En el Parlamento de Andalucía…

No, no me he metido a político. Ni ahora ni creo que nunca. Fui ayer como invitado al Pleno del Parlamento en el que la Consejera de Educación, Sonia Gaya, presentaba el informe sobre el inicio de curso. En la web de la Consejería hay un resumen de su intervención y en la página del Parlamento se puede encontrar en la videoteca las intervenciones de la Consejera y de los representantes de los distintos grupos políticos.

Un par de días antes, cuando estaba en el instituto porque había ido a la formación de iSéneca y al reparto de grupos, recibí una llamada del Gabinete de la Consejera para invitarme a asistir a este Pleno. Acepté al momento pues uno no está acostumbrado a estas cosas y sería una experiencia más vivida. El edificio donde está el Parlamento andaluz en el barrio de la Macarena es el antiguo Hospital de las Cinco Llagas y allí nací yo. Por lo que podemos decir que en poco más de 50 años he estado 2 veces en dicho edificio, aunque de la primera vez me acuerdo de poco, la verdad :-).

No voy a entrar en el tema político, voy a comentar mi experiencia desde el punto de vista del visitante que acude a un acto al que nunca ha ido presencialmente y que alguna vez ha visto por televisión o por internet.

Podemos empezar diciendo que el sitio es precioso, muy bien cuidado los patios y jardines, aunque el salón de plenos me sigue pareciendo algo incómodo, pues al ser demasiado alargado no todos los parlamentarios pueden verse las caras. Eso sí, todos con sus sillones cómodos y la mayoría con sus ordenadores personales o tablet sobre la mesa.

No se pueden hacer fotos ni grabar, lo cual respeto pero no entiendo mucho, pues se graban de manera íntegra todas las sesiones y se ponen en internet. Lo mismo es para que los invitados no nos llevemos pruebas gráficas de las numerosas ausencias que se producen, de las idas y venidas constantes de los parlamentarios, de las charlas personales con el de al lado mientras alguien habla desde el atril, de los saludos a aquellos que han invitado… Tengo que reconocer que este tipo de actitudes me sorprendieron mucho. Nos quejamos que nuestros alumnos muchas veces no nos echan cuenta en clase, de los comportamientos de algunos profes en las reuniones de claustro… Pues bien, en un Pleno del Parlamento también pasa y lo he comprobado con mis propios ojos. Evidentemente no es el caso de todos, pero tampoco fue un caso aislado.

Yo estuve muy pendiente de todo. Soy muy observador y, sobre todo cuamdo estoy en un sitio nuevo, me gusta quedarme con la experiencia completa. Atendí la exposición de la sra. consejera y de todos los representantes de los distintos grupos. Lo que sí veo difícil es que se llegue a un acuerdo para hacer un pacto educativo, más que nada porque hay posturas muy opuestas en determinados temas en los que será difícil llegar a un consenso. Ojalá me equivoque y pronto se consiga un pacto que consiga tener una ley de educación potente, que no sea derogada al poco tiempo y que vaya en beneficio de nuestro alumnado, que no olvidemos que es el futuro de este país y lo verdaderamente importante de todo esto.

Supongo que me invitaron por haber formado parte del grupo “Repensar la Primaria” durante el curso pasado, lo mismo que a mis amigos Miguel, María, Ángela y Antonio, que también estuvieron por allí.

Una experiencia más que agradezco poder haber vivido. Algunas fotitos (gracias al amigo Antonio Sevilla por los retoques):

Mi acreditación
Con mi amiga María Barceló y mi amigo Miguel Rosa
Parte del grupo “Repensar la Primaria”: María, Antonio, Ángela, Sonia, Miguel, servidor y Domingo
Foto de grupo de representantes educativos

Observación final: Este ha sido el primer post que he publicado con el nuevo editor de WordPress llamado Gutemberg, que nos ofrece WP de prueba a algunos editores. Me ha parecido muy interesante esta nueva forma de publicar. Le dedicaré un post.

2 pensamientos en “En el Parlamento de Andalucía…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.