Se trata de justicia y de humanidad

Hace unos días ponía en Twitter lo siguiente:

La verdad es que me quedé impresionado por el número de interacciones del tuit y el debate que generó en las redes, aunque me gustaría comentar algunas cosas con respecto a esto, el porqué lo tuiteé y las cosas que no me gustaron leer.

Voy a hablar de aquello que conozco por haberlo vivido en primera persona. En este caso me voy a referir a las habitaciones del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Estoy ingresado en una de las plantas de Hematología. Mi habitación es para dos pacientes y cada uno de nosotros tiene la posibilidad de contratar de manera individual servicios de televisión, de Internet y de ocio, a través de una empresa privada que ofrece estos servicios previo pago por parte del usuario.

Ha habido mucha discusión sobre si se debían ofrecer estos servicios o no, sobre si es una necesidad el tener una televisión en una habitación de Hospital o no, sobre si debía ser gratuita o no y sobre si debía ser gestionada por una empresa externa al hospital o no.

La otra vez que estuve ingresado por un período largo de tiempo en este mismo Hospital -dos meses y medio-contraté los servicios de televisión e Internet a través de un pack que ofrecían al precio de 20 € cada 3 días. Y lo hice porque la mayor parte del tiempo estuve ingresado en una habitación de aislamiento solo acompañado por mi mujer y además no teníamos datos ilimitados en nuestros móviles. Así que si hacéis cuentas podréis comprobar lo que nos gastamos para poder ver la tele y tener Internet.

Esta vez teníamos claro que no íbamos a contratar nada porque ya si tenemos datos ilimtados.en nuestros dispositivos.

Pero yo pienso en esos otros pacientes -generalmente personas mayores- que están ingresados en mi planta o en otra o incluso en otro Hospital andaluz y que lo que quieren es poder ver la televisión. Pues ahora mismo hay que pasar por caja para poder ver la tele como es demuestro en un vídeo que os dejo al final del post. Parece ser que en tiempos de confinamiento se puso gratuito, aunque ya no lo es.

Por lo que he leído en algunas aportaciones del hilo de Twitter también depende de la Comunidad Autónoma en la que estemos, ya que unas l aseguró ofrecen gratuitas y otras no.

¿Cuál sería mi propuesta?

Me gusta este modelo de televisión e Internet de uso individual, pero con las siguientes condiciones: gestionado por el propio Hospital o por la Consejería de Sslud (NO empresa externa) gratuito para el paciente y este se debe comprometer y hacerse responsable de hacer un uso adecuado de los servicios, usando auriculares cuando sea necesario para no molestar al compañero de habitación.

A nadie nos gusta estar ingresado en un hospital, pero si hay que estar, lo mejor es hacerlo con las mejores condiciones posibles. Y si tener la posibilidad de ver la televisión de forma gratuita en la habitación ayuda, pues bienvenido sea. No se trata de ningún lujo ni creo que sea una medida muy costosa, así que empujemos todos para, que nuestros Políticos nos escuchen y se haga realidad. Se trata de humanidad.

#TVGratuitaEnHospitales

En el siguiente vídeo explicó brevemente los servicios que se ofrecen y los precios actuales para disfrutar de la televisión:

Los días malos existen

Ahora que me encuentro un poco mejor después de un día complicado, escribo este post, cuando está a punto de acabarse este martes 15 de septiembre que tan cuesta arriba se nos ha hecho a los que estamos en la habitación 818 del Hospital Virgen del Rocío. Mi compi Jose lo ha pasado peor que yo, porque ha tenido bastante fiebre durante todo el día. Yo he tenido mal cuerpo, me he encontrado muy flojo, aunque afortunadamente no he tenido fiebre. Los dos hemos perdido el apetito y nos ha costado comer algo durante todo el día, aunque nos hemos obligado pues bajo de defensas y sin comer no se puede estar.

Estos son los efectos secundarios de la quimio que ambos estamos recibiendo. A él le queda hasta el sábado y yo termino hoy. Calculo que en un par de horas habrá entrado en mi cuerpo serrano la última gota de ese líquido que está guardado en esas bolsas y que entran en mi cuerpo usando una bomba de perfusión a través del PICC.

Todos sabemos que la quimio es cañera. El objetivo principal es acabar con lo malo que tengamos en nuestro cuerpo, pero siempre suele haber algo más, esos efectos secundarios que desde luego no siempre se producen y, si se producen, tampoco se les refleja de la misma forma a todo el mundo.

Puedo decir que, después de tantos tratamientos recibidos con tantos fármacos y medicamentos distintos, he soportado bastante bien de forma general todo lo que me han ido poniendo, salvo casos excepcionales como el de hoy.. Y esto es porque los tratamientos están cada vez más conseguidos, pues intentan que, además de hacer su efecto contra la enfermedad, el paciente sufra lo menos posible.

Aún así siempre hay días como el de hoy, en el que te encuentras mal y lo único que quieres es que pase pronto para seguir al dia siguiente con todas las fuerzas posibles, como espero que así me ocurra mañana. Y a Jose también. Es en estos momentos cuando cobra vital importancia el papel de tu acompañante. Me quito el sombrero ante mi Merchi y ante Reyes -la mujer de Jose- porque no se puede gestionar mejor el día de hoy que como ellas lo han gestionado. Gracias a las dos. Sois geniales.

Y mañana seguiremos….y esperemos que en condiciones normales porque ya sabemos que los días malos existen, está claro, pero que, sean pocos. Los días buenos tienen que ganar por goleada…

Para terminar os dejo esta foto de ayer cuando me rapó Merchi -se me estaba empezando a caer el pelo-. En ella estoy sin gafas -hacía mucho que no me hacía una foto sin gafas- y sonriendo. Esto que nunca falte, por favor.