La fiesta de una gran familia

Hace unos días comentaba con mi Merchi la posibilidad de celebrar en nuestro campo -no tendré vida suficiente para agradecer a mis padres lo que nos legaron a sus 3 hijos gracias a su esfuerzo durante toda la vida- una FIESTA DE FIN DE VERANO. Pero tenía que ser algo especial, pues nosotros que, afortunadamente estamos muy acostumbrados a organizar fiestas familiares, barbacoas con amigos y eventos, queríamos que en esta ocasión fuera algo distinto.

¿Y por qué tenía que ser algo distinto? Pues porque estoy muy agradecido a toda la gente que tengo a mi alrededor, a esos y a esas que siempre me están mostrando su cariño y apoyo para que el #yomecuro sea una realidad más pronto que tarde. Y entre esta gente se encuentra familia, amigos, conocidos, gente de las redes e incluso no conocidos.

Pero debido a la fecha que es -final de agosto- y que seguramente sea complicado comprometer al personal, nos centramos en esta ocasión en la familia, con la idea de que más adelante organicemos otro evento similar expandiendo el círculo de invitados.

Gracias a la compenetración que tengo con mi mujer -¿os he dicho alguna vez que es de lo mejor que me ha pasado en la vida, si no lo mejor?- dicho y hecho: nos ponemos manos a la obra, fijamos fecha -el sábado 31 de agosto- ponemos nombre a la fiesta, decidimos que la fiesta tenga un tinte solidario -algo ya fundamental para nosotros cada vez que organizamos algo. Nos van a llamar «los pesados de la solidaridad 😂»-. Creamos un grupo de WhatsApp en el que incluimos a la familia y a un par de amigos muy cercanos -más de 40 personas en el grupo- y nos ponemos en marcha. Inauguro el grupo con este mensaje:

Y empiezan las respuestas… Todo el personal encantado con la propuesta, pero lamentablemente no todos podían venir por diversas circunstancias, aunque una gran mayoría contestó afirmativamente a asistir a la convocatoria. Así pues teníamos fiestecita a la vista con mi gente, la que nunca falla, la que siempre está ahí.

Mi Merchi y mi Migue -¿qué haría yo sin éste, madre mía? ¡Qué crack, mi niño!- se encargaron de las compras de comida y bebida y de organizar y guardar todo y mi amigo Castro se encargaría de comprar las tortillas en uno de los sitios esos de tortillas grandes y que tan buenas están.

Y llegó el sábado. Nos vamos tempranito mi tío Carlos, mi Migue y servidor a desayunar a Carmona y a hacer las últimas compras -pan, hielo y tortas inglesas, dulce típico carmonense-, nos volvemos para el campo donde mi Merchi lo tiene ya todo limpito, preparado y organizado y solo nos quedaba esperar que fuera llegando la gente. Sobre las 12 llegan los primeros y a partir de ese momento van llegando de forma escalonada hasta los más de 40 que nos juntamos para disfrutar de este día.

Lo pasamos genial, os lo aseguro. Hizo un día muy caluroso y la verdad es que la piscina fue muy visitada por la gran mayoría de nosotros porque en las horas centrales del día prácticamente no se podía estar fuera del calor que hacía. Yo me di 3 baños muy largos y aproveché para hacer mis ejercicios de piernas en el agua. De comida y de bebida no faltó de nada, incluso sobraron cosas hasta después de cenar. Daremos buena cuenta de ellas hoy domingo…

Se nos olvidó traernos de casa una de las huchas de la Fundación Josep Carreras que tenemos de los distintos eventos que organizamos, por lo que tuvimos que tunear una caja de cartón y prepararla como hucha. Ya por la noche abrimos la caja para recoger lo aportado por parte de los asistentes y nos llevamos la agradable sorpresa de que ¡en total habían 350 €!, incluidas algunas aportaciones de gente que no pudo venir. ¡Alucinante! ¿Es para decir que tengo la mejor familia del mundo o no? ¿Es para estar orgulloso de ellos y de ellas? Pues claro que sí. Vuelven a demostrarme que siempre están ahí, apoyándome a mí y a los que más lo necesitan. ¡Muy grandes!

Mil gracias a los que pudieron estar: Merchi, Vero, Patri, Lorena, Chari, Joaquín, Manu, Ángela, Carlos, Auxi, Migue, Diego, Luisi, Auxi, Ana, Sandra, Fernando, Consuelo, Andrea, Claudia, Conchi, Encarni, Juan Antonio, Rubén, Juan Miguel, Esmeralda, Jsvi, Quino, Msri Ángeles, Luis, Javi, Toni, Sara, Jesús, Tamara, Nerea, Castro, Yoli y Paula.

Y mil gracias también a los que no pudieron venir pero también aportaron para la causa solidaria y de los que nos acordamos tanto.

En esta próximasemsna haré un nuevo ingreso a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia para que se pueda seguir investigando con el objetivo de acabar con las distintas enfermedades de la sangre, entre ellas la que yo tengo, el mieloma múltiple. Toda ayuda es poca. Nosotros seguiremos colaborando…

Amenazamos con volver más pronto que tarde con un nuevo evento solidario dirigido a todo el que quiera venir y del que ya iremos informando. Nuestras cabecitas no paran de dar vueltas…

#SomosImparables #yomecuro #SeguimosJuanma

Para terminar algunas fotitos de lo que fue un magnífico día: