Sobre el iPhone…

La verdad es que es mucho lo que se ha escrito y se ha dicho en estos últimos días sobre el nuevo móvil iPhone 3G que salió ayer a la venta en España y en otros países. Muchos geeks salieron a comprarlo y no fueron pocos los que se quedaron sin conseguirlo. En nuestro país lo comercializa Telefónica a través de su operadora Movistar, con distintos modos de contratos y con permanencia mínima de 2 años.

Antes de que saliera a la venta en España ya había quien lo tenía traído de EE.UU. y liberado, aunque sin ningún tipo de garantía ni del fabricante ni del operador. Como en todo este tipo de cosas de las que se hablan tanto, surgen admiradores y detractores por doquier; unos defendiendo la posibilidad de usar la tecnología 3G en un móvil, el diseño, la pantalla táctil… Los otros diciendo que la batería es escasa, que la cámara es sólo de 2 Mpx, que el contrato con Telefónica está muy limitado…

En definitiva, otro tanto para los de Apple pues se ha cumplido esa máxima de que “más vale que hablen de uno, aunque sea mal”, lo cual es debido a una buena campaña de marketing.

Yo no he sucumbido al iPhone ni creo que sucumba, al menos de momento. He leído mucho en los últimos días al respecto; os enlazo algunas cosas:

Por cierto, precaución porque el iPhone también se puede romper:

Foto tomada de FlickrCC

________________________________________________________________

Un pensamiento en “Sobre el iPhone…

  1. Hace tiempo que se viene hablando de cuál será el “gadget perfecto”, y uno acaba llegando a la conclusión de que a ningún fabricante le interesa sacarlo porque eso les permite estar permanentemente introduciendo pequeñas mejoras que incitan al consumo continuado.

    Apple gana a cualquiera en diseño y calidad del hardware y crea un software sencillo y muy atracivo, pero el iPhone no es, desde luego, el gadget perfecto, y está diseñado pensando en hacer negocio permanentemente.

    Yo creo que tampoco sucumbiré; tengo mucha fe en los fabricantes que empiecen a sacar modelos con el SO Android, de Google… a no ser que vea a alguien que tenga un iPhone y me enamore de él, como me pasó con el MacBook.

    Buenas vacaciones, Juanma.

Deja un comentario