Recibiendo el tratamiento

Desde que ingresé el pasado miércoles estoy postrado en la misma cama de una habitación del edificio de Traumatología y desde el jueves estoy recibiendo mi tratamiento. Este consiste en Lenalidomida (21 días por vía oral), Bortezomid (pinchazo subcutáneo una vez a la semana) y perfusión de quimio (4 días de 24 horas).

A mediodía de hoy domingo acabaré con la tercera perfusión y empezaremos con la cuarta y última. Al igual que en el ciclo anterior no estoy sufriendo demasiados efectos secundarios, solo la falta de apetito -me cuesta mucho trabajo comer algo- y que noto el cuerpo algo flojillo y falto de fuerzas. Pero podemos decir que esto es algo que entra dentro de la normalidad, pues lo que está entrando en mi cuerpo serrano es cañero de verdad.

Cuando llegamos el primer día a la habitación estaba el aire acondicionado puesto y hacía bastante frío. Yo creo que Merchi cogió enfriamiento porque tenía mal cuerpo cuando se fue por la noche a casa. Desde entonces ha estado recluida, hasta hoy que ha ido al médico y le han dicho que tiene sinusitis aguda. Por eso estos tres días anteriores he estado acompañado por mi hermana Auxi y hoy tengo de acompañante a mi hija Patri. Es una suerte tener tanta gente de mi familia que pueden acompañarme para no pasar solo tantas horas de hospital.

Esta tarde empezaremos con la última bolsa de quimio que acabará mañana por la tarde… y a partir de ahí veremos lo que hacemos. Tengo prevista para mañana lunes una analítica de reevaluación y según esté todo pues ya me dirán mis hematólogos por dónde vamos tirando.

Reconozco que estoy deseando soltar la cama y desde luego que ahora mismo es mi objetivo número uno. A ver si conseguimos suavizar ese dolor de la pierna izquierda para poder ir cogiendo fuerza y poco a poco ir saliendo de la cama. Para mí sería otro triunfo importante.

Sigo confiando en mi equipo médico y estoy seguro que siempre van a tomar la mejor decisión para que lleguemos al #yomecuro. También me siento muy acompañado por mi familia, por mis amigos y por la cantidad de gente que me sigue a través de las redes sociales. Como siempre digo, no podemos fallar, lo vamos a conseguir y en esas estamos, aunque a veces se ponga la cosa muy complicada.