Mi Merchi en televisión

A mi mujer y a mí nos gustan mucho los concursos de televisión, sobre todo los que son de preguntas y respuestas. Yo me aficioné gracias a mi padre, me sentaba junto a él muchas tardes cuando yo aún estaba soltero y vivía con mis padres y los veíamos juntos. Cuando me casé con mi Merchi la verdad es que no veíamos mucha televisión juntos, sobre todo porque teníamos bastantes obligaciones familiares y laborales; había que dedicarle tiempo a nuestras hijas y al trabajo y además las circunstancias eran otras. Pero en estos últimos años, ya con nuestras hijas mayores y, sobre todo, a raíz de la aparición de mi enfermedad, el tiempo libre aumentó, así como el tiempo de estar en casa juntos… y ya no hablemos cuando apareció el confinamiento hace poco más de un año…

Nuestro concurso preferido es «Pasapalabra», porque entendemos que es muy completo, que tiene de todo, que suele haber buenos concursantes -vaya crack que es mi primo Pablo Díaz (yo le digo primo por eso de apellidarse como yo, pero no, no es mi primo… y es que alguna gente me lo ha preguntado al poner yo algún tuit llamándole mi primo de broma). Además en está última época lo presenta Roberto Leal que, en mi opinión, lo hace estupendamente.

Tras almorzar y ver algunas noticias en algún telediario -si es que aguantamos, porque vaya tela últimamente las noticias que nos tenemos que tragar entre la política y la pandemia…- cambiamos a La 2 para ver «Saber y ganar», concurso que acaba de cumplir 24 años y que sigue siendo presentado por el incombustible Jordi Hurtado. Muy buen concurso cultural también y con unos concursantes de calidad máxima.

Ya por la tarde, después de ver algunos reportajes de «Andalucía directo» en Canal Sur, ponemos La 1 para ver «El cazador», otro concurso que nos encanta y que llevamos viendo prácticamente desde el principio. Magníficamente presentado por Ion Aramendi y con la calidad de los cazadores, cuya función es, como su nombre indica, cazar a los concursantes. Estos cazadores y cazadoras son: Erundino (el justiciero), Ruth (la gobernanta), Lilit (la espía), Paz (la profesora)y David (el estudiante). Es increíble cómo pueden saber tanto…

Cuando termina, cambiamos a Antena 3 y vemos el final de «Boom», un concurso que antes veíamos más, sobre todo cuando estaba el equipo «Los lobos», pero desde que apareció «El cazador» apostamos más por este último. Y después de «Boom»… «Pasapalabra», a ver si se llevan el bote del rosco.

El último concurso que solemos ver es uno de Canal Sur, que se llama «Atrápame si puedes». No lleva mucho tiempo en antena, pero también nos gusta verlo a diario. Está presentado por Manolo Sarria y los mismos concursantes están toda una semana.

Todos estos concursos mencionados hasta ahora suelen emitirse diariamente de lunes a viernes y no quiere decir que los veamos todos ellos todos los días, pero si tenemos una cierta regularidad y los vemos bastante.

Desde hace unas pocas semanas ha vuelto el concurso «¿Quién quiere ser millonario?», que tanto éxito tuvo en el pasado y que ahora se emite una vez a la semana -los viernes- en Antena 3. Está presentado por Juanra Bonet y los concursantes son personajes famosos, que donan los premios conseguidos a organizaciones benéficas. También intentamos verlo todos los viernes.

Yo solo he participado una vez en un concurso televisivo, y de esto va a hacer ahora diez años. Fue en el concurso «El taxi de Manolo», de Canal Sur y en él participé junto a mi mujer y a mi hermana Auxi. La verdad es que es una experiencia que no se me va a olvidar en la vida, sobre todo por cómo transcurrió el final del programa. Aquí os dejo el vídeo del mismo:

A principios de este año se me ocurrió hacer una cosa: envié un correo al programa «Atrápame si puedes» de Canal Sur solicitando la participación de mi mujer… sin que ella supiera nada, claro. Puse los datos de contacto de ella y a los pocos días recibe una llamada al móvil. Yo la escucho desde lejos decir: «Pero si yo no me he apuntado… si yo no he mandado ningún correo…» y yo rápidamente le digo desde lejos: «Di que sí, Merchi, que he sido yo quien ha mandado el correo con tus datos, dile que sí, que vas a participar en el concurso y ahora lo hablamos». Y eso hizo, le dijo a la chica que la llamó que, en principio, contara con ella y que hiciera el favor de volver a llamarla para concretar detalles. Una vez que colgó, le expliqué que lo había hecho porque yo sé que a ella le gusta mucho esto de los concursos de preguntas y respuestas -como a mí-, pero también sé que jamás llamaría ella para presentarse como concursante, pero que si yo lo hacía por ella… creo que no iba a decir que no. Nos conocemos ya bastante bien mutuamente después de tantos años juntos. Os prometo que lo hice con un único objetivo que nada tiene que ver con el dinero que pudiera gana, os aseguro que eso es lo de menos para mí, lo más importante es que disfrutara de la experiencia, que se lo pasara bien y que por una vez dejara de pensar en atenderme a mí, en acompañarme a médicos o en estas cosas en las que se ha convertido su día a día en estos últimos tiempos. Que cambiara el chip, que ella se lo merece, sin duda alguna.

Hace poco más de un mes fue a grabar los programas y se han emitido precisamente en esta Semana Santa, lo cual también ha sido un incentivo más porque, como ya he comentado más de una vez, en mi familia somos muy cofrades y la Semana Santa nos gusta mucho. El contenido de los cinco programas estaba muy relacionado con la Semana Santa andaluza pues, aunque había preguntas de otros temas más generales, una gran mayoría de ellas estaban relacionadas con el tema cofrade.

Su mayor preocupación era que pudiera hacer el ridículo, y yo le decía una y otra vez que el ridículo no lo iba a hacer seguro, porque ella tiene bastante cultura, sabe mucho de muchas cosas y se sabe desenvolver bien. Es verdad que en estas cosas suelen influir los nervios, el tipo de preguntas que te toquen… pero yo estaba convencido de que el ridículo no lo iba a hacer. En lo que le insistía era en que disfrutara lo máximo posible, en que no estuviera presionada, en que se lo pasara bien, en que se olvidara de todo lo demás y en que no se obsesionara con ganar, que lo importante era estar allí y pasar un buen rato. No podía considerar un fracaso el venirse sin un euro, porque seguramente ganaría en otras cosas.

Y efectivamente así ha sido: no se ha traído nada material, pero sí se ha traído otras muchas cosas: la amistad de los compañeros que concursaron con ella, de todo el personal de maquillaje y peluquería que la atendió, de la gente de la productora, de Manolo, el presentador del programa… y el reconocimiento en tantos y tantos mensajes recibidos por las redes de familiares y amigos que demuestran lo bien que lo ha hecho mi Merchi…

Y como muestra un botón: no se puede tener más clase ni calidad humana que la que demuestra aquí. Gracias, cariño. Te quiero con locura…

En el apartado de «Televisión a la carta» de la web de Canal Sur se pueden ver los cinco programas completos correspondientes a esta semana.

Para terminar, os dejo aquí un par de vídeos: el primero es una entrevista que yo mismo le he hecho a mi Merchi para que nos deje sus impresiones tras pasar por el programa como concursante. Y el otro es un extracto de todos los programas en el que se recogen todas las participaciones de Merchi. Unos vídeos que guardaremos con mucho cariño y que seguramente veremos juntos en familia bastantes veces.