Profesionalidad, buen trato y empatía

Cumplo hoy mi tercer día de ingreso en la planta de Hematología del Hospital Virgen del Rocío. Sigo sin tener noticias de Sergio, mi anterior compañero de habitación; lo último que sé es que estaba en la UCI y espero que siga bien. Hoy ha venido un nuevo compañero, que se llama Jose. Ha venido acompañado de su mujer Reyes y se está estrenando en el tema este de la enfermedad. Hoy mi Merchi y yo hemos hablado mucho con ellos y creo que hemos conseguido tranquilizarlos porque tenían muy poca información y, por tanto, lo que abundaban eran las dudas y los miedos. Ya tenemos dos amigos más… y fichados para el equipo #yomecuro.

La pasada noche tampoco dormí nada, pero aproveché para escribir mucho y, lo mejor de todo, es que no me dolió la pierna. Durante la mañana tampoco me dolió, pero por la tarde ya empezó a dolerme un poco. A ver si se porta y no me da mucho la noche… Ya me he puesto la primera perfusión de quimio de 24 horas y sobre las diez de la noche hemos empezado con el segundo. La verdad es que de momento muy bien, no noto ningún efecto secundario y espero que así siga siendo…

He titulado este post de la forma que lo he titulado porque es espectacular la profesionalidad que estoy viendo aquí, el trato que recibo y la empatía de todos los profesionales sanitarios que trabajan en Hematología. Me he encontrado con personal que ya me conocía de otros ingresos y visitas; incluso vienen a verme gente que trabaja en otras plantas y que han coincidido conmigo la otra vez que estuve por aquí, porque vienen a verme para preguntarme cómo estoy y la verdad es que el cariño rebosa en el ambiente. Esta tarde han venido a verme las pinches de cocina Espe y Carla y mi celadora preferida Manoli. Me he hecho unas fotitos con ellas y con Loli, la auxiliar de enfermería que ha estado con nosotros hoy. He llamado a Carmen, auxiliar ya jubilada a la que aprecio mucho y con la que me encantó hablar un rato. Las dos auxiliares, Carmen y Loli, formaban un tándem especial.

También ha venido a verme Lucía, la hematóloga que estaba hoy de guardia y que se ha alegrado de verme, lo mismo que yo a ella.

La profesionalidad, el buen trato y la empatía están por aquí más qué demostradas por parte de todo el personal médico que me atiende, que hasta el momento es el siguiente (seguro que los próximos días habrá algunos más):

Hematólogos/as: Marta Reinoso, José González, Rocío, Lucía…

Enfermeros/as: José, Laura, Julio, Inma, Ezequiel…

Auxiliares: Loli, Juani, Laura, María José…