La esperanza está aquí…

Imagen libre de Pixabay

Comentaba en un post anterior que iniciábamos un camino a la esperanza tras dos tratamientos pre-trasplante de médula ósea fallidos. Y es que iba a entrar en un ensayo clínico de la Clínica Universidad de Navarra, según me comentó mi hematóloga. Sin embargo, el tiempo iba pasando y no me llamaban, por lo que la incertidumbre y la impaciencia se apoderaban de mí. Además se iban sumando los días sin tratamiento, algo nada bueno, pues las células malas son muy listas y hacen por reproducirse aunque nadie les invite a ello. Pero se creen éstas que se van a quedar a vivir en mi cuerpo serrano. No se lo creen ni «jartas» de vino.

Intercambié algún que otro correo con la gente de Hematología de la Clínica de Navarra y me contestaron muy gentilmente, primero diciendo que estaban esperando que le habilitaran el centro para el ensayo clínico (=burocracia), aunque después me dijeron que habían habido algunos cambios en las condiciones para poder entrar en el ensayo y que tenían que hablarlo con mi hematóloga. El jueves pasado fui a consulta con Lola, mi hematóloga, y me dijo que tenía que hablar con los de Navarra porque ya no podía estar más tiempo sin tratamiento. Y que si por lo que fuera no podía ser allí, entraría aquí en un ensayo clínico del Hospital Virgen del Rocío que también está dando buenos resultados y que era la otra opción que me pensaba proponer. Quedamos emplazados a hablar hoy lunes por teléfono para tomar una decisión definitiva.

Llamé al hospital un par de veces por la mañana para recordar a la enfermera que estaba esperando que me llamara Lola. Ella me dijo las dos veces que pasaba la razón y que me llamaría, pero que estaba muy liada. Vuelve a aparecer la impaciencia, pero a primera hora de la tarde recibo una llamada de una doctora de la Clínica de Navarra, en la que me explica el porqué finalmente no puedo entrar de momento en el ensayo clinico. Resulta que las condiciones para entrar en el ensayo han cambiado y es necesario haber tenido un tratamiento con un fármaco llamado daratumumab -¡vaya nombrecito, miarma!-, que yo no he tenido. Por tanto no cumplo las condiciones y no puedo entrar en el ensayo. Le agradezco a la doctora su llamada y lo bien que me lo ha explicado todo. Con profesionales así da gusto, la verdad, aunque la noticia recibida no fuera la mejor posible.

Al ratito recibo la llamada de Lola, mi hematóloga. Comentamos la noticia de no poder entrar en el ensayo navarro, pero se abre la posibilidad de entrar en el ensayo clínico que tenemos aquí, en el Hospital Universitario Virgen del Rocío y además de manera inminente. Pasado mañana miércoles tendré consulta con ella, me hará un aspirado de médula (otro más, y van…), unas analíticas y otras pruebas previas, con idea de empezar la semana que viene con el ensayo clínico. La ventaja que tiene este ensayo es que uno de los fármacos del mismo es el daratumumab y estoy seguro que ésta va a ser la buena, pero si no lo fuera, después de esto ya tendría la posibilidad de entrar en uno de los ensayos de la Clínica de Navarra con células CAR-T, pero me da a mí que no va a ser necesario…

Por tanto, la esperanza de mi curación está aquí, en Andalucía, en Sevilla, en mi Hospital Virgen del Rocío, tantas veces visitado estos últimos meses… y las que me quedan… Pero todo sea para conseguir el #yomecuro. De manera paralela intentaremos seguir con las sesiones de rehabilitación que tan bien me están viniendo para ir cogiendo fuerza en brazos y piernas. Fundamental seguir recibiendo vuestro apoyo y vuestra fuerza. Esto me hace no decaer y seguir diciendo #SeguimosJuanma…

Como siempre, seguiremos informando…

10 comentarios en “La esperanza está aquí…

  1. Indudablemente la Esperanza está en Sevilla, que ciudad eligieron si no la Macarena, la Trianera, La O, la de Gracia y Esperanza y, por supuesto, la Esperanza de la Trinidad?.Y la siguen eligiendo, la Esperanza del Juncal…. así q sin duda esta es la tuya y este es el sitio. ¡Esta si que si!
    Ánimo y muchos besos.

  2. Aquí, en Navarra o en León a Juanma el #yomecuro se conseguirá, paciencia no Le falta no, tenaz como el que más, y en compañía de su Merchi el #yomecuro triunfará…. Un beso campeon

  3. ¡Qué buena noticia, primo! Si te curas aquí en Sevilla, pues mucho mejor. Yo me sigo emocionando cada día cuando algunos alumnos de tu instituto Chaves Nogales, a los que doy clases en la academia donde trabajo, vienen exclusivamente para preguntarme por ti…eso se llama ser querido y ser grande!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.