han sido aburridos y sin mordiente.

Ayer estuve con amigos de mi barrio de siempre, con los que iba al fútbol desde pequeño y mucho que hablamos del Sevilla. Recordamos los tiempos en los que nos sentábamos en la Grada alta del Gol Norte “sin asiento”, sentándonos sobre el mismo hormigón, llenándose la grada sólo cuando venía algún equipo grande… Recordamos anécdotas de todo tipo y sí es cierto que ha cambiado la cosa… Como ocurre en todo el sevillismo, había división de opiniones: Jiménez sí – Jiménez no, fichajes, gestión de la dirección deportiva…

Desde las altas instancias del club se nos “vende” que tenemos el mejor Sevilla de la historia, que tenemos al mejor entrenador del mundo y que el objetivo es clasificarnos para la Champions. Mi punto de vista: la plantilla no es mejor -de lejos- que la del año pasado. Sigo pensando que Alves era medio Sevilla. Por supuesto, hay mejores entrenadores que Jiménez y, aunque como persona me demostró su valía, tengo que reconocer que no lo considero capacitado para dirigir a este Sevilla, al menos por lo que lleva demostrado hasta este momento.

La plantilla es claramente inferior a la de la temporada pasada y es que los fichajes que se han hecho a principios de temporada, salvo contadas excepciones, no cubren las expectativas depositadas en estos jugadores. El patrón de juego no es claro, se juega demasiado lento y se generan muy pocas ocasiones de gol. Y si se consigue marcar, el equipo recula de forma descarada. El partido de UEFA frente a la Sampdoria fue un varapalo importante, calificado desde el mismo club como “fracaso absoluto”, pues nadie esperaba quedar clasificados los cuartos de 5 equipos y, por tanto, eliminados de la competición europea.

Desde la presidencia, el Consejo y los medios oficiales del club no paran de mandarnos mensajes del “sí o sí” o “lo mejor está por venir”… y cosas de este tipo. Pues cuando las cosas no van bien yo creo que hay que decirlo y no se es menos sevillista que nadie por ello. También me dicen algunos amigos: “Lo que os pasa es que os habéis malacostumbrado. A ver si creéis que lo que hizo el Sevilla de conseguir 5 títulos en 15 meses lo váis a volver a repetir…” Seguramente no lo repitamos porque fue toda una gesta, pero entonces que no se nos venda que tenemos al mejor Sevilla de la historia. Si en un momento dado se dio el salto de calidad, no podemos volver hacia atrás. Lo que es cierto es que no siempre los fichajes de Monchi pueden salir bien: jugadores baratitos que den un gran resultado un número de temporadas y después se venden por un pastón al equipo grande de turno. La varita mágica del gran Monchi parece que ha perdido efectividad. ¿Y por qué con todo lo que ingresamos con esas ventas no se ficha al menos a un jugador de reconocido prestigio? ¿No hay dinero para ello?

Si no hay dinero para esto, yo le propondría al sr. del Nido que se gastara algo de lo que recaudamos en cubrir las partes del estadio en las que nos mojamos cuando llueve.

Ojalá se cumpla el objetivo de esta temporada, que es acabar entre los cuatro primeros de la liga y consigamos llegar lejos en la Copa del Rey, aunque las sensaciones que transmite el equipo no inviten al optimismo, pero como sevillista que soy es mi deseo…

_______________________________________________________

2 pensamientos en “Yo también soy sevillista

  1. Esta temporada se ha perdido por la cabezonería de dos personas. Y por amiguismos. El club ha dejado de funcionar con la profesionalidad acostumbrada en el momento en el que han empezado a primar las relaciones personales. En el momento en el que el éxito se le ha subido a más de uno a la cabeza y han hecho de la institución algo parecido a un cortijo. Espero que la tan manida profesionalización del club vuelva a ser un hecho, y se exijan resultados acordes a la inversión realizada. A todos. Y que se demuestre, de una vez, que aquí no hay nadie imprescindible. Y esto lo digo principalmente por Monchi, a quien se le deberían exigir responsabilidades, por fichajes y su apuesta personal por Manolo Jiménez, lo más parecido a una farola (en cuanto a capacidad de reacción, lectura del juego y capacidad de mando) que se ha sentado en el banquillo del Sevilla FC.

  2. Pues yo lo no soy, gracias a Dios.
    Nada, solo pasaba por aquí para decirte que esperaba que, con la categoría que te caracteriza, hubieses dicho algo del derby (a ser posible sin contener las palabras “aparcacoches”, “corte”, “mangas”, “expulsión”, “injusto/a”).
    Un abrazo, blogger !!!

Deja un comentario