Lo antinatural

No es natural que un padre o una madre vea morir a un hijo o a una hija y lamentablemente no son pocas las ocasiones en las que esto ocurre. Dios mío, ¿por qué permites que pasen estas cosas? A veces nos pones muy complicado el seguir manteniendo la fe, te lo aseguro…

Han pasado ya 12 años, pero todavía recuerdo como si fuera ayer mismo el dolor de mis suegros cuando nos dejó mi cuñado Luis. Con solo 37 años el maldito cáncer nos privó de él. Fue un palo importante para toda la familia tras luchar tanto, pero sin lugar a dudas quien jamás lo superó fue mi suegra Águeda. Desde ese 20 de febrero de 2007 ya ella dejó de ser ella y sus ganas de vivir bajaron considerablemente. Y mira que era buena mi suegra… De esas personas que creían que todo el mundo era bueno, que no veía el mal en nadie… Los que estábamos a su lado intentábamos animarla pero se notaba que ya no era ella. Se le había ido su hijo y eso era inasumible para ella a pesar de que tenía 4 más, su marido, sus nietas y su nieto, pero ya nada sería igual…

En el IES Chaves Nogales hace varios cursos se nos fue Adrián por culpa de la maldita leucemia. ¿Cómo puede ser que un chico de 14 años, deportista y lindísimo nos deje por culpa de esta enfermedad? A él no le di clases ni a su hermana mayor Patri, pero sí conocía mucho a su padre, pues era camarero del bar de la Facultad de Matemáticas en los momentos en los que yo andaba por allí como estudiante y ya se sabe que en época de estudiante universitario la cafetería se visita bastante. Sentimos mucho en nuestro centro y en el barrio la pérdida de Adrián y desde ese momento nos concienciamos mucho en el instituto y organizamos charlas -algunas de ellas impartidas por su hermana Patri- en las que explicaba lo que era la leucemia y otras enfermedades de la sangre, lo necesario que es hacerse donante de médula, lo necesaria que es la investigación para acabar con esta lacra… También organizamos campañas solidarias los finales de trimestre y lo recaudado se donaba a entidades como la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, a la Asociación Cris contra el cáncer y a otras asociaciones y fundaciones de este tipo.

Hace pocos meses recibí otra desagradable noticia. Nos dejó Edu, con solo 11 años, hijo de Javi, amigo y compañero de mi hermana Chari y al que yo también conocía. Con lo que había luchado esa familia… por Edu y por todos los demás, porque Javi es uno de los promotores de la Carrera solidaria «Tus kilómetros nos dan vida«, que ya se ha celebrado durante 6 ediciones y la 7ª ya está preparada para el próximo domingo 27 de octubre -día de mi cumpleaños- en el Parque del Alamillo. Desde estas líneas te animo a participar y, si por lo que sea no puedes hacerlo, colabora con el dorsal 0 que tienen. Yo desde luego pienso hacerlo porque evidentemente correr no puedo. Cuando este verano fui al Sánchez-Pizjuán para renovar mi carnet de abonado y me encontré con Javi en la zona de Taquillas la verdad es que no supe qué decirle. Nos dimos un abrazo sentido, le di el pésame por la pérdida de Edu y se ineteresó mucho por cómo estaba yo. ¡Qué fuerte es esto, Dios mío!

El martes pasado cuando venía de vuelta del Hospital con mi Merchi de darme el tratamiento del ensayo clínico me suena el móvil… y veo que es Valentín García quien me llama. La verdad es que en esos segundos que hay antes de descolgar me temo que para algo bueno no me estaba llamando, porque llevábamos prácticamente todo el verano sin llamarnos -algún que otro mensaje de whatsapp y poco más-. Y efectivamente, me comenta totalmente apesadumbrado que acababa de fallecer Julio, Julione, nuestro pequeño héroe, hijo de nuestra luchadora @pilicorleone. Me deja de piedra, porque el palo es brutal. Yo voy cansado en el coche de vuelta a casa tras estar en el hospital desde las 8 de la mañana -eran las 7 de la tarde- y tras 5 horas conectado a la máquina poniéndome el tratamiento, Y encima recibo esta noticia. El palo es enorme. Lo siento muchísimo de verdad. Otro ejemplo de pelea y lucha el de Julio que tiene que hacer que los que seguimos peleando por el #yomecuro no decaigamos a pesar de estos reveses tan duros. Seguro que él quiere que sea así. Valentín escribió esta maravillosa oncolumna en eldiario.es y el amigo Pepe Santos escribió este artículo en el Diario de Sevilla el pasado domingo.

Siento el contenido del post, pero lo antinatural por desgracia también existe y forma parte de nuestra vida. Y algo más antinatural que perder a un hijo o que nos deje un niño para mí no existe. Aquí os he mostrado algunos casos más o menos cercanos para mí. Cada uno tendrá los suyos, pues lamentablemente todos tendremos ejemplos. Lo que sí os aseguro es que mi cuñado Luis y los pequeños Adrián, Edu y Julio lucharon con todas sus fuerzas y ellos merecen que los que estamos en una situación más o menos parecida de pelea sigamos peleando y luchando. Yo desde luego pienso seguir haciéndolo, por mí y por todos mis compañeros. Por eso seguiré fuerte con el #yomecuro, con el #SeguimosJuanma, con mi tratamiento y con mi rehabilitación. Y con mi colaboración con la Fundación Josep Carreras, con la Comunidad de pacientes de mieloma múltiple y con otras entidades con las que pueda colaborar de una u otra forma.

De momento me voy a sacar el dorsal 0 para la carrera de «Mis kilómetros nos dan vida»… Cópiame, anda.