Un experimento social

No soy yo mucho de seguir cadenas de estas que se proponen en las redes sociales, pero en esta ocasión he hecho una excepción. Vi en el muro de Facebook del amigo Juan Carlos Rico un escrito que me pareció interesante y paticipé en su propuesta. Le dejé un comentario y copié el siguiente escrito en mi muro:

Hasta este momento son 159 los comentarios recibidos y, por supuesto, me los he leído todos. Me ha comentado gente de mi familia, de mi grupo de amigos, gente que me conoce desde chiquitito, compañeros de trabajo, de profesión, gemte que me conoce de las redes… Tengo que echar un rato y contestar uno por uno cada mensaje porque la verdad es que me siento muy afortunado por recibir tanto cariño.

Este es un ejemplo más de que las redes sociales bien usadas son buenas. Me encanta recibir mensajes de ánimo, de fuerza, de positividad porque ayudan a que mi lucha por el #yomecuro no decaiga. En esas estamos…

Y para finalizar el post, me tengo que acordar de mi padre, que hoy hace diez años que nos dejó.