Seguimos en el camino…

Se aproxima el final de curso y me consta que mis compis docentes están hasta arriba de trabajo con evaluaciones, memorias y reuniones y papeleos varios. Y los que son interinos más aún, porque tienen que compatibilizar todo esto con las oposiciones, cuyo primer examen se celebra este próximo fin de semana. ¡Suerte para tod@s!

Este año me he librado de todas estas tareas -reconozco que lo que peor sigo llevando son las sesiones de evaluación, aunque supongo que algún día me acostumbraré- porque sigo de baja y luchando contra mi enfermedad en este camino que elegimos, aunque sigo haciendo alguna que otra cosilla para ayudar a mis compañeros del equipo directivo desde la distancia.

Esta misma tarde me hacen una biopsia de médula para ver cómo andamos de células madre, porque parece que el protocolo para todo el tema del trasplante está próximo a empezar, según me ha comunicado mi hematóloga. Todo eso será en el Hospital Virgen del Rocío, pero tendremos que esperar los resultados de la biopsia para ver cómo se va desarrollando todo. Os lo seguiré contando…

De momento vamos por el buen camino, el tratamiento no me está sentando mal, he ganado mucha movilidad en el brazo derecho y el dolor que tenía ha disminuido bastante. Todo esto hace que los ánimos sigan arriba. Además, la familia, los amigos, los compañeros… siguen ahí, por lo que es imposible venirse abajo con la cantidad de mensajes de apoyo recibidos. El trasplante que me harán se llama TAMO (Trasplante Autólogo de Médula Ósea), por lo que es un autotrasplante y, por tanto, no necesito donante, aunque si lo necesitara os aseguro que voluntarios no me faltarían.

Me ha dado por hacerme una camiseta y una gorra con el #yomecuro y el #SeguimosJuanma, mis dos hashtag de cabecera en estos momentos. Me voy a cambiar la foto en todos mis perfiles de las redes sociales porque está claro que mi prioridad ahora mismo es la que es…