El ejemplo

No, hoy no es de mis mejores días. Ni hoy ni ayer. Cosas del tratamiento, es lo que tiene, días mejores y días peores, aunque, como ya os he comentado en más de una ocasión, los días malos son los menos afortunadamente, aunque cuando vienen son durillos, porque se presentan en forma de dolores musculares y de huesos que hacen difícil coger postura ni sentado, ni tumbado, ni de pie. Pero hay que afrontarlo y seguir tirando… algún que otro calmante, mantita eléctrica, mucho cariño de los que me rodean… y a seguir.

Esta semana he terminado los ciclos de Bortezomid, mi quimio particular para tratar el mieloma. Han sido en total 28 chutes -como yo les llamo- repartidos en 7 ciclos. Nomalmente ponen 6, pero a mí me han puesto 7. Ahora me quedan un par de semanitas de pastilleo antes de entrar en las pruebas previas al trasplante de médula que, según me dijo la hematóloga, me harán en aproximadamente 3 meses.

En general me encuentro bien. A pesar de tener que pasar por estos días más rarillos, el ánimo no se me viene abajo y es que es imposible desfallecer, porque es tal la cantidad de apoyo que estoy recibiendo de todas partes que me siento tan acompañado por amigos, familiares, compañeros, que el ánimo para seguir está a tope.

Mucha gente me dice que estoy dando un ejemplo con la actitud que he tomado para afrontar la emfermedad. La verdad es que desde el primer momento me lo tomé así… y eso que el primer momento fue bastante complicado, sobre todo, porque coincidió con la parte final de la enfermedad de mi madre. Pero yo tenía claro que había que tirar p´alante.

Yo sí que estoy recibiendo ejemplos, estoy recibiendo toda una lección de vida: el saber discernir prioridades, el darle importancia y justo valor a lo que de verdad lo tiene, el saber que tienes tanta gente acompañándote, gente que te dice: “Juanma, yo no te llamo porque me tienes informado de todo gracias a tu blog y a las redes, lo cual te agradezco enormenente”.

Con la Operación pulseras os puedo decir que estoy supercontento, pero no porque la gente lleve una pulsera que ponga #yomecuro #SeguimosJuanma -que también-, sino por lo que representa de acción solidaria y la inmensa respuesta recibida hasta este momento y que continúa…

¿Y la cantidad de fotos que estoy recibiendo con las pulseras puestas? Una maravilla. Las estoy agrupando todas en este álbum digital que, por supuesto, está a disposición de todos. Si falta la tuya, ya sabes, mándamela:

Otro ejemplo importante me lo están dando los alumnos y alumnas de mi IES Chaves Nogales, tanto a los que les he dado clase como a los que no. Se han organizado para comprar pulseras, llevarlas puestas y mandarme las fotos, fundamentalmente por Instagram, claro, que es donde están ellos. Estas son cosas que llegan y emocionan mucho…

Y claro está que mi sobrina Ángela también tenía que tener su fotito con su tío:

6 pensamientos en “El ejemplo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.