Unas navidades diferentes

Escribo esto la mañana del 24 de diciembre desde la cama de mi habitación del Hospital Virgen del Rocío, donde ya llevo 24 días ingresado porque no terminamos de controlar el dolor que tengo en la espalda producido por la enfermedad. Es un proceso lento, pero lo terminaremos controlando, estoy seguro de ello.

Ya sabíamos que éstas iban a ser unas navidades diferentes porque son las primeras que viviremos sin mi madre, sin la chica del ok, y esto es muy fuerte para nosotros, ya que somos muy familiares y hemos celebrado siempre mucho las navidades, tanto en mi familia como en la de mi mujer.

Pero además, esto de pasar la nochebuena en una habitación de Hospital no es la mejor forma de pasar una noche como ésta, es evidente. El viernes pasado el médico que me lleva me dijo que si hoy me encontraba en condiciones lo mismo me daban un permiso para salir del hospital por la tarde, cenar en casa y volver mañana a mi misma cama para seguir con el tratamiento. Pero la verdad es que veo difícil que me den ese permiso porque la medicación que me están dando me está aliviando el dolor, pero como efecto secundario me está dejando muy flojo, sobre todo en las piernas, pues prácticamente no me puedo mantener en pie por mí mismo.

He dejado de escribir este post porque ha venido la comida -aquí en el hospital se almuerza muy pronto, tienen horario de guiris en los hoteles- y mientras estaba comiendo ha venido la médica de guardia y me ha confirmado que de permiso nada, que me tengo que quedar aquí ingresado porque no hay seguridad de que al quitarme la bomba de morfina vaya a desaparecer el dolor. Y si además se une la flojera que tengo, lo más recomendable es quedarme aquí. Pero no me importa, porque tal y como me ha dicho mi amiga Ana: «pasará este 24 y 25 y, si tiene que ser, el 31 y el 1, y cuando pasen varios años lo recordarás como una anécdota más. Hay que desmitificar un poco todo el sistema. Lo importante de la Navidad no es donde estés, sino lo que sientas, y más arropado que tú hay poca gente en el mundo«.

Tiene mucha razón Ana. Me siento muy apoyado y muy querido por la gente. Esto es lo verdaderamente importante, mucho más que el jamón o el pavo que me hubiera podido comer esta noche en compañía de la familia, porque afortunadamente esto podemos repetirlo en cuanto yo salga de aquí… y lo haremos, claro que sí.

Lo que sí ruego es que no vengáis a verme al hospital, sintiéndolo mucho, pues a mí me encanta que vengáis, pero ya nos ha llamado la atención la supervisora de planta un par de veces, ya que esta planta de Hematología es algo especial y los enfermos debemos estar especialmente protegidos, pues en muchos casos estamos bajo de defensas y podemos coger cualquier infección con mucha facilidad. Podéis llamarme, videollamarme, mandarme mensajes por Whatsapp, por Twitter, Por Instagram, por Facebook… lo que queráis. Yo seguiré contándolo todo por aquí y en Facebook para manteneros informados de cualquier novedad que haya.

Ayer me quedé alucinado cuando me enseñaron este vídeo que se proyectó en el videomarcador de Butarque durante el descanso del partido Leganés-Sevilla. Gracias a mi familia pepinera: Jose, Gloria, Andrea y Claudia.

Y para terminar, mi Merchi -que pasará esta noche aquí conmigo- y servidor os queremos felicitar la Navidad:

#yomecuro #SeguimosJuanma

16 comentarios en “Unas navidades diferentes

  1. Querido Juanma, celebraremos esa “noche buena” en cuanto salgas, porque cualquier noche puede ser, no buena, sino muy buena #SeguimosJuanma a por el #yomecuro

  2. Como tu dices habra mucha s mas noche buenas y noche viejas y de todo, qeu pasar asi que nada , muchos animos y a recuperarse , el qeu aguanta lo mucho aguanta lo poco ,piensaque cada dia estas a un paso de salir del hospital y estar en casa , muchos animos, fuerza y muchos besitos para todos.

  3. Claro que si, Juanma!!! Cualquier noche es buena mientras se este tan arropado y querido como lo estas tu!! Y en cada mesa de nuestra familia sabes que tu madre estara muy presente!!! Felicidades de nuevo!!!

  4. Hola Juanma.
    Ni siquiera sé, si te acordarás de mi, pero yo era compañera de tu hermana Charo. Carmen, de las torres…..he pasado tanto tiempo en tu casa cuando era pequeña!!…..incluso alguna vez nos llevabas al cole……He vivido ferias, semanas santas, el coro con tu tío Carlos, los famosos cumpleaños en tu casa……hasta del gran belén que montabais detras de la puerta….todo, con tu gran familia. Tan bondadosa, tan amable y acogedora. Siempre recordaré esa parte de mi niñéz con una sonrisa, en parte, gracias a vosotros….después crecimos, y como suele pasar en ocasiones, la distancia transformó esas vivencias en bonitos recuerdos.
    Enterarme del fallecimiento de tu padre, hace ya unos años, me dejó parada. Con la enfermedad de tu madre, sentí mucha empatía. Mi madre está operada de lo mismo. Ayyy Manoli…..era una gallinita con sus polluelos, pero debajo de su ala, cabíamos todos. Cuando me enteré de que se había ido, se me encogió el corazón.
    Y ahora, Juanma, sin saber si llegó a saber de tu enfermedad, pienso en ella, y aún sabiendo lo fuerte que era, toda una matriarca!! hubiera sufrido tanto….. Personalmente me quedé afectó mucho cuando supe lo que te pasaba.
    Me gustaría haberte dicho todo ésto en persona. Quería ir a la zambombá que se anuló…..quería una pulsera…..quería verte y mandarte toda la energia positiva que pudiera mandarte. No pudo ser, pero estoy seguriiiiiisima que pronto nos encontraremos en alguno de esos actos tan bonitos que haceis. Recuperadiiiiisimo , arropado y rodeado de esa maravillosa familia que siempre habeis sido y seguis siendo.
    Os deseo una muy Feliz Navidad, para ti y para tus hermanas Charo y Auxi, tu tio, tu mujer y tus hijas, sobrinas y cuñados….y ese largo etcetera que te rodea con tanto amor que siempre os ha rodeado……y os rodeará siempre aunque vayan faltando personas importantes.
    Te deseo lo mejor, que te recuperes pronto, y sigas con esa maravillosa profesión que has escogido. Que la vida te recompense porque te lo mereces.
    Y ya, si no es mucho pedir, despues de haberte hecho leer todo ésto, me gustaría que me dijeras como conseguir nuestras pulseras. Mis hijas y yo, queremos una.
    Un abrazo fuerte, de los que recomponen todo lo que tengas roto!!.

    • Claro que me acuerdo de ti, Carmen. ¡Vaya sorpresa agradable!
      Mi madre sí supo de mi enfermedad antes de irse, pero menos mal que no está viviendo todo este proceso que me está costando superar. Ahora hay que seguir con más fuerza que nunca…
      Feliz Navidad y feliz año para ti y tu familia. Por cierto, creo que un hijo de tu hermano estudia en mi instituto porque me pareció verlo en una reunión de padres.
      Para conseguir las pulseras rellena este formulario:
      https://goo.gl/forms/pS8ZeBKqRxh3wynw1
      Y ya nos pondremos de acuerdo para hacértelas llegar.
      Un fuerte abrazo.

  5. Magnífica Ana, magnífica familia pepinera, magnífica Merchi, y magnífico tú que eres el nexo de tantísima gente que te arropa. Feliz Navidad Juanma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.