Me gustaría…

…no tener que estar de parada técnica

…seguir agradeciéndoos el que estéis ahí

…que el día no se me haga tan largo

…no tener que ver ni oir más noticias sobre mujeres asesinadas

…no ver tanta crispación en las redes sociales

…que la gente fuera más educada y respetuosa

…que nuestros representantes políticos piensen de verdad en los ciudadanos

…que la educación sea la que corresponde al siglo que vivimos

…que se respetara lo que cada docente hace en el aula con su alumnado

…que no se criticara todo aquello contrario a lo que se piense

…que no exista una guerra entre innovadores y tradicionales

…que alguna vez se haga realidad eso que llaman pacto educativo

…mejorar mi inglés

…que no me metan en más grupos de whatsapp

…que se sepan usar los grupos de whatsapp

…que se siga educando en el uso de dispositivos móviles

…que se sepa lo que es la identidad digital y la privacidad en las redes

…que desaparezca el ciberacoso y la adicción al móvil

…que se dialogue más

…que mi alumnado me echara de menos el tiempo que no voy a estar con ellos

…que hubiera otro tipo de televisión

…que no me equivoque cuando decida ver una serie en Netflix

…que mi Sevilla FC continúe por la senda de las victorias

Ahora que tiene uno tanto tiempo para darle vueltas al coco, os dejo aquí algunas cosas que me gustaría que pasaran. Evidentemente hay muchas más y la mayoría de ellas son de difícil cumplimiento, pero ya se sabe que soñar y desear es gratis.

Todos estos “me gustaría” se resumen en dos: RESPETO y EDUCACIÓN.

Seguimos…

“Juanma, cuenta conmigo”

En estos días en los que estoy de parada técnica, he podido comprobar una vez más que me siento una persona muy querida, por supuesto por mi familia, pero también por compañeros y amigos. Y esto es algo de lo que me siento muy orgulloso.

No me gustaría que este post quedase demasiado pasteloso, ni que diera la impresión de autobombo o de que no tengo abuela, pero es algo que me gustaría compartir contigo ya que pasas por aquí.

Siempre se ha dicho que hay que estar en las duras y en las maduras. En las maduras es fácil estar, pero en las duras no lo es tanto. Y es en este último caso cuando las personas te demuestran en realidad cómo son. Me siento muy afortunado por estar rodeado de tanta gente que me quiere y que me aprecia, tanto profesional como personalmente.

Aluciné hace unos meses cuando fue mi 50 cumpleaños con la cantidad de felicitaciones recibidas y con la fiesta sorpresa que me prepararon y que también conté por aquí y ahora, tras enterarse mi gente que estoy de parada técnica, son numerosos los mensajes de apoyo y ánimos recibidos, por teléfono, por correo, por Whatsapp, por Telegram, por Twitter, por Facebook, dejando comentarios en el blog, etc. Algunos ejemplos:

Y esa frase de: “Ánimo Juanma, cuídate y cuenta conmigo para lo que haga falta”… la de veces que la he podido escuchar y leer de gente cercana a mí y no tan cercana. Y como sé que me lo dicen de corazón, el agradecimiento es infinito.

Empezando por mi familia: mi mujer y mis niñas, que son las que están en el día a día conmigo y que tanto me están ayudando. Mi madre -¡ay, mami, cuánto siento no poder ayudarte más en estos momentos!-, mis hermanas, mi tío, mi cuñado, mi Migue, mis sobrinos… Mis compis del IES Chaves Nogales… ¡vaya calidad de compañer@s que tengo! Mis alumnos… Otros maestros, maestras y profes que conozco personalmente o a través de las redes y que me hacen llegar toda su fuerza…

En definitiva, el sentirse acompañado hace que la situación sea más llevadera, el saber que puedes contar con gente también Y el sentirse querido por tantos familiares, compañeros y amigos ya no digamos.

Gracias por estar ahí. Seguimos…

Para terminar quiero dejaros este videoclip de Soy Luna que tanto le gusta a mi sobrina Ángela y que precisamente se llama “Cuenta conmigo”

Una paradita para coger impulso

Desde el principio de este trimestre estoy de baja médica. Muchos me estáis preguntando que qué es lo que me pasa. Lo que me ocurre es que tengo un problemilla en el hombro derecho que no me permite hacer prácticamente nada con el brazo derecho, ya que tengo mucho dolor y no puedo moverlo. Por tanto, lo fundamental ahora es tratar este problemilla y así ando liado de médicos y pruebas para ver si lo solucionamos lo antes posible. Esto evidentemente me obliga a parar.

Después de 23 años de profesión es la primera vez que me cojo una baja médica. Y me hubiera gustado seguir sin tener que cogerla, pero las cosas hay que afrontarlas tal y como vienen y, por tanto, toca parar.

