Otra pará en el camino…

Cuando el lunes a primera hora de la mañana, como hace cada mañana antes de irse al instituto, mi Patri coge la botella de la orina para vaciar la orina de la noche y me dice: «Papá, la orina está muy oscura». Yo no me había dado cuenta porque estaba todo muy oscuro, pero al encender la luz me doy cuenta que efectivamente era una orina con sangre, con un color intenso y, por supuesto, preocupante.

Como esa mañana tenía cita en el Hospital de día para pincharme el Bortezomid y limpiarme el PIC, preguntaríamos al hematólogo que por allí estuviera. Efectivamente eso hacemos mi Merchi y yo: Me sientan en un sillón, pues sigo con la inmovilidad, me hacen analíticas de sangre y orina y a esperar resultados. Esto sería a las 11 de la mañana y los resultados no llegan hasta las 6 de la tarde. Ve los resultados la hematóloga y parece que están bien, que el riñón está bien, que las plaquetas, aunque justas, están bien… por lo que me recomienda hacer lavados de la vejiga para eliminar esa sangre, porque la orina seguía igual durante todo el día. Pero la mala noticia de todo esto es que hay que hacerlo a través de Urgencias. Es decir, que tenía que seguir el protocolo de admisión de Urgencias, consulta de clasificación y después que te llamen para verte en consulta.

Desde ese momento mi mujer y yo ya empezamos a temblar porque ya sabemos lo que supone ir a Urgencias, pero no sólo por la organización, sino por la masificación que siempre hay, de lo cual estoy seguro que tenemos la culpa los propios usuarios. Es verdad que hay pocos recursos, pero también es verdad que hay gente que va a urgencias sin tener que ir y lo ralentiza todo. Yo no puedo estar mucho tiempo sentado en la silla de ruedas y allí en la sala de espera -con mascarilla todo el tiempo- estuvimos esperando casi 3 horas para que nos atendieran, previo a que mi mujer se moviera y preguntara varias veces. Una vez entramos en consulta decidieron que me quedaría en Observación para hacer los lavados.

Cuando uno entra por la puerta de Observación parece que entra en la NASA. Una mesa central grande mirando hacia los que entramos, con un montón de ordenadores y bastante personal, la mayoría de los cuales se te queda mirando. Y dice la celadora: ¿A dónde le toca a este hombre? Y ya se acaba el glamour tipo NASA :-).

Tardé en entrar en Observación una media hora desde que salí de la consulta de urgencias, me dan una cama -la misma que la otra vez que estuve, la 26B-, me sondan y empezamos con los lavados. Como siempre, el trato por parte del personal es exquisito, lo cual se agradece, pero la organización en esa sala de observación creo que es bastante mejorable. Las auxiliares y enfermeras no dan a basto de la de gente que hay que atender, la mayoría personas mayores, cada una de ellas con sus dolencias y problemas. Yo creo que era el más joven de la sala.

Tras pasar una noche de aquella manera, es decir, prácticamente sin dormir, me dice el médico de urgencias que seguiríamos con los lavados y cuando se aclare del todo la orina me podría dar el alta, que podría ser ese mismo dia, pero que antes vendría a verme un urólogo -ya he perdido la cantidad de especialidades médicas que llevo vistas- para que nos dé su opinión. Efectivamente, viene el urólogo, pero solo para decirme que me cambiarán de sitio, me llevarán a Observación de Traumatología pues allí están ellos. Y desde la mañana del martes estoy ahí, un sitio mucho mejor y mucho más cómodo que Observación general. Seguimos con los lavados y ya por la tarde aparece el urólogo para decirnos que esto puede ser debido a la propia enfermedad, que suele ser común en los mielomas y que puede ocurrir más veces… o no. Que seguirán viendo las pruebas y analíticas por si hay algo más que de momento no parece que haya.

Así que aquí seguimos cuando son las 6:27 A.M. del miércoles 27 de marzo con las bolsas de lavado puestas a ver si terminamos de aclarar el tema… Seguiremos informando…

Como siempre, muchas gracias por vuestra preocupación y mensajes de ánimo. Siento no poder contestaros a todos, por eso escribo posts de este tipo, porque me comprometí con vosotros a contaros cómo iba el trascurso de la enfermedad, tanto lo bueno como lo malo.

Hoy tocó malo, y a veces cuesta seguir tirando, porque se pone muy cuesta arriba, pero tenemos que seguir, con toda la fuerza y el ánimo posible, aunque os aseguro que fácil no es.

#yomecuro 😊 #SeguinosJuanma

47 comentarios en “Otra pará en el camino…

  1. Buenos dias primo, acabo de leerte y siento mucho que estes regular. Pero , por lo que dices, esta para en el camino parece que es algo mas o menos normal, y que pronto estaras otra vez con las pilas cargadas y rumbo hacia la meta.
    ¡¡Mucho animo y mucha fuerza,,que de eso estas sobrado!!!

  2. Buenos días Juanma! Espero que para ti también lo sean y puedas irte para tu casa. Mucho ánimo para seguir con la lucha que TÚ PUEDES!!!!!

  3. Bueno, Juanma hoy te escribo también. Desde el hospital ya que operan a mi suegro de corazón y acabamos de. Despedirnos se lo llevan y que mala sensación se queda sin poder seguir con el, pero te digo mi mismo que a él, fuerza y seguimos aunque sea por pesados vamos a aguantar el tipo y no dar un paso atrás Un abrazo #YOMECURO, #SEGUIMOSJUANMA

  4. Querido Juanma. Vuestro testimonio de vida es de categoría. Ejemplo de familia buena. Tu testimonio te hace grande!!. Recibe todo nuestro afecto!!. A mejorarse y fuerte p’arriba!!

  5. Buenos dias juama, soy isabel la madre.de.esperanza alumna tuya no se si te acordaras de mi
    Hace unos dias que.me.entere de tu enfermedad y quiero mandarte todo mi apoyo y se que a parte de conseguirlo ayudaras a muchas personas, porque eres una gran persona.

  6. Muchas gracias por ese gran ejemplo de fortaleza, tan necesario en esta sociedad.
    Y por esa cara siempre sonriente a pesar de la dificultad.
    Mucho ánimo. Lo vas a conseguir!
    Un abrazo

  7. Vamos Juanma! A veces el ánimo cae un poco. Pero ya ha caído el poquito permitido así que ahora a ir para adelante. Esos lavados harán su efecto. Te abrazo muy fuerte desde este lado del océano.

  8. Vaya hijo…. vaya pesadez lo del hospital…. pero todo pasa, Juanma y ahora a ver qué te dicen los médicos, a ver si puedes volver pronto a casa. Mil besos y a recuperarte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.