Crónicas hospitalarias (IV): Lección de vida

#yomecuro #SeguimosJuanma

10 de enero. Cumplo hoy 41 días ingresado en el Hospital Virgen del Rocío, aunque parece que ya se va viendo el final de este período de hospitalización, según me comentaron ayer los médicos. No quiero hacerme ilusiones de que pronto estaré en casa, pero ganas tengo muchas, la verdad. A ver si entre hoy y mañana puede ser…

Afortunadamente la razón principal por la que ingresé, que fueron los fuertes dolores de espalda debido a la enfermedad, parece que se ha arreglado, pues el dolor ha desaparecido, aunque arreglar esto ha llevado aparejado una serie de efectos secundarios por los que también seguimos luchando y peleando, sobre todo la falta de fuerzas en las piernas que no me permiten mantenerme en pie para sostener mi cuerpo serrano y andar.

También sigo a la espera del tratamiento a seguir, pues el equipo de hematólogos que me atiende me comenta que falta por conocer los resultados de algunas pruebas que me hicieron y las analíticas de sangre y orina que están viendo en el laboratorio. Sí tengo fijada para el próximo martes 15 una primera sesión de radioterapia -serán varias- sobre la zona de las vértebras que tengo afectada con células plasmáticas de las malas.

Esto sigue. Sabemos que estoy en una carrera de fondo en la que hay altibajos. Por ejemplo, los dos primeros días de esta semana os puedo asegurar que son los peores que he pasado desde que ingresé. Estuve muy nervioso, se me acumularon una serie de cosas negativas que se me hizo muy cuesta arriba tranquilizarme, tanto de día como de noche. Lo sufrí yo, lo sufrió mi mujer -todo el tiempo a mi lado- y lo sufrió el personal sanitario que me estaba atendiendo.

Ya ayer estuve mejor; estuve gran parte del día sentado en un sillón -me ayudaron para abandonar la cama tras 5 días encamado sin moverme para nada-. Y hoy muy bien hasta el momento, esperando que venga el médico para recibir instrucciones.

Difícil resumir todo lo ocurrido durante estos 40 días hospitalizado, aunque he ido contando muchas cosas en este blog: lo bueno -que ha sido la mayoría- y lo malo, afortunadamente algo escaso, pero que también lo ha habido.

Lo mejor: el trato del personal sanitario, sin excepción, desde el primer médico que me ha visto hasta el personal que reparte las comidas, pasando por enfermer@s, auxiliares, limpiadoras… Puedo resultar pesado y cansino porque ya lo he dicho varias veces, pero es lo que siento y tal cual os lo cuento. ¿Y qué decir del apoyo de familia, amigos y desconocidos? Si me cobraran por las llamadas y mensajes recibidos a través de las distintas redes os puedo asegurar que estaría arruinado. Mil gracias a tod@s. Me ayuda muchísimo.

Y de forma paralela seguimos con la Operación pulseras. Mucha gente colaborando y aportando. Afortunadamente en esta vida hay mucha gente buena, mucha gente solidaria, dispuesta a aportar para que se siga investigando y luchando contra esta lacra que nos está tocando vivir. Pero como somos imparables y vamos a por todas, lo vamos a conseguir. Todo lo recaudado irá destinado al proyecto de la fábrica de células imparables de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, de la que soy socio y colaborador.

Y recuerda que si tienes buena salud y una edad comprendida entre los 18 y 40 años hazte donante de médula. Puedes salvar una vida.

Lo peor ya lo he contado: ese par de días malos que me ha costado tanto superar, pero que ya forma parte del pasado.

Mucha gente me dice que estoy dando un ejemplo y, modestia aparte, puede que así sea, pero os aseguro que esa no fue mi intención original. Sí quise tomármelo en plan positivo desde el principio, mi cuerpo me pedía que fuera así, porque no servía de nada estar amargado yo y amargar a todo el que estuviera a mi alrededor. He seguido el modelo creado por el amigo Valentín García con ese #yomecuro y esa aceptación de tener cáncer y luchar contra él con todas las fuerzas posibles. Y Julio, con su madre, la señora Corleone, que nos da otro ejemplo de lucha y superación. Y tantos y tantos más que han optado por seguir el mismo modelo…

Para mí lo que sí está siendo es una auténtica LECCIÓN DE VIDA, me está haciendo valorar en su justa medida el valor que hay que darle a las cosas. Un sencillo gesto diario como es bajarte de la cama, apoyar los pies en el suelo, levantarte y andar, que es algo que todos hacemos todos los días, cuando no lo puedes hacer… te quedas chafado.

Y cuando estoy a punto de darle a publicar a este post, viene la doctora para decirme que mañana empezaremos un nuevo ciclo de poliquimioterapia, por lo que hoy al menos me quedo ingresado y a partir de mañana ya veremos cómo vamos evolucionando. Por tanto, de momento no tendré el alta, pero es algo que acato bien porque me encuentro en buenas condiciones y animado. ¡Pero vosotros seguid ahí, eh! Que necesito vuestro apoyo, vuestra fuerza, vuestros mensajes de ánimo y vuestro acompañamiento.

#yomecuro #SeguimosJuanma

19 comentarios en “Crónicas hospitalarias (IV): Lección de vida

  1. Animo vecino, ya mismo estas por aqui, y lo de los bajones es humano miarma, es duro, pero los justos y necesarios solo ehhh!! Muchos besos y nos vemos pronto 😘😘😘

  2. Bueno pues una buena razón nueva terapia para quedarse por lo menos ya hay un medio para el, #yomecuro #seguimosjuanma, A ver si Le damos el ko a los malos,.
    Mucha suerte y recuerda que hay muchos imparables contigo.

  3. No lo dudes ni un solo momento amigo que estamos a tu lado siempre.
    Tenemos que seguir todos, tú luchando y nosotros con nuestro cariño que tanto mereces.

    Te quiero amigo.

    #yomecuro
    #SeguimosJuanma

  4. Pues claro que si tu sigues con la misma actitud que tu te curas y por lo tanto el cariño de todos lo vas a tener mañana voi al lado si meda tiempo me paso para verte y muncho animo que tu lo tienes besitos para merchi y para ti

  5. Haber si sales pronto y sales curado animo juanma tu si que puedes sigues adelante un besote ya que compre las pulseras de seguimos juamna yo me curo

  6. he visto el video en el fabebokk como te levantas de la cama y empezas hacer movimientos con las piernas me alegro un monton que poco a poco te vayas recuperandote. me dan dado plaza el ise camas. me he ido con pena de chaves nogales pero sigo en contacto con ellos un abrazo.

Responder a juan osuna Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.