Soy de los que piensan que nuestro cuerpo es sabio y llega un momento en el que te dice: “¿Dónde vas con tantas cosas, miarma? Para un poquito”. Pues nada, a parar se ha dicho.

Cosas que hay que dejar paradas aunque sé que las dejo en buenas manos: El Instituto, mi IES Chaves Nogales y mis funciones como profesor, como coordinador TIC y como secretario.

Como profesor: Sigo sin entender esa medida por la que la administración se come los 10-15 primeros días de baja y no manda a nadie para sustituir. Bueno, es fácil de entender: se trata de dinero, 10-15 días que se ahorran de sueldo. De todas formas, mi alumnado creo que está notando poco el ,que yo no esté en clase, porque gracias a que existe internet, GSuite, el correo electrónico y Google Classroom prácticamente estamos al día de contenidos y tareas. Y gracias también a mi compi Paqui y a mis compis de departamento que me están ayudando un montón.

Como coordinador TIC y como secretario: tengo la inmensa fortuna de tener unos compañeros de claustro, de equipo de coordinación TIC y de equipo directivo que son la caña. Desde el minuto uno están ahí dándome ánimos para mí pronta recuperación y ofreciéndose para ayudarme en lo que sea necesario. Por eso sé que todo está en buenas manos y como sé que nadie es imprescindible, todo irá como la seda.

También tenía previsto durante este mes impartir alguna que otra formación relacionada con GSuite y con la gestión económica, a las que me había comprometido antes de Navidad y para las que he tenido que buscar sustituto como ponente.

Es evidente que el hacer deporte también lo he tenido que parar. Ya llevaba varios meses sin poder ir al gimnasio y sin jugar un partido de pádel porque tenía molestias en el brazo. Lo máximo que voy a poder hacer de momento es salir a andar, pero cuando cambie un poquito el tiempo, que ahora mismo entre la lluvia y el frío cuesta salir de casa.

Pero unas cosas se paran y otras comienzan a andar o se retoman. En mi caso he retomado algunas cosas que de un tiempo a esta parte tenía bastante abandonadas. Por ejemplo: este blog, la lectura y mi familia.

Mi blog: ya comenté en el post anterior mi intención de retomar este blog con fuerza; de escribir todo aquello que se me ocurra al menos una vez a la semana… A ver si soy capaz.

La lectura: tengo que reconocer que no soy un ávido lector, pero de vez en cuando sí que me gusta leer algún que otro libro. He leído en formato digital el “Educative innovéision” de Jordi Martí y ahora me estoy leyendo en formato papel el “Surnormal profundo” del gran Manu Sánchez que me trajeron los Reyes.

Mi familia: cuando entras en la vorágine del día a día y dejas que el trabajo te apabulle y te absorba de manera inmensa -porque te va la marcha-, es posible que lo primero que abandones o tengas menos presente sea tu familia, que es lo que tienes más cercano. Y no eres consciente de hacerlo así ni hay mala idea, pero ocurre. Por tanto, encantado de disfrutar de ellas, aunque tengo que reconocer que les estoy dando más tarea de la cuenta, sobre todo a mi mujer.  Esta Merchi me ha vuelto a demostrar que de las mejores cosas que me han pasado en mi vida ha sido conocerla a ella y decidir compartir la vida a su lado. No se puede tener mayor calidad humana, os lo aseguro.

Me estoy convirtiendo en un adicto seguidor de series. Este invento de plataformas tipo Netflix, HBO… la verdad es que está dando buen resultado. Son varias las series que he visto completas en estas últimas semanas y ahí seguimos…

Para terminar quiero mostrar desde aquí mi sincero agradecimiento a todas las muestras de cariño y de ánimos que me llegan directamente, a través del teléfono, del correo electrónico, de las redes sociales… todos apostando por una pronta recuperación. Seguro que así será…

Seguimos…

Objetivo: un post a la semana al menos

Ahora que parece que voy a tener un poco más de tiempo, voy a intentar retomar este blog con al menos un post semanal. A ver si soy capaz de cumplirlo…

Las temáticas serán variadas, pues no me limitaré a escribir siempre de lo mismo; es posible que escriba de Educación, del uso de Internet y las Redes Sociales, de cosas que pasan en la vida, de mis vivencias, de fútbol, de lo que se me vaya ocurriendo y pasando por mi cabeza… En definitiva, lo que trataré de hacer es darle contenido a este blog y me gustaría que te pasaras por aquí de vez en cuando y me fueras dejando tus opiniones y comentarios.

Ya sé que escribir en un blog no está de moda, ahora se lleva más postear en Facebook, usar Twitter, poner fotitos en Instagram… pero para mí mi blog siempre ha sido mi casa -mi casa de Internet- y tengo ganas de retomarlo. Me voy a convertir en columnista y voy a escribir mi propia columna semanal aquí en este diario digital que no es otro que mi blog y el tuyo. Estás invitado a acompañarme…