Primeros días en casa

Han pasado varios días desde aquel 14 de febrero que me dieron el alta tras tantos días de ingreso en el hospital y que os conté en la última de las crónicas hospitalarias. Y es mucha la gente que me ha preguntado el porqué no publicaba nada más en este blog. No he publicado nada hasta ahora porque tampoco se trata de escribir por escribir, sino hacerlo cuando haya algo que contar y creo que ahora sí puede ser un buen momento, o al menos a mí me lo parece.

Está claro que eso que se dice de que como en casa de uno no se está en ningún sitio es cierto. Y cuando has estado tanto tiempo fuera y encima ingresado lo aprecias aún más. Aunque yo lo echaba a pelear a tomar unas cervecitas en una terracita en estos mediodías de solito que vienen ahora. Pero esto ya llegará…

Lo mejor de estar en casa es estar con mi familia. ¡Vaya cómo se están portando mi mujer y mis hijas! Debido a estar encamado por mi inmovilidad dependo totalmente de ellas y no me descuidan ni un solo momento. Tengo que agradecer también la ayuda de mis hermanas y de mi Migue que también están cada vez que lo necesito.

Estoy deseando adquirir movilidad en las piernas. Es mi próximo objetivo porque salir de la cama es muy importante para mí. Los músculos de las piernas hay que activarlos porque ahora mismo están dormidos. No tengo fuerza ninguna. En el hospital venía Eva, una fisio, que me ayudaba con los ejercicios de rehabilitación y en teoría en casa tendría que venir un fisio enviado por el centro de salud, aunque por lo visto tarda un tiempo en que lo manden, pero yo cuando lo necesito es ahora. Por eso hemos contratado a un fisioterapeuta que viene varios días a la semana para hacer ejercicios e intentar levantarme de la cama. En esas estamos…

Esta semana he ido un par de veces al hospital de día, según me programaron cuando me dieron el alta. Analítica, limpieza del Pic-cateter, chutes de Bortezomid y consulta con la hematóloga. Ida y vuelta en ambulancia sentado en mi sillita y sin problema alguno. Sigo tomando un montón de pastillas y con un parche de morfina puesto, aunque ya sólo de 25, porque afortunadamente el dolor ha desaparecido de momento por completo.

El jueves 21 tuve cita con Lola, la hematóloga que por lo visto me llevará a partir de ahora y me dijo que era una visita de seguimiento tras el alta porque no había ningún resultado nuevo que comunicar, pues se seguía a la espera de resultados de analíticas y demás. Este día era el cumpleaños de mi padre, hubiera cumplido 83 años. Y curioso: me da cita para la próxima visita para el 14 de marzo, día de pi, pero que para mí desde el año pasado es el día de «la chica del ok», pues fue cuando mi madre nos dejó. Cómo dice mi hermana Chari esto no son casualidades, esto es que ellos están ahí a mi lado empujando también para el #yomecuro.

Y lo mismo que están ellos, está tanta gente de mi familia, de mis amigos, de mis compañeros, de mi gente que conozco de las redes, de los que acabo de conocer a raíz de toda esta historia, de los que no conozco de nada pero se dirigen a mí con tanto cariño y me mandan tantos buenos mensajes y ánimos.

¿Y qué os puedo decir de los detalles y sorpresas que estoy recibiendo? Que estoy totalmente abrumado. Sois muy generosos conmigo y os puedo asegurar que cualquier detalle de éstos me llega al alma y me ayuda a seguir adelante. En posts anteriores ya os dejé muestras de algunos de estos detalles y ahora os dejo algunos más.

Soy aficionado desde hace muchos años al carnaval de Cádiz. Me gusta escuchar coplas, sobre todo de chirigotas y comparsas. Este año estoy viendo el concurso del Falla prácticamente al completo y hasta el momento tengo una sensación agridulce, pues no termina de convencerme lo que estoy viendo, aunque reconozco que hay cosas buenas. Pero lo que yo os quería contar relacionado con el carnaval es que mi primo Adrián es un carnavalero de pro, de los que toca la guitarra y canta en agrupaciones. Y coge el tío y me manda este pito de carnaval personalizado con el #yomecuro y el #SeguimosJuanma. No se puede ser más crack. Como comprenderéis… lagrimones. ¡Mil gracias, Adrián!

Modestia aparte, me da la impresión que no hay evento educativo que se organice en el que no se acuerden de mí, o al menos esa es mi impresión por todo lo que recibo a través de Twitter y las redes sociales. Uno de los últimos ha sido este evento organizado en Mérida por el amigo Pedro Márquez con el apoyo de nuestra comunidad GEG España, en el que se exponen experiencias de integración de la tecnología en el aula, fundamentalmente con ayuda de GSuite para Educación. Y lo de que la solución del Breakout Edu con el que se inauguró el evento fuera la palabra #yomecuro es otro grandísimo detalle.

Pulsa en este enlace para ver el vídeo.

Me he visto en muchas pantallas de proyección con mensajes de cariño y ánimo. Tengo guardadas todas las fotos y vídeos que me han mandado y os prometo que también lo publicaré todo por aquí.

Una de las últimas ha sido en esta formación impartida por mi compañera Natalia del IES Chaves Nogales al profesorado que ha aprobado la última oposición. Muchas gracias, Natalia, me consta todo el trabajo que estás haciendo para seguir visibilizando todo lo que hacemos en nuestro centro, llevando adelante también el programa Escuelas mentoras y el Prodig, con ayuda de otros compis como Paqui, Nacho, Juanma y tantos otros y otras.

El pasado domingo 17 se celebró la maratón de Sevilla. Me consta que muchos amigos la corrieron con su pulsera puesta y me dedicaron su llegada a meta, lo cual a mí me parece toda una hazaña. Se lo agradezco mucho a todos, pero me váis a permitir que me centre en 3 personas: por una parte, mi amigo Javier que ha publicado esto en Facebook:

Y por otra parte mis grandes amigos Casti y Castro que, aunque ya corrieron y terminaron el maratón de Valencia en diciembre, han vuelto a correr y terminar sólo dos meses después un nuevo maratón, esta vez el de Sevilla. Y entran en meta así. ¡Qué grandes sois, amigos!

Aquí seguimos… con vuestro apoyo que no me falta en ningún momento y que os vuelvo a agradecer una vez más. Jamás me cansaré, aunque me ponga muy pesado. Con la incertidumbre de lo que deparará el futuro próximo, de si el tratamiento está haciendo su efecto o no, de si nos estamos cargando esas células malas o no, de sí tardaré mucho de bajarme de la cama o no… En fin, nadie dijo que esto iba a ser fácil, pero yo pienso seguir con la misma actitud, aunque os aseguro que se pasan días muy duros, pero hay que superarlos porque hay que continuar para conseguir el #yomecuro y, como siempre, tú a mi lado empujando y apoyando… #SeguimosJuanma.

12 comentarios en “Primeros días en casa

  1. Querido Juanma. Magníficas palabras llenas de verdad y agradecimiento. Todo un orgullo!!. De todo corazón recibe un fortísimo abrazo. Mcarmen y Manuel. #SeguimosJuanma, #yomecuro.

  2. Querido Juanma, nos comentabas en tu anterior post que no nos conociamos personalmente, y que nos sentiais muy cerca, pués bien haciendo referencia a tu convocatoria de hacer una kdd en Sevilla Este», sería todo un honor y orgullo conoceros personalmente, el poder compartir tan grata compañia con tu Merchi, familia, amigos…y daros un fortísimo abrazo. Os llevamos en el corazón.!!. Mcarmen y Manuel. #SeguimosJuanma, #yomecuro.

    • Que no se me ha olvidado lo de la de quedada, amigo Manuel, lo que pasa es que es mejor esperar a un mejor momento, porque ahora mismo los días son muy inestables, pero mejorarán estoy seguro de ello. Y entonces convocaremos para todo el que quiera venir.

  3. Por fin en casa Juanma. Me alegro mucho por que se lo que lo importante que era salir del hospital.
    Y ahora a ir cogiendo fuerzas con tu gente.
    Mucho ánimo.
    Jaime

  4. Querido Juanma.
    Por supuesto, cuando pueda ser nos reuniremos. Lo mas importante es tu recuperación. Recibe todo nuestro afecto y cariño. Ánimo y fuerte párriba. Un fortísimo abrazo. Manuel.

Responder a Paqui Izquierdo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.