La crónica del evento “Migas solidarias”

Migas solidarias

Ayer fue el día. Llevábamos anunciándolo desde hacía bastante tiempo. Un evento solidario organizado por mi coro de la Hermandad de San José Obrero para recaudar fondos destinados al proyecto de la Fábrica de células imparables de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia.

Lamentablemente no pude asistir porque sigo ingresado en el Hospital para ver si conseguimos calmar de una vez por todas esos dolores que tengo en la espalda por culpa de la enfermedad. Pero decidimos no suspender el evento porque ya estaba todo organizado y además, de una u otra forma, yo iba a estar.

Se montó un stand para vender artículos de la Fundación y pulseras de la “Operación pulseras #yomecuro #SeguimosJuanma” y para entregar folletos e información sobre lo que hace la Fundación, los proyectos que desarrolla, etc. Se adornó el patio con globos, posters…

También se montó un pequeño ambigú en el que se podían comprar bebidas, montaditos varios y las migas que hizo mi buena amiga Ana Belén. Y por la tarde, café acompañado de dulces que hicieron algunas de nuestras componentes del coro. Mi mujer hizo las corbatas -que además de una prenda de vestir es un dulce-. Las corbatas se las enseñó a hacer mi madre y siempre tienen éxito allá donde las llevamos. Por supuesto todo lo recaudado en el ambigú también iría a la Fundación.

Según me comentaron una vez que terminó todo, en el ambigú se recaudaron limpios 750 € y en el stand de venta de productos y pulseras 280 €, por lo que no está nada mal haber sacado 1080 € de beneficio que serán donados a la Fundación. Y todo gracias a la colaboración, al apoyo y a la solidaridad de todos los presentes.

No pude estar físicamente, pero como ya os he comentado yo tenía que estar de una u otra forma. Y estuve presente de dos formas: una de ellas controlada e ideada por mí, pero la otra no. Os cuento:

Como en el hospital se puede contratar wifi y además de buena calidad -esto lo comentaré en otro post-, se me ocurrió hacer una videoconferencia con los presentes -usando Hangouts, por supuesto- para explicarles un poco en qué consistía la Fundación y a qué destinan los donativos que reciben. Pero había varios inconvenientes técnicos: el evento era de día y al aire libre, por lo que la proyección con un cañón quizás no se vería bien; hacía falta buena conexión a Internet allí también y había que tener los dispositivos necesarios (ordenador, cañón proyector, altavoces…). Pero la gente de mi Hermandad de San José Obrero son unos cracks y consiguieron solventarlo todo en un momento. Tenían los dispositivos y la conexión preparados y echaron los toldos del patio para que no hubiera tanta claridad y se pudiera ver lo que se proyectara. La tarde anterior hice la prueba técnica con mi tocayo Juanma y comprobamos que el hangout se podía hacer perfectamente. Y lo hicimos…

Lo que yo no esperaba fue la otra forma en la que aparecí. Y es que Ana Belén cogió el dibujo que me hizo mi amigo César Poyatos, se lo llevó a los chicos discapacitados con los que trabaja y me hicieron esto:

Juanma presente

Yo alucinaba, os lo prometo. Infinitas gracias. Muy emocionante todo. Os puedo asegurar que ha sido uno de los mejores días de mi vida… y eso que no me moví de mi habitación del Hospital Virgen del Rocío. Pero es que ver desde la distancia la entrega de mi familia y de mis amigos y amigas para que todo saliera de lujo -como así fue- y para que se recaudara lo máximo posible hizo que estuviera tremendamente emocionado todo el día. (Lo único que faltó para que el día fuera perfecto del todo fue que el Valencia no marcara ese gol en el descuento y el Sevilla FC se hubiera traído el triunfo de Mestalla)

No voy a personalizar en nadie porque esto ha salido así gracias al esfuerzo y entrega desinteresada de muchas personas, pero tengo que dar mi agradecimiento más sincero a la Hermandad de San José Obrero, porque todo han sido facilidades; a la gente de mi coro, porque desde que se propuso esta idea ahí han estado con lo que hiciera falta: aportando dinero y trabajo en el ambigú; a mi familia, que han atendido el stand de venta de productos y el de tickets; al equipo de fotografía -mi compi Paqui y mi cuñado Joaquín, que han hecho unas fotos magníficas del evento- y a todos los familiares, compañeros y amigos que han estado presentes para apoyar la causa.

En los siguientes enlaces podéis encontrar todas las fotos del evento:

#yomecuro #SeguimosJuanma