“Juanma, cuenta conmigo”

En estos días en los que estoy de parada técnica, he podido comprobar una vez más que me siento una persona muy querida, por supuesto por mi familia, pero también por compañeros y amigos. Y esto es algo de lo que me siento muy orgulloso.

No me gustaría que este post quedase demasiado pasteloso, ni que diera la impresión de autobombo o de que no tengo abuela, pero es algo que me gustaría compartir contigo ya que pasas por aquí.

Siempre se ha dicho que hay que estar en las duras y en las maduras. En las maduras es fácil estar, pero en las duras no lo es tanto. Y es en este último caso cuando las personas te demuestran en realidad cómo son. Me siento muy afortunado por estar rodeado de tanta gente que me quiere y que me aprecia, tanto profesional como personalmente.

Aluciné hace unos meses cuando fue mi 50 cumpleaños con la cantidad de felicitaciones recibidas y con la fiesta sorpresa que me prepararon y que también conté por aquí y ahora, tras enterarse mi gente que estoy de parada técnica, son numerosos los mensajes de apoyo y ánimos recibidos, por teléfono, por correo, por Whatsapp, por Telegram, por Twitter, por Facebook, dejando comentarios en el blog, etc. Algunos ejemplos:

Y esa frase de: “Ánimo Juanma, cuídate y cuenta conmigo para lo que haga falta”… la de veces que la he podido escuchar y leer de gente cercana a mí y no tan cercana. Y como sé que me lo dicen de corazón, el agradecimiento es infinito.

Empezando por mi familia: mi mujer y mis niñas, que son las que están en el día a día conmigo y que tanto me están ayudando. Mi madre -¡ay, mami, cuánto siento no poder ayudarte más en estos momentos!-, mis hermanas, mi tío, mi cuñado, mi Migue, mis sobrinos… Mis compis del IES Chaves Nogales… ¡vaya calidad de compañer@s que tengo! Mis alumnos… Otros maestros, maestras y profes que conozco personalmente o a través de las redes y que me hacen llegar toda su fuerza…

En definitiva, el sentirse acompañado hace que la situación sea más llevadera, el saber que puedes contar con gente también Y el sentirse querido por tantos familiares, compañeros y amigos ya no digamos.

Gracias por estar ahí. Seguimos…

Para terminar quiero dejaros este videoclip de Soy Luna que tanto le gusta a mi sobrina Ángela y que precisamente se llama “Cuenta conmigo”