30 de agosto: un gran día (otro más)

Nota inicial: Empiezo a escribir este post a las 4:50 A.M. del sábado aprovechando el insomnio de estanoche.

Comienza el viernes como todos los viernes, con la sesión de rehabilitación en el Hospital Macarena. Y seguimos el protocolo de siempre: me recoge la ambulancia a las 7:15 -en este occasión acompañado por mi Patri y de conductor viene Jose, es decir, como casi siempre. Es lo que nosotros llamamos el «equipo titular»-. Hacemos la sesión muy bien, nos despedimos de Bea, mi fisio, que se va un par de semanas de vacaciones, y volvemos en la ambulancia con José Manuel de conductor y otros pacientes… Y mi Patri que se lleva buena parte del camino cantando, lo mismo que hizo a la ida y que ya se está convirtiendo en hsbitual. Ya hasta los conductores le piden que cante… y ella como es como es nunca dice que no. ¡Qué artista y qué buena es mi niña! Muy orgulloso de ella…

Llegamos a casa, desayunamos como siempre en El Fogón de Sergio -vaya bien que me tratan siempre los amigos Juanma, Benito, Mari, María, Juani, Gabi y el resto de camareros que allí trabajan… – Mi Merchi desayuna con nosotros y después nos vamos para el campo porque venía familia de Madrid que querían verme. En realidad venían de Valdeverdeja, pueblo toledano con un encanto especial. Vinieron mi tía Paqui, mi prima Paqui, su marido Jacinto -uno de los mejores vaqueros de Castilla-La Mancha- y mis sobrinas Andrea y Claudia que ya llegaron el día anterior. Pasamos un rato genial, comimos estupendamente y mi tía y mis primos se volvieron por la tarde para Valdeverdeja porque le requerían sus labores allí y no podían quedarse más tiempo. Mis sobris sí se quedaban y me trajeron un par de empanadas personalizadas que estaban riquísimas. Unas 8 horas de ida y vuelta de viaje en coche en el mismo día solo para venir a verme unas horas. ¿Tengo una familia que es para comérsela o no?

Ya la semana pasada vinieron a verme desde Madrid mis primos Ángel y Sonia, pues iban a pasar unos días junto a sus hijas en Caños de Meca y quisieron pasarse antes a hacerme una visita para ver cómo estaba. Era martes y, por tanto, yo estaba en el Hospital Virgen del Rocío para ponerme el tratamiento. Y allí que se presentaron. Y un buen rato de charla que echamos mientras que esperaba a ser atendido en el Hospital de Día. Les agradezco un montón que quisieran venir a verme y me alegró mucho verlos. Gracias, primos.

Sobre las 6 de la tarde me subo en el asiento del copiloto de mi coche, conduce mi Merchi y nos dirigimos a Nervión. Aparcamos en el centro comercial, quedamos allí con mi sobrino Migue y Merchi se va en el autobús a casa. Vivo la previa del partido Sevilla-Celta en los aledaños del Sánchez-Pizjuán, me lleva mi sobrino al bar donde está la gente de su peña, la Gate 22, chavales y chavalas jóvenes que me demostraron la calidad que tienen. Desde el primer momento se mostraron muy cercanos y cariñosos, besos y abrazos por parte de todos e interesándose por el estado de mi enfermedad. Y tuvieron el gran detalle de regalarme una camiseta y el carnet de socio de la Peña de este año. Me emocioné, me quedé sin palabras y no sabía cómo agradecérselo. Lo que sí les prometi es que para el próximo partido me llevaría su camiseta y nos haríamos fotitos. También me encantó ver entre los miembros de la Peña a dos ex-alumnos míos del IES Chaves Nogales: Alberto -el Maki- y Marina. Otro momento muy emocionante al abrazarme a ellos. ¡Muy grandes estos chavales! Que sepáis que ya seré socio de por vida de vuestra Peña y ahí me tendréis para lo que pueda ayudar dentro de mis posibilidades. eso sí, siempre alejado de temas políticos, yo solo defiendo a mi Sevilla FC.

El partido comenzaba a las 20 horas y unos 50 minutos antes nos fuimos para el estadio porque como era el primer día y no sabíamos cómo estaba el acceso con las obras que había no queríamos apurar demasiado el tiempo. Teníamos que entrar por la puerta 19 pero estaba cerrada por las obras. Preguntamos y nos mandan a la puerta 12, única puerta con acceso a través de ascensor habilitada para discapacitados y sus acompañantes para este partido. Muy bien organizado todo, subimos a la primera planta, accedemos a nuestro sitio, que está en una plataforma a la que accedemos a través de un elevador y comprobamos lo bien situados que estamos y que tenemos hasta televisión que emite el partido en directo y que viene muy bien para ver las repeticiones. Pude saludar a mis amigos Sergio y Carlos, que vienen desde Sanlúcar y que tienen sus localidades cerca nuestra..Los discapacitados tenemos un sitio reservado para ponernos con nuestras sillas de ruedas y nuestros acompañantes tienen una silla para sentarse al lado o detrás nuestra. Pero mi Migue se pegó todo el partido de pie y moviéndose de un lado para otro, pues los nervios no le dejan… He subido una publicación a Facebook con un par de vídeos. Y ayer estrené la camiseta oficial de esta temporada, pero tuneada con mi publicidad particular, que considero mucho mejor que poner una casa de apuestas:

Al final empatamos a 1, pero quizás esto ayer fuera lo de menos porque entre lo que disfrutamos, lo que nos emocionamos, lo que pudimos vivir y lo bien que lo pasamos… el resultado quedó en un segundo plano. Desde estas líneas quiero agradecer el trato del Sevilla FC con las personas discapacitadas. Esto dice mucho de un club que es de categoría. De los días que más orgulloso me he sentido de ser sevillista…. Mil gracias. Volveremos D.m. el próximo 22 de septiembre… y será contra el Real Madrid. ¡Casi ná!

Para la salida nos atascamos un poco, pero es algo lógico porque seguía habiendo solo un ascensor habilitado. Pero es algo con lo que ya contábamos y que con un poco de paciencia se lleva bien.. Fuimos a por el coche, recogimos en casa a mi mujer y nos fuimos de nuevo para el campo.

En resumen, un día magnífico que, una vez más, pude disfrutar gracias a tanta gente buena que tengo a mi lado y a los que me apoyan desde la distancia y a través de las redes. Y el día de hoy también promete… ya os contaré…

#SomosImparables #yonecuro 🙂 #SeguimosJuanma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.