Los cuarentaytodos

27 de octubre de 2016. Un cumpleaños más, como cada 27 de octubre. Toca acabar con otra decena. Son 49. El año que viene miedo me da de los fiestones de todos los que cumpliremos 50 :-). Para empezar mis amigos y compis de “Los del 67”, los compis del cole de cuando pequeño, que todos iremos cumpliendo los 50 uno detrás de otro. La de papas que vamos a coger…

Y este día transcurrió así:

A las 0:00 Google se acuerda de mí y me dedica este doodle:

captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-23-00-39Y mi mujer y mis niñas me felicitan. Unos besos que me saben a gloria. Y el whatsapp que empieza ya a pitar con felicitaciones varias. Nos retiramos a descansar y a las 6:40 como todas las mañanas suena la alarma del móvil. Vamos al lío. A llevar a mi Patri a sus prácticas al Hospital Macarena y a tirar para el instituto. Unas primeras tareas administrativas y de papeleo y a desayunar y comprar unos bizcochos para endulzarle la mañana a mis compis. Doy mis clases de Mates y Herramientas TIC, me reuno con mi equipo de coordinación TIC y hago labores de secretaría antes de llegar a las 3 de la tarde. Una vez terminada la jornada de mañana me voy con mi compi y amigo Pepe a tomar unas cervecitas a “El giraldillo”, uno de nuestros bares preferidos que pone la cruzcampo como hay que tomarla. Cayeron 3 :-).

Tras comer algo en casa que me había preparado mi Merchi con todo el cariño, vuelvo al instituto para, con mi compi Mª Carmen, explicarle a las familias del alumnado de 4º de ESO cómo será el viaje de fin de curso que estamos organizando.

Después tocó partido de pádel. Un buen partido que acabó en empate porque no nos dio tiempo de jugar otro set. Llegada a casa, duchita, cena y a escribir esto mientras mi gente ve el último capítulo de Águila roja.

Y durante el día… felicitaciones recibidas por todos lados: en persona, llamadas de teléfono, whatsapps, Telegrams, Twitter, Facebook (mi muro a punto de petar, con casi 200 notificaciones)… Y llegan de todos sitios: familia (mía y de mi mujer, de aquí y de fuera), amigos (compañeros de la infancia, del pádel, del coro, del instituto, de la red, compis de profesión…), compañeros y alumnos. Que te canten el cumpleaños feliz en medio de una clase no tiene precio…

Sé que todos los que han dedicado un minuto de su tiempo en felicitarme lo han hecho de corazón y es por ello que me siento muy querido. Ahora con esto de las redes sociales es muy fácil llegar a la gente y escribir un “Felicidades”, pero se nota cuando se llega de verdad y se dicen las cosas con el corazón. Así al menos lo he sentido yo. Algunos ejemplos:

Mi hermana Auxi:

captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-23-28-56Mi madre (ay del que diga algo de su forma de escribir. Es su forma personalísima, que conste, y es una crack):

captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-23-32-03Mi ex-compi Víctor, tuiteando un dibujo que me hizo Lorena, alumna del IES Chaves Nogales:

captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-23-35-22Y los que faltan. A todos y a cada uno de vosotros y de vosotras os digo que os quiero un montón. Estáis todos invitados para el fiestón del año que viene… 🙂