Un nuevo ingreso

Ha costado trabajo pero al final lo hemos conseguido. Hoy he ingresado para ponerme el segundo ciclo de tratamiento que tantos días llevaba esperando. Finalmente me han ingresado en el edificio de Traumatología del Hospital Virgen del Rocío, pues una de las plantas se ha reservado para pacientes oncológicos y algunos hematologicos que tenemos que recibir tratamiento. El edificio del Hospital General tiene ya varias plantas reservadas para enfermos covid.

Se vuelve a demostrar que las redes sociales bien usadas pueden ser beneficiosas, al menos yo lo he podido comprobar también en esta ocasión, cuando he conseguido que se difunda esta denuncia que yo hacía de tantos días esperando una cama libre al igual que otros muchos enfermos. Me entrevistan para el diario Nius, se publica el domingo y tiene una repercusión bastante importante. Esto hace que me llamen otros periodistas para interesarse por mi caso, me entrevistan ayer en el programa «Espejo público» de Antena 3 -aunque pude hablar poco- y hoy me han entrevistado en el programa «Hoy en día» de Canal Sur Televisión, presentado por Fernando Díaz de la Guardia. Os dejo el vídeo del reportaje y la entrevista de dicho programa:

Estoy en una habitación de Traumatología y tengo de compañero a Juan, que ha entrado a la misma vez que yo y que también llevaba esperando bastante para ingresar. Aquí nos atienden muy bien, enfermeras y auxiliares, como siempre pasa. Vino a vernos el doctor Falantes y nos dijo a ambos que empezaríamos mañana con el tratamiento porque a Farmacia no le había dado tiempo de prepararlos, así que hoy hemos estado «de hotelito», como yo le llamo, y mañana empezaremos con el chute.

La auxiliar de enfermería que nos atendió cuando llegamos, que se llama Isabel, me dijo que le sonaba mi cara y que si yo tenía una hija que se llamaba Patricia. Le dije que sí y resulta que había estudiado con ella el ciclo de auxiliar de enfermería en el IES Santa Aurelia hace varios años. Se vuelve a cumplir eso de que «el mundo es un pañuelo». Aquí estoy con Isabel:

No quiero pensar más en todo lo que se ha liado para conseguir tener una cama para poder ponerme el tratamiento. Solo espero que tomen conciencia de la situación los responsables de todo esto y que sean conscientes de que somos muchas personas las que dependemos de dichos tratamientos para poder combatir nuestras respectivas enfermedades. Creo que se trata de justicia y de humanidad.

Yo ahora tengo que centrarme en recibir mi tratamiento de quimio, en estar fuerte para que no me dé mucha leña, aunque esto nunca se sabe, y poder salir de aquí lo antes posible para dejar la cama que estoy ocupando a otra persona que la necesite. Este es mi objetivo ahora